FIBRAS…

Todo hace parecer que los capitales más importantes bancarios y privados se encuentran listos y estarán próximamente retornando a México.

25 de noviembre, 2015

Todo hace parecer que los capitales más importantes bancarios y privados se encuentran listos y estarán próximamente retornando a México. Los  primeros favorecidos serán los sectores energéticos y de la construcción, quienes serán repositorios de este caudal de posibles inversiones para más infraestructura e inmuebles en el mediano y largo plazo.

En México nuestro gobierno requiere de este tipo de nuevas inversiones que abonen al crecimiento económico para lograr ese 3.4-3.6% de PIB para el 2016. Ha gustado a nuestros inversionistas internacionales retornar sus dólares e impulsar de nuevo al país bajo la plataforma de la segunda generación de FIBRAS en el mercado de valores.

En cuanto a los conocidos del otro lado como REITs (Real Estate Investment Trusts), o Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras), según la fuente, se estima que en promedio en las actuales FIBRAS se agrupan  algo así como un 57% de inversionistas extranjeros, y aunque este portafolio de tenedores se ha visto resentido por el nuevo tipo de cambio con un menor rendimiento cambiario; se espera que durante el 2016 podría sucederse una recuperación de las tasas por encima de la tasa de ganancia de la BMV, por todo esto vendrían nuevas colocaciones adicionales a las ya promovidas FIBRA UNO, FIBRA E, FIBRA HOTELES y FIBRA HIPO entre otras.   

Hace 10 o 12 años la vivienda de lujo en ciudades como el DF comenzó una transformación que durante el 2014 y 2015 se consolidó en el gusto de los nuevos compradores y arrendatarios de inmuebles de lujo y edificios corporativos.

Se puede percibir que se aproxima un nuevo “Boom” inmobiliario para México. Algunas empresas líderes de la construcción y que representan a los capitales emblemáticos de distinguidas familias de inversionistas, han comenzado a incursionar en la entrega de estos nuevos servicios inmobiliarios abasteciendo la creciente demanda de estas rentas de oficinas y de residencias.

Para el 2016 y 2017 se espera el arribo y la continuidad de compradores y sobre todo de nuevos arrendatarios de edificios  inteligentes que evolucionan hacia edificios híbridos que contienen un centro comercial, oficinas corporativas y departamentos residenciales en el mismo espacio.




Cabe decir que el DF es una ciudad caótica donde se transita una tercera parte del día frente al volante en medio del tráfico. Habitar en un lugar en donde todo se halle al alcance de la mano puede resultar en una oferta irresistible para las familias que tienen la capacidad de rentar o invertir en este nuevo estilo de vida.

Para crear más proyectos inmobiliarios los constructores mexicanos sin embargo deberán salir a promover sus nuevos proyectos de construcción para atraer y recuperar inversionistas.  

Desde el 2011 a la fecha, las FIBRAS han sido exitosas y han producido el financiamiento en números alegres de unos 90 mil millones de pesos contenidos en algo así como 10 fideicomisos de construcción, de acuerdo a la próxima AMEFI (Asociación Mexicana de FIBRAS) en creación.

No cabe duda que las FIBRAS son el “gran instrumento” de inversión en bienes y raíces de los próximos años. Además de que cada inversionista puede comprar la propiedad del desarrollo inmobiliario, está la garantía de la inversión respaldada por el valor de esos propios inmuebles, los cuales se revalúan en el tiempo.

Favorece además a los inversionistas, el marco regulatorio que obliga a las FIBRAS a entregar los dividendos y utilidades por venta o por renta que generen dichos proyectos inmobiliarios en un 95% de su monto.

Es por ello que el gobierno mexicano está pensando en colocar algo así como 10 mil millones de pesos para CFE y aún por determinar el monto para PEMEX; todo esto adicional a los bonos de infraestructura en educación por un monto de 50 mil millones de pesos.

En cuanto al chisme de si estos BONOS EDUCATIVOS… ¿Son deuda o inversión? Son deuda, ya que hay que tomar rendimientos y pagarlos a los inversionistas directamente del presupuesto federal esto por los próximos 20 años.

En conclusión bienvenida esta próxima segunda generación de FIBRAS esperemos que la construcción en México crezca, creando empleos y atrayendo nuevas inversiones.

México tiene que crecer y la construcción históricamente es un gran camino y una buena medida macroeconómica para hacerlo. Si las FIBRAS traen dólares en inversiones de largo plazo es sin duda el mejor momento para hacerlo porque la recuperación del precio del petróleo va aún muy lenta. 

Comentarios

Todo hace parecer que los capitales más importantes bancarios y privados se encuentran listos y estarán próximamente retornando a México.

enero 1, 1970

Todo hace parecer que los capitales más importantes bancarios y privados se encuentran listos y estarán próximamente retornando a México.

enero 1, 1970




Más de categoría

La paradoja del Ganso

Ahora mismo nos ubicamos en un pronóstico de crecimiento desde el .8 al 1.3% del PIB para 2019. Por...

julio 3, 2019

IMSS: “La Solución” (Parte Final)

El IMSS en números alegres a 2018, cuenta con un millón de empresas registradas, en promedio estamos 19.8 millones...

junio 26, 2019

IMSS: “La Solución” (Parte 1 de 2)

IMSS: “La Solución” (Parte 1 de 2) “Durante el primer trimestre de 2019, se registró un desempeño positivo de...

junio 19, 2019

PEMEX, ¿el Ave Fénix?

“Cuando le llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, ponía un único huevo,...

mayo 3, 2019