Panamá

El escándalo de Odebrecht reveló otra cifra multimillonaria de la corrupción panameña.

15 de mayo, 2024 Panamá

Una economía latinoamericana que creció con dinamismo en el largo plazo 1994 a 2019 mediante un promedio anual de 5.9%; que decreció (-17.7%) en 2020 y que repuntó con 15.8% en 2021; 10.8 en 2022; 7.3 en 2023 y, previsiblemente, con 1.75 en 2024; el cual anuncia una piedra en el camino. 

Panamá. Variación anual del PIB e inflación de precios al consumidor y desempleo. %. Fuente: Banco Mundial.

AñoPIBInflaciónDesempleo
20002.71.56.3
010.60.36.5
022.216.4
034.20.46.4
047.50.26.2
057.23.26.1
068.72.55.9
07124.25.7
089.98.85.7
091.22.45.9
20105.83.55.9
11 11.35.94
129.85.73.7
136.943.7
145.12.64.4
155.70.14.4
1650.74.8
175.60.95.4
183.70.85.2
193.3-0.46.3
2020-17.7-1.614.1
2115.81.610.3
2210.82.98.8
237.31.58.05
24 (e)1.752.24nd

Entre 1953 y 2018 fue la economía de mayor crecimiento en América Latina con un promedio anual de 5.9% y, más tarde, o sea entre 2000 y 2024, con otro promedio anual de 6.28%. El 1.75% previsto para 2024 significa que something is rotten in the state of Panamá, parafraseando al Marcelo de William Shakespeare.

El desempleo 2000 a 2023 registró un promedio anual de 6.55%; mientras que en 2000 fue 14.15; en 2021 fue 10.3; en 2022 fue 8.8; y en 2023 alcanzó el 8.5%. Estos altos porcentajes por arriba del 6.55 también dicen que algo huele a podrido en el reino de Panamá.

El promedio anual de la inflación, ubicado en 2.61% sin tomar en cuenta las deflaciones de 2019 y 2020; indica que algunos bienes o servicios devinieron rancios a pesar del maravilloso aumento de precios del 2.61; portador de una estabilidad verdaderamente excepcional en la región latinoamericana. 

Avizorando la piedra en el camino, cabe preguntar: ¿qué le pasa al supuesto Singapur latinoamericano? Le pasa que no ha querido transformar su economía rentista en otra de producción competitiva y a partir del muy buen desempeño de largo plazo en términos de crecimiento y ocupación. La oligarquía rentista del Canal prefirió reciclarse en el confort de la solución de facilidad para beneficio exclusivo y excluyente de los cazadores de rentas nacionales o extranjeros. De acuerdo con su dependencia de la trayectoria, Panamá no será el Singapur latinoamericano.

Seguidora de las creencias neoclásicas, la economía del Canal se abrió sin matices al comercio internacional, amplió esta vía navegable duplicando su tránsito, construyó rascacielos y varias infraestructuras físicas, e incrementó superlativamente los negocios financieros; todo esto bajo el mito de que el mercado se autorregula, particularmente para erradicar a las rentas. Solamente en 2019, la captura de rentas basada en el sector público habría alcanzado los 45 millones de dólares en una aproximación cuantitativa totalmente insuficiente, pero reveladora de que el funcionamiento imaginado febrilmente por la main current economic no elimina las rentas en función del Tanteo Walrasiano

Este último postula que los agentes económicos son miopes, de manera tal que la cortedad de vista tiene lugar porque no existen transacciones desequilibrantes; es decir: los agentes realizan solamente los intercambios que conducen al equilibrio. Evidentemente; esta imaginería es producto de los sueños matemáticos de Walras durante una siesta de verano… ¡al sol de los cuarenta y tantos grados en el tórrido ambiente de la teorética neoclásica! 

De todas maneras, la economía extractivista de Panamá ha reducido la pobreza hasta el 12.9% de la población en 2023 (aproximadamente 150 mil personas); por debajo del 29.1% de Latinoamérica misma fecha. Sin embargo; lo mismo no es lo mesmo; es decir, reducir la pobreza no implica reducir las desigualdades. 

Siendo que los latinoamericanos somos muy poco solidarios con nuestros congéneres, Panamá 2023 registró 49.2% del Coeficiente de Gini, muy cerca de Brasil y su 52%; el cual es el menos solidario de Latinoamérica; y un poco por arriba de América Latina en promedio aproximado 40%. Coeficiente de GINI: medida del grado de desigualdad en los ingresos de una economía determinada. Varía entre 0 y 1, donde 0 significa igualdad perfecta porque todo el mundo recibe el mismo ingreso, pero 1 es la desigualdad más injusta, porque una persona recibe todo el ingreso y los otros nada.

Tanto las desigualdades como las igualdades panameñas dependen de la economía rentista cristalizada a causa de no emprender la transformación en otra de producción competitiva y sustentable. Cristalización no contradictoria con la ventaja comparativa geográfica que le permite vincular dos océanos mediante exclusas ubicadas a lo largo de apenas 80 kilómetros; por donde transita el 3% del comercio marítimo mundial y se conectan 180 rutas de 170 economías nacionales. Si bien el canal provee de recursos al fisco y al mercado interno; estos dineros no son los únicos generadores del crecimiento del PIB en el largo plazo. Empujan al PIB, el turismo ecológico y de lujo; el cobre; la agricultura de la banana, del café y de la piña; la zona libre de Colón; la industria manufacturera de electrónicos, textiles, alimentos procesados, y químicos; los servicios financieros de una economía dolarizada y muy transnacionalizada; y para beneficio del mercado interno: la construcción. 

Sin embargo y más allá de esta aparente diversificación, la economía panameña no ha sido capaz de instrumentar la transformación productiva que lograra mucho más empleo formal; cerrar la brecha en el reparto del ingreso y, sobre todo, la fortaleza institucional y organizacional de una normatividad auto ejecutable adversaria del oportunismo contractual. 

El 31 de diciembre de 1999, los panameños asumieron la administración y operación del Canal con la obligación moral de ser mejores administradores que los norteamericanos poseedores de otra nacionalidad, de otra soberanía y de otro perfil de intereses nacionalistas. Al cabo de 25 años de propiedad panameña del Canal, esta no ha redundado en mayorar suficientemente al empleo formal, ni cerrar las brechas en el reparto del ingreso, ni configurar un capital institucional fuerte. ¿Por qué?; porque tal como dijo George Soros, ese colonizador centro europeo, la élite dirigente panameña mostrará auténtico respeto por la realidad descolonizada de la nación, solo si la sociedad civil se preocupa por la verdad y castiga a los oligarcas o políticos cuando los pilla engañando deliberadamente para capturar rentas de diverso tipo. En el mejor de los casos, dejar de ser colonizado entraña un consistente compromiso con el emprendimiento de una economía de producción competitiva.

Sin economía criminal, ni lavado de dinero, ni refugio fiscal; la economía informal panameña representa el 47% de la cifra de negocios correspondiente. La desigualdad en el reparto del ingreso llevó al Coeficiente de Gini en 2023 al 49.2%. De acuerdo al Índice de Percepción de la Corrupción misma fecha y en el sector público; es decir, sin el soborno cotidiano del sector privado; Transparencia Internacional otorgó a Panamá el puesto 108 de 180 economías nacionales. El expresidente Martinelli habría recibido una cantidad multimillonario de dólares como contraprestación de su venalidad en el sector público; (Mulino fue el delfín de Martinelli). Los Panamá Papers sacaron a la luz 11 y medio millón de documentos relacionados con el blanqueo de capitales. El escándalo de Odebrecht reveló otra cifra multimillonaria de la corrupción panameña.

Más allá y más acá de las manifestaciones del malestar panameño en 2023; José Raúl Mulino ganó las elecciones recientes mediante 34% de los votos en las mesas electorales donde acudieron el 77.57% de los electores en un récord de participación. Este triunfo es el de una sociedad de cazadores de rentas (rent-seeking society) que no construirá ningún nuevo Singapur en América Latina, sino que reciclará legítimamente a la economía de enclaves.

Te puede interesar:

Leer y Escribir en clave de la inteligencia artificial

Comentarios


Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Ojalá que el enorme poder y capital político que ha alcanzado Claudia Sheinbaum se acompañe de capacidad, prudencia y espíritu democrático.

junio 10, 2024

Un chino en París

China se perfila a ser la primera economía del mundo.

mayo 17, 2024




Más de categoría
Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación

La Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación se pone las pilas

Como comenté en el artículo del pasado 17 de mayo, el licenciado Leonardo M. Figueroa, mandamás de la Dirección...

junio 14, 2024

YOFC, la multinacional china líder mundial en fibra óptica, inició operaciones en Jalisco 

El pasado 5 de junio de 2024, la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Jalisco dio a conocer...

junio 12, 2024

Energía eléctrica en Islandia

Islandia es uno de los casos más recientes de la revolución económica que transforma a una economía extractiva en...

junio 12, 2024
Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Ojalá que el enorme poder y capital político que ha alcanzado Claudia Sheinbaum se acompañe de capacidad, prudencia y...

junio 10, 2024