2 billones de pesos son muchos pesos

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho muchas veces que su gobierno ha ahorrado una cantidad multimillonaria desde el 1 de diciembre de 2018 a la fecha. El viernes pasado insistió en ello diciendo: “Pues nos...

3 de agosto, 2022 amlo dolar

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho muchas veces que su gobierno ha ahorrado una cantidad multimillonaria desde el 1 de diciembre de 2018 a la fecha. El viernes pasado insistió en ello diciendo: “Pues nos hemos ahorrado ya (…) Podemos hacer la cuenta, pero ya podemos estar, en el tiempo que llevamos, con ahorros del orden de dos billones de pesos, en general…”.

Dos billones de pesos son muchos pesos. Equivalen al 28% del presupuesto del gobierno federal de este año que asciende a 7.888 billones de pesos. Son poco más de los 1.843 billones que este año se están destinado al gasto no programable del gobierno federal, que incluye pagos pendientes de años anteriores, gastos destinados a cubrir intereses, comisiones y demás conceptos relacionados con la deuda y recursos transferidos a entidades federativas y municipios, a través de las Participaciones Federales.

Dos billones de pesos son 520 mil millones de pesos más que los 1.48 billones que este año se están dedicando a los diversos programas de protección social y 376 mil millones más que los 1.6 billones que se están dirigiendo a educación y salud.

Ahora bien, ¿a dónde han ido a parar esa cantidad extraordinaria de pesos ahorrados por el gobierno de la 4T?

La pregunta es válida porque hasta ahora ni AMLO ni nadie de su gobierno lo ha explicado satisfactoriamente.

Aquí trataré de hacerlo, pero aclaro antes que mi ejercicio es meramente especulativo.

En primer lugar, parte de los ahorros se ha ido a pagar los sobrecostos de las obras señeras del actual gobierno: la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto Felipe Angeles.

La primera acabará costándonos 80 000 millones de pesos más, la segunda 244 000 millones más y la tercera 8000 millones más.

En total son 332 000 millones o el 16.6% de los dos billones.

Otro gasto que no estaba considerado en el presupuesto es el subsidio a la gasolina, que en el primer trimestre ascendió a 159 000 millones de pesos.

Van 491 000 millones de pesos.

Las vacunas contra el no esperado COVID-19 es otro gasto que el gobierno se vio obligado a realizar. De acuerdo con ourworldindata.org, hasta el 31 de julio se habían aplicado en México 229 millones de dosis. El costo de aplicar cada dosis ha sido de 20 dólares, según lo señala el texto del artículo “Análisis de impacto presupuestal de la vacunación contra COVID-19 en América Latina” publicado en enero de este año en la Revista Panamericana de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud. Con base en estos datos resulta un gasto de 4580 millones de dólares que equivalen a unos 91 600 millones de pesos.

Van 582 600 millones de pesos.

A este monto debemos añadir los 159 000 millones de pesos que el gobierno ha dejado de percibir por concepto del subsidio a la gasolina y el diésel.

Van 741 600 millones de pesos.

Me falta ubicar en dónde podrían haber ido a parar los 1.2584 billones faltantes. Se me acabó el espacio, pero otro día continuaré especulando aquí sobre el destino que pudiera haberles dado una sola persona, lo que dista de ser muy democrático.

Más fácil sería que Andrés Manuel nos dijera en dónde se originaron esos ahorros por 2 billones de pesos y en qué se han ido gastando para beneficiar al pueblo de México.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

TikTok: @ruizhealytimes

Sitio web: ruizhealytimes.com

Comentarios


object(WP_Query)#18050 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81726) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81726) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(16) "eduardoruizhealy" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18048 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18024 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18016 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(505) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81726) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3561) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18051 (24) { ["ID"]=> int(81997) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-10 09:04:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 14:04:55" ["post_content"]=> string(3538) "Desde 2000, la inflación dejó de ser tema de discusión y análisis en vista de que a partir de ese año y hasta el actual fue menor de 10.0%. En 2000 la inflación fue de 8.96% y por primera vez no fue de dos y hasta de tres dígitos, como ocurrió casi cada año desde que en 1973 se disparó a 21.37% del 5.56% que se registró un año antes. El periodo de estabilidad económica que los mexicanos vivieron de 1955 a 1972 se acabó gracias a las desastrosas decisiones económicas que tomaron los presidentes Luis Echeverría (1970-1976) y José López Portillo (1976-1982). Fue tal el desastre que generaron estos dos populistas que se necesitaron 18 años para lograr una nueva estabilidad. Deberían haber sido menos, pero la considerable deuda externa basada en el precio del petróleo que contrajo el gobierno de Carlos Salinas (1988-1994) y el mal manejo de ésta cuando empezó su gobierno Ernesto Zedillo (1994-2000), contribuyeron a mantener en altos niveles a la inflación. Entre 1973 y 2000, la inflación anual llegó a ser hasta de 159.17% en 1987, y solo fue menor a 10.0% en 1993 (8.01%) y 1994 (7.05%). Como consecuencia del famoso “error de diciembre” de 1994, la inflación se elevó a 51.97% en 1995 y desde ese nivel fue descendiendo hasta llegar en 2000 al 8.96% mencionado líneas arriba. Quienes vivimos esos años de alta inflación recordamos con amargura cómo el valor de nuestro dinero se fue deteriorando, empobreciéndonos a la mayoría. El deterioro fue tal que a partir de 1980 y hasta 1991 el Banco de México emitió billetes denominados en miles de pesos. El de 5000 con imágenes de los Niños Héroes en 1980, el de 10 000 con el retrato de Lázaro Cárdenas en 1982, el de 2000 con la efigie de Justo Sierra en 1983, el de 20 000 con la imagen de Andrés Quintana Roo en 1985, el de 50 000 con el busto de Cuauhtémoc en 1986 y el de 100 000 con el retrato de Plutarco Elías Calles en 1991. En esos años todos ganábamos y gastábamos millones de pesos que no valían nada. Escribir en letra el monto de un cheque era virtualmente imposible porque no cabían las letras en el espacio correspondiente. Hoy, quienes vivimos esos años vemos la aparición del fantasma inflacionario como no lo ven quienes no vivieron o recuerdan esos años. En la primera quincena de julio la inflación nuevamente aumentó, nos informó ayer el INEGI, ahora a 8.15%, arriba del 7.99% que se registró en junio y muy por encima del 7.07% de enero pasado. Y eso a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Hacienda Rogelio Ramírez de la O y otros funcionarios del gobierno de la 4T han insistido en que el problema está bajo control. El 8.15% solo nos muestra una parte de la realidad, porque el mes pasado el aumento anualizado de alimentos procesados, bebidas y tabaco fue de 12.09%, el de frutas y verduras de 16.16% y el de productos pecuarios (carnes, pollo, pescado, huevo, leche y lácteos) de 15.96%. El INEGI también dio a conocer ayer que en julio aumentaron 10.08% anual los precios de los bienes y servicios que los productores utilizan para fabricar bienes intermedios y finales. Este incremento es menor al 10.52% que se registró en mayo y junio y del 10.53% de abril. Ojalá que esta sea una tendencia que sirva para  alejar al fantasma. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz Healy TikTok: @ruizhealytimes Sitio web: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(28) "El fantasma de la inflación" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "el-fantasma-de-la-inflacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-10 09:04:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 14:04:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81997" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17951 (24) { ["ID"]=> int(81860) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-08 09:49:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 14:49:46" ["post_content"]=> string(4192) "¿Está Estados Unidos en una recesión económica? La respuesta es sí, si nos atenemos a solo una parte de la definición que, en un artículo que se publicó el 1 de diciembre de 1974 en el diario The New York Times, proporcionó el entonces comisionado de la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics) de Estados Unidos, Julius Shiskin (1912-1978).  En su texto, Shiskin definió una recesión así: “1. En términos de duración: disminuciones del producto interno bruto (PIB) real durante dos trimestres consecutivos; una disminución de la producción industrial durante un periodo de seis meses; 2. En términos de profundidad: una baja del 1.5% del PIB real; una baja del 1.5% del empleo no agrícola; una alza de dos puntos del desempleo hasta un nivel de por lo menos 6%; 3. En términos de difusión: una baja del empleo no agrícola en más del 75% de las industrias, medida en semestres durante seis meses o más”. En su artículo titulado “The Changing Business Cycle” (El Ciclo Económico Cambiante), Shiskin proporcionó una definición cuantitativa a la definición cualitativa que desde finales de la década de los 20 del siglo pasado desarrolló la National Bureau of Economic Research (Oficina Nacional de Investigación Económica) o NBER, la organización estadounidense de investigación fundada en 1920 que, entre otras cosas, calcula y proporciona las fechas de inicio y terminación de las recesiones en EEUU. Para él, la definición de la NBER (“Una caída significativa de la actividad económica que se extiende por toda la economía en su conjunto, que dura más que unos pocos meses y que sea normalmente visible en el PIB real, el ingreso real, el empleo, la producción industrial y en las ventas al menudeo y mayoreo”) “no especifica los puntos de interrupción que diferencian las recesiones de las bajas de actividad económica menos severas. Sus expertos  más bien dependen de comparaciones de las actuales tendencias cíclicas con lo que sucedió en anteriores ciclos económicos, un proceso que implica algunos juicios e interpretaciones cualitativas de las tendencias cíclicas”. Al principio de esta columna escribí que EEUU está en recesión solo si se toma en cuenta una parte de la definición de Shiskin, la que dice que una recesión existe cuando se presentan “disminuciones del producto interno bruto (PIB) real durante dos trimestres consecutivos”, lo cual efectivamente ha ocurrido. Durante el primer trimestre de este año el PIB cayó 1.6% y durante el segundo 0.9%. Sin embargo, si tomamos en cuenta las otras partes de la definición, no lo está. No se ha dado “una disminución de la producción industrial durante un periodo de seis meses” ni tampoco ha aumentado el desempleo.  Más bien todo lo contrario, el mercado laboral sigue generando nuevos empleos. Casi 3.3 millones en lo que va del año, incluidos los 528 mil en julio. El mes pasado, el desempleo bajó hasta el mínimo histórico del 3.5%, un nivel que no se registraba desde febrero de 2020. Por lo anterior, EEUU no está en una recesión económica. Ahora habrá que esperar lo que dentro de unos meses nos digan los ocho economistas que integran el Comité de la NBER que determina las fechas de inicio y terminación de los ciclos económicos. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz Healy TikTok: @ruizhealytimes Sitio web: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(17) "¿Recesión o no?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "recesion-o-no" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-08 09:50:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 14:50:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81860" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18051 (24) { ["ID"]=> int(81997) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-10 09:04:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 14:04:55" ["post_content"]=> string(3538) "Desde 2000, la inflación dejó de ser tema de discusión y análisis en vista de que a partir de ese año y hasta el actual fue menor de 10.0%. En 2000 la inflación fue de 8.96% y por primera vez no fue de dos y hasta de tres dígitos, como ocurrió casi cada año desde que en 1973 se disparó a 21.37% del 5.56% que se registró un año antes. El periodo de estabilidad económica que los mexicanos vivieron de 1955 a 1972 se acabó gracias a las desastrosas decisiones económicas que tomaron los presidentes Luis Echeverría (1970-1976) y José López Portillo (1976-1982). Fue tal el desastre que generaron estos dos populistas que se necesitaron 18 años para lograr una nueva estabilidad. Deberían haber sido menos, pero la considerable deuda externa basada en el precio del petróleo que contrajo el gobierno de Carlos Salinas (1988-1994) y el mal manejo de ésta cuando empezó su gobierno Ernesto Zedillo (1994-2000), contribuyeron a mantener en altos niveles a la inflación. Entre 1973 y 2000, la inflación anual llegó a ser hasta de 159.17% en 1987, y solo fue menor a 10.0% en 1993 (8.01%) y 1994 (7.05%). Como consecuencia del famoso “error de diciembre” de 1994, la inflación se elevó a 51.97% en 1995 y desde ese nivel fue descendiendo hasta llegar en 2000 al 8.96% mencionado líneas arriba. Quienes vivimos esos años de alta inflación recordamos con amargura cómo el valor de nuestro dinero se fue deteriorando, empobreciéndonos a la mayoría. El deterioro fue tal que a partir de 1980 y hasta 1991 el Banco de México emitió billetes denominados en miles de pesos. El de 5000 con imágenes de los Niños Héroes en 1980, el de 10 000 con el retrato de Lázaro Cárdenas en 1982, el de 2000 con la efigie de Justo Sierra en 1983, el de 20 000 con la imagen de Andrés Quintana Roo en 1985, el de 50 000 con el busto de Cuauhtémoc en 1986 y el de 100 000 con el retrato de Plutarco Elías Calles en 1991. En esos años todos ganábamos y gastábamos millones de pesos que no valían nada. Escribir en letra el monto de un cheque era virtualmente imposible porque no cabían las letras en el espacio correspondiente. Hoy, quienes vivimos esos años vemos la aparición del fantasma inflacionario como no lo ven quienes no vivieron o recuerdan esos años. En la primera quincena de julio la inflación nuevamente aumentó, nos informó ayer el INEGI, ahora a 8.15%, arriba del 7.99% que se registró en junio y muy por encima del 7.07% de enero pasado. Y eso a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Hacienda Rogelio Ramírez de la O y otros funcionarios del gobierno de la 4T han insistido en que el problema está bajo control. El 8.15% solo nos muestra una parte de la realidad, porque el mes pasado el aumento anualizado de alimentos procesados, bebidas y tabaco fue de 12.09%, el de frutas y verduras de 16.16% y el de productos pecuarios (carnes, pollo, pescado, huevo, leche y lácteos) de 15.96%. El INEGI también dio a conocer ayer que en julio aumentaron 10.08% anual los precios de los bienes y servicios que los productores utilizan para fabricar bienes intermedios y finales. Este incremento es menor al 10.52% que se registró en mayo y junio y del 10.53% de abril. Ojalá que esta sea una tendencia que sirva para  alejar al fantasma. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz Healy TikTok: @ruizhealytimes Sitio web: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(28) "El fantasma de la inflación" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "el-fantasma-de-la-inflacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-10 09:04:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 14:04:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81997" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "323b97f72691efadaa8f76e33f0e8b3f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
billetes mx

El fantasma de la inflación

Desde 2000, la inflación dejó de ser tema de discusión y análisis en vista de que a partir de ese año y...

agosto 10, 2022
¿Recesión o no?

¿Recesión o no?

¿Está Estados Unidos en una recesión económica? La respuesta es sí, si nos atenemos a solo una parte de la definición que,...

agosto 8, 2022




Más de categoría

¿Vamos bien? Sí, pero solo mejor que 26 de entre 163 países

De entre 163 países, hay 136 en donde sus habitantes viven con más tranquilidad que en la que vivimos...

agosto 17, 2022

Ramírez Amaya no trascenderá

Desde ayer hay una nueva persona al frente de la Secretaría de Educación Pública. Es la tercera en lo...

agosto 16, 2022

Los Mexicles: una muestra del fracaso de los gobiernos de México

Durante el primer semestre de este año, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad...

agosto 15, 2022

Del 4.50% al 8.50% en un año y los precios siguen aumentando

La junta de gobierno del Banco de México aumentó nuevamente ayer su tasa de interés interbancaria a un día,...

agosto 12, 2022