CARTAS A TORA 280

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana.

2 de septiembre, 2022

Querida Tora:

Estos días, doña Sura ha estado en boca de todos. Primero, por lo que sucedió la semana pasada. Y luego, esta semana… Aunque lo de esta semana no es culpa suya; más bien es culpa mía.

Te explico. La señora del 37 me echó unos pellejos, que yo cogí con  la boca para irme a comerlos en un rincón, con calma y sin presiones. Pero cuando iba por la puerta del 43 se me vino encima Pucho. ¡Condenado animal! Me ladró y me enseñó los colmillos y hasta la garganta así, de repente, y me sobresaltó. Sin quererlo, solté los pellejos y me trepé al barandal del pasillo, Pucho se estuvo ahí un rato, ladrándome y brincando para alcanzarme, y ya estaba yo pensando en tomar mi apariencia normal, a ver si lo mataba del susto, cuando llegó su dueña para llevárselo. Pero para entonces, ya Pucho había mordisqueado y destrozado los pellejos. Yo, la verdad, no como nada que otro haya mordido ni olisqueado, así que me fui tranquilamente.

Pero el día siguiente, la vieja del 43 salió de su vivienda y vió los pellejos masticados, y se puso a gritar que le estaban haciendo brujería. “¡Y de las malas!”, vociferaba, “porque me echaron en la puerta un pedazo de carne sanguinolenta”. Se armó un alboroto espantoso. Todos corrieron a ver el sangriento despojo, y nadie se atrevía a cogerlo para deshacerse de él; por fin, fueron a llamar a doña Sura. Esta vio de lo que se trataba, y con un palo largo y fuerte levantó la carne y la fue a echar al basurero de la calle “para que no quedara su influjo en la vecindad”. Dijo muchas cosas en idiomas extraños e hizo cantidad de desfiguros en plena calle para tranquilizar a los vecinos. Pero la del 43 estaba verdaderamente angustiada; y más porque al subir al primer piso se resbaló en la escalera y rodó hasta abajo. No le pasó nada, pero ella dijo que eso era el principio del fin. Y cuando a mediodía se le quemó la sopa, su angustia escaló cumbres verdaderamente inaccesibles.

Los vecinos urgían a doña Sura a que hiciera algo para alejar la brujería de la vecindad, pero ella decía que lo que procedía era hacerle una “limpia” a la vivienda. Y así se hizo. Pero ese mismo día, a la señora del 43 le dio un telele (no te canses. No lo vas a encontrar en el Diccionario Inter-galáctico, pero ya te imaginarás lo que es), y los vecinos se alarmaron mucho más todavía. Ya hasta estaban pensando en contratar al Gran Brujo para que les hiciera el trabajo; sobre todo, porque la señora ya estaba empezando con el sonambulismo, y se tenían que turnar para evitar que se cayera de la azotea o se metiera a los cuartos de los ninis; porque en ese caso, quién sabe lo que pudiera ocurrir.

Los más exaltados ya estaban empezando a culpar a doña Sura de todo lo ocurrido, querían darle un castigo ejemplar y obligarla a confesar quién le había pedido el maleficio para la señora del 43. Doña Sura negaba su participación en el asunto; pero cuando los ánimos se exaltan, es muy difícil apaciguarlos. Yo estaba muy preocupado, porque si hubiera recogido los pellejos masticados, nada hubiera sucedido; y se me hacía injusto que la tomaran contra doña Sura que, después de todo, es buena gente. Así que decidí intervenir.

Estuve pensando mucho la manera de resolver el asunto sin que se me notara que era yo quien lo hacía; pero, al fin, la encontré. Y la primera noche de luna llena… Esto de la luna llena me lo inventé. Pero es que con frecuencia asisto a las consultas de doña Sura, y ella siempre dice a sus clientes que hagan las cosas en noches de luna llena. Y por si acaso…

La primera noche de luna llena, pues, me fui al baldío de atrás de la vecindad y me puse a buscar flores. No sé cómo se llaman ni si tienen alguna utilidad; pero las flores siempre son bonitas (a menos que las empleen con fines malignos, según dice nuestra bruja de cabecera). Hice un pequeño ramo, y cuidando que nadie me viera, lo fui a dejar ante la puerta del 43. Justo a tiempo, porque un minuto después salía sonámbula la inquilina y vio el ramito. Sonámbula, sí, eso dije. Pero si estaba dormida, no sé como pudo ver el ramo.

El caso fue que lo recogió y se puso a gritar, pero de alegría. Salieron todos los vecinos; y, entre ellos, doña Sura. Es muy lista esta señora, porque al darse cuenta de la alegría de la del 43, dijo que entre las flores que le habían dejado había unas muy efectivas para contrarrestar el mal de ojo y las influencias perniciosas; que seguramente la persona que dejó la carne sangrienta se había arrepentido y había querido componer el desaguisado.

Santo remedio. Los vecinos empezaron a vitorear a la “arrepentida”, a proclamar su innata bondad y a pedir su intercesión contra “los malos espíritus que nos rondan por las noches”. Hasta hubo una vieja que propuso que le hicieran un altarcito a la entrada de la vecindad. El portero dijo que lo iba a pensar, y que le hicieran un presupuesto.

Esa misma noche pusieron manos a la obra, y a las ocho de la mañana entregaban el presupuesto. Pero como despertaron al portero, lo encontraron de mal humor; y la respuesta que obtuvieron fue que era demasiado caro. (aquí, entre nos, te diré que cualquier cosa que pase de diez pesos le parece al portero demasiado caro). Los vecinos (sobre todo, la del 43) se retiraron, desilusionados; pero el chavo del 17, que es medio artista, hizo un dibujo de la Santa Arrepentida; luego sacó copias y las vendió a los vecinos como ”estampitas de protección”: Le fue bastante bien en el negocio.

Para que veas todo lo que puede provocar un ladrido a destiempo.

Te quiere

Cocatú

Comentarios


object(WP_Query)#16265 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82890) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82890) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16269 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16267 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16268 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (82890) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(82930) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-05 09:25:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:25:42" ["post_content"]=> string(4838) "La semana pasada se estrenó, vía streaming en Amazon Prime Video, la película más reciente de Sylvester Stallone titulada Samaritan (aunque en México se estrenó como Némesis, lo cual es un enorme spoiler, pero, en fin, ya ven cómo se las gastan al momento de “localizar” los títulos). Esta información seguramente es suficiente para todos los fanáticos del buen Sly, quienes seguramente ya vieron el filme. Para aquellos que aún no lo han hecho, déjenme decirles esto: Samaritan vale la pena, al menos, por algunas cosas interesantes que trae al mundo de los superhéroes.  La historia se desarrolla en la ficticia Granite City, la cual está azotada por el crimen y la pobreza. Dicha ciudad tenía a dos superhéroes gemelos, los titulares Samaritan y Némesis, los cuales, aparentemente, murieron cuando ambos se enfrentaron en una planta de energía; sin embargo, existen rumores de que Samaritan podría estar vivo. Es en este contexto en el que entra Joe Smith, el protagonista interpretado por Stallone, quien es un empleado del servicio de basura. Sam (Javon Walton), un niño que vive en el mismo barrio, sospecha que Joe puede ser el mencionado Samaritan. Al mismo tiempo, un grupo de villanos, liderado por un hombre llamado Cyrus (Pilou Asbæk) comienza a causar revueltas en la ciudad. Gracias a estos acontecimientos, podremos descubrir, junto a Sam, si Joe es en realidad el héroe que se presume muerto Aunque la trama es tan genérica como se puede esperar de un filme de acción, hay momentos en los que se intenta diferenciar de lo ya visto en el género, comenzando por el entorno y los personajes, enraizados en la clase trabajadora. También hay breves, aunque efectivos, momentos en los que la película intenta tocar temas un poco más profundos (como la naturaleza y las motivaciones que tenemos para hacer el bien o el mal, reflejado en la dualidad de los personajes de Samaritan y Némesis), lo cual siempre será bienvenido. Eso sí, la historia comienza de forma un poco lenta. Sin embargo, conforme avanza la historia, habrá suficientes golpes y explosiones para hacernos pasar un buen rato.  Pero no me malinterprete, estimado lector: podría decirse que, objetivamente, Samaritan es una película mala. Los diálogos son un tanto pedestres, los personajes, desde el niño que es fanático del héroe, hasta el mismo protagonista, son interpretados rutinariamente. Sin embargo, no hay que menospreciar el intento de Julius Avery y Bragi F. Schut (director y guionista, respectivamente) quienes, junto a un septuagenario Stallone,  quisieron inyectar un poco de aire fresco al mundo, cada vez más trillado, de los superhéroes. Porque en este mercado híper saturado, al menos en Samaritan encontramos a un protagonista interesante y que podría haberse explotado mucho más. Esto, al menos, se diferencia de los mundos de Marvel y DC, poblado por científicos y millonarios (del tipo de Bruce Wayne, Tony Stark, Bruce Banner, ad nauseam). Lástima que se queda un poco corta al momento de elevarse en algo más significativo, porque las piezas ya estaban ahí. En un futuro, me gustaría ver que alguien tomase inspiración en esta película  y pudiese abrir más caminos dentro de un género que ya empieza a mostrar signos de cansancio.  Y bueno, no hay nadie que pueda igualar a Sly en esas one-liners que parecen sacadas de películas de los ochenta (por ejemplo, cuando al lanzarle una granada a un enemigo, le dice “Have a blast!”). Así que, aunque imperfecta, Samaritan es una digna incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes. Con suerte, alguien tomará las ideas que aquí se muestran para expandirlas en el futuro. " ["post_title"]=> string(101) "Samaritan: una interesante, aunque imperfecta, incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes" ["post_excerpt"]=> string(148) "La incorporación de Sylvester Stallone al mundo de los superhéroes ha llamado mucho la atención. ¿Ofrece algo nuevo a este tipo de películas? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(96) "samaritan-una-interesante-aunque-imperfecta-incursion-de-stallone-en-el-mundo-de-los-superheroes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-05 09:25:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:25:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82930" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16246 (24) { ["ID"]=> int(83427) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content"]=> string(4533) "Querida Tora: El otro día me pegó muy fuerte la nostalgia, y me fui a ver la nave en la que llegué a este planeta. Te acuerdas de que tuve problemas al final del viaje y que aterricé en un museo de arte moderno, ¿verdad? Pues allí quedó la nave, y era la primera vez que iba a verla. Ya la pusieron en un lugar de honor en los jardines del museo, de manera que se ve en cuanto entras. Yo la vi muy bonita, no te voy a mentir. Pero lo que de verdad me sorprendió es que tiene un rótulo que dice “Elevación  del Alma al Abandonar el Cuerpo, Desde el Punto de Vista Ateo”. Eso me hizo pensar, y pronto concluí que la han tomado por una escultura moderna de cierta importancia; porque, si no, la habrían arrumbado por ahí, en algún almacén. El título lo entiendo (Más o menos), pero me sorprende que le hayan dado un sentido esotérico; sobre todo, porque los funcionarios públicos (Y casi todos los que exponen allí son, en el fondo, funcionarios públicos) deben ser (De hecho, aunque no de derecho) irreligiosos. Así que me quedé en el museo, para pensar detenidamente en el asunto. Allí se está muy bien al sol, con poca gente (En ese momento no hay exposiciones de ninguno de los artistas taquilleros del país). Estuve pensando mucho rato, pero no llegué a ninguna conclusión. Sin embargo, oí una conversación de los empleados de limpieza, que me resultó muy ilustrativa. Una de ellas, una mujer por cierto, que parecía muy enterada de todo lo que pasaba ahí, dijo que el director del museo había visto la “escultura” en una ocasión, y que se mostró muy impresionado. Preguntó por el autor, y le contestaron que nadie lo conocía, que no sabían cómo la escultura había llegado allí ni por qué. Entonces, el director se encerró con los principales miembros del Consejo Directivo, y estuvieron varias horas hablando. Y cuando salieron, el director anunció que el museo tenía una invitación para enviar esculturas a un concurso que se iba a celebrar en un país muy lejano, que tiene muy buena prensa en cuanto a arte se refiere, y que el museo no contaba con ninguna pieza digna de entrar al concurso; y que, por lo tanto, había decidido enviar la pieza incógnita (Así le llamó a la nave, figúrate). Pero como no podía enviar una pieza de autor desconocido, iba a decir que era suya. Todos le aplaudieron. Y luego, en privado, lo felicitaron por esa muestra de desprendimiento y de amor al arte y a su país al firmar con un nombre tan importante una pieza desconocida. Enviaron la nave tal como estaba, sucia por el viaje y hasta un poco oxidada. Y la “pieza” participó en el concurso, ganó el Primer Premio, el Segundo y el Tercero, y varias asociaciones artísticas de aquel país le entregaron reconocimientos y medallas. Y acababa de regresar aquí después de un viaje por varios museos importantísimos de todo el mundo. El director no había regresado todavía. El país anfitrión le envió dos boletos para que él y su esposa asistieran al evento; pero él exigió boletos para sus tres hijos, porque quería que los niños presenciaran el “emotivo momento” que se daría si la obra obtenía algún premio. Le dieron los tres boletos. Pero luego, el director logró que el gobierno de este país le otorgara una extensión para que durante el viaje de regreso pudiera visitar algunos importantes países como emisarios culturales de alta categoría (Eso de la “alta categoría” no sé cómo se lo creyeron, porque el mentado director no ha producido ni una sola obra de arte digna de tal nombre. Pero el presupuesto de este país da para eso y para mucho más). Total, que el museo está esperando al director y su corte para hacerle un recibimiento digno del embajador cultural tan importante en que se ha convertido, y ya están haciendo los preparativos para el evento. Yo no pienso asistir a la celebración, porque temo enfermarme al oir los discursos y presenciar el besamanos. Algún día se descubrirá la verdad y, como se dice vulgarmente, al freir será el reir. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 282" ["post_excerpt"]=> string(182) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-282" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83427" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(82930) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-05 09:25:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:25:42" ["post_content"]=> string(4838) "La semana pasada se estrenó, vía streaming en Amazon Prime Video, la película más reciente de Sylvester Stallone titulada Samaritan (aunque en México se estrenó como Némesis, lo cual es un enorme spoiler, pero, en fin, ya ven cómo se las gastan al momento de “localizar” los títulos). Esta información seguramente es suficiente para todos los fanáticos del buen Sly, quienes seguramente ya vieron el filme. Para aquellos que aún no lo han hecho, déjenme decirles esto: Samaritan vale la pena, al menos, por algunas cosas interesantes que trae al mundo de los superhéroes.  La historia se desarrolla en la ficticia Granite City, la cual está azotada por el crimen y la pobreza. Dicha ciudad tenía a dos superhéroes gemelos, los titulares Samaritan y Némesis, los cuales, aparentemente, murieron cuando ambos se enfrentaron en una planta de energía; sin embargo, existen rumores de que Samaritan podría estar vivo. Es en este contexto en el que entra Joe Smith, el protagonista interpretado por Stallone, quien es un empleado del servicio de basura. Sam (Javon Walton), un niño que vive en el mismo barrio, sospecha que Joe puede ser el mencionado Samaritan. Al mismo tiempo, un grupo de villanos, liderado por un hombre llamado Cyrus (Pilou Asbæk) comienza a causar revueltas en la ciudad. Gracias a estos acontecimientos, podremos descubrir, junto a Sam, si Joe es en realidad el héroe que se presume muerto Aunque la trama es tan genérica como se puede esperar de un filme de acción, hay momentos en los que se intenta diferenciar de lo ya visto en el género, comenzando por el entorno y los personajes, enraizados en la clase trabajadora. También hay breves, aunque efectivos, momentos en los que la película intenta tocar temas un poco más profundos (como la naturaleza y las motivaciones que tenemos para hacer el bien o el mal, reflejado en la dualidad de los personajes de Samaritan y Némesis), lo cual siempre será bienvenido. Eso sí, la historia comienza de forma un poco lenta. Sin embargo, conforme avanza la historia, habrá suficientes golpes y explosiones para hacernos pasar un buen rato.  Pero no me malinterprete, estimado lector: podría decirse que, objetivamente, Samaritan es una película mala. Los diálogos son un tanto pedestres, los personajes, desde el niño que es fanático del héroe, hasta el mismo protagonista, son interpretados rutinariamente. Sin embargo, no hay que menospreciar el intento de Julius Avery y Bragi F. Schut (director y guionista, respectivamente) quienes, junto a un septuagenario Stallone,  quisieron inyectar un poco de aire fresco al mundo, cada vez más trillado, de los superhéroes. Porque en este mercado híper saturado, al menos en Samaritan encontramos a un protagonista interesante y que podría haberse explotado mucho más. Esto, al menos, se diferencia de los mundos de Marvel y DC, poblado por científicos y millonarios (del tipo de Bruce Wayne, Tony Stark, Bruce Banner, ad nauseam). Lástima que se queda un poco corta al momento de elevarse en algo más significativo, porque las piezas ya estaban ahí. En un futuro, me gustaría ver que alguien tomase inspiración en esta película  y pudiese abrir más caminos dentro de un género que ya empieza a mostrar signos de cansancio.  Y bueno, no hay nadie que pueda igualar a Sly en esas one-liners que parecen sacadas de películas de los ochenta (por ejemplo, cuando al lanzarle una granada a un enemigo, le dice “Have a blast!”). Así que, aunque imperfecta, Samaritan es una digna incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes. Con suerte, alguien tomará las ideas que aquí se muestran para expandirlas en el futuro. " ["post_title"]=> string(101) "Samaritan: una interesante, aunque imperfecta, incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes" ["post_excerpt"]=> string(148) "La incorporación de Sylvester Stallone al mundo de los superhéroes ha llamado mucho la atención. ¿Ofrece algo nuevo a este tipo de películas? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(96) "samaritan-una-interesante-aunque-imperfecta-incursion-de-stallone-en-el-mundo-de-los-superheroes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-05 09:25:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:25:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82930" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "17dcf666b021b9c5bf72293a1f1e55b0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Samaritan: una interesante, aunque imperfecta, incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes

Samaritan: una interesante, aunque imperfecta, incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes

La incorporación de Sylvester Stallone al mundo de los superhéroes ha llamado mucho la atención. ¿Ofrece algo nuevo a este tipo de...

septiembre 5, 2022

CARTAS A TORA 282

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

septiembre 16, 2022




Más de categoría

Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

septiembre 23, 2022

Balduino, Fidei Defensor

“I will not cease from mental fight, /  nor shall my sword sleep in my hand / till we...

septiembre 22, 2022

Programa Mujer en UPG radio

Agradezco la invitación de mí estimada amiga Mayela Rodríguez, Conductora del Programa de Radio “Mujer” de la Universidad Pedro...

septiembre 22, 2022
Brian Palma

Brian de Palma

Brian de Palma es uno de los directores que han revolucionado la manera de hacer cine.

septiembre 22, 2022