Del debate acerca del consumo de la mariguana

Hace unos cuantos días tuve la oportunidad de participar en el debate al que Secretaria de Gobernación convocó...

3 de febrero, 2016

Hace unos cuantos días tuve la oportunidad de participar en el debate al que Secretaria de Gobernación convocó para hablar desde todos los puntos de vista, a favor y en contra, sobre el uso de la mariguana. Este evento se llevó a cabo en Cancún y hasta ahí fuimos una serie de médicos, psicólogos, investigadores y organizaciones sociales para debatir sobre la famosa yerba y sus implicaciones en salud pública y prevención. Debo decir que hace ya casi 20 años un grupo de hombres y mujeres que en aquellos años militabamos en la social democracia nos pronuciábamos desde entonces por el derecho de todo adulto a decidir que ingerir o fumar, aspirar o untar a su propio cuerpo sin intervención, tutelaje o intervención alguna del Estado. Desde luego en aquel tiempo, al inicio del siglo XXI, nuestra posición resultaba extraordinariamente vanguardista y fue rápidamente criticada por todos los partidos políticos, todos muy conservadores desde entonces. Simplemente y a modo de ejemplo recuerdo un debate en la Universidad Iberoamericana en el año 2000, en el que participé junto a Jesús Silva Herzog (PRI), Santiago Creel (PAN), Andres Manuel López Obrador (PRD) y Marcelo Ebrard (PCD, el efímero Partido de Centro Democrático) donde todos y cada uno de los mencionados se escandalizaron por mi audacia al sostener que así como había que prevenir el consumo de drogas en niños y adolescentes había que respetar el derecho de los adultos de hacer (mientras no se afecte a terceros) con su vida un papalote. Algo hemos avanzado en este camino, pero no me atrevo a decir que en verdad han cambiado mucho las cosas ni los partidos. Como todos sabemos, recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor de un amparo por medio del cual se permitió a cuatro personas producir su propia mariguana con fines recreativos. Dicha determinación es de enorme relevancia, porque abrió, aunque sea a regañadientes, la posibilidad de que la producción con fines de autoconsumo en nuestro país pase de estar prohibida, a ser permitida. Ante una decisión así de la SCJN no quedó más remedio que organizar la discusión, cosa que tanto molesta a los prohibicionistas. Los estereotipos a través de los cuales se aborda persistentemente el tema del consumo de la mariguana, constituyen hoy un obstáculo que debemos de superar: es necesario transitar de la era de los dogmas y los prejuicios, a una toma de decisiones fundamentadas, sobre la base de la información sustentada, cientifíca, con datos duros, abierta y crítica y por encima de todo respetuosa de las decisiones que los adultos debemos y podemos tomar sobre nosotros mismos. Comencemos por decir que a pesar de la prohibición, diversas mediciones en la Encuesta Nacional de Adicciones, en sus varias ediciones, muestran que el consumo de estas sustancias en México ha ido en aumento, especialmente el de drogas lícitas como el alcohol al que tienen acceso no solo adultos si no preocupantemente niños y adolescentes. Estos datos son muestra clara del fracaso del paradigma prohibicionista: cada vez se consume más, consumen más niñas y mujeres y todos a más temprana edad, situación que trae aparejadas serias consecuencias para la salud de los niños y jovencitos. El despliegue de fuerza (miles y miles de muertos y desaparecidos) para combatir al narcotráfico, (derivado maligno de la prohibición) no solo no ha reducido el consumo de estas sustancias si no que lo ha aumentado. La propuesta de la despenalización y legalización de la mariguana debería asegurar el mayor castigo posible y la lucha sin tregua contra los delincuentes y sus complices que quieran volver adictos a los menores de edad. Pero… si una minoría de adultos quiere o no quiere consumir drogas es un asunto, creo yo, estrictamente personal y el Estado no tiene porque volverse el cuidador de personas mayores que toman la decisión de drogarse. Este combate a ciertas sustancias y su consumo es absurdo cuando la droga que más muertes produce en el mundo es una sustancia legal, el alcohol, que podemos comprar en cantidades ilimitadas a la vuelta de la esquina y que se vende en antros y bares sin importar la edad del consumidor por la corrupción y complicidad de traficantes, comerciantes y autoridades, ya que la sociedad promueve alegremente su consumo no con fines “medicinales” si no pura y exclusivamente recreativos, palabra que tocando al alcohol no causa escozor a los defensores del prohibicionismo. La mariguana no mata personas a diferencia del consumo de alcohol y existen innumerables estadísticas en México y en el mundo que lo prueban, aún así nadie en su sano juicio consideraría hoy la idea de prohibir el consumo de estas bebidas, pues como ya hemos visto en momentos represivos de la historia mundial, se estaría generando nuevamente un tremendo problema de contrabando ilegal o mercado negro, que daría lugar al surgimiento de mafias abocadas a la producción, venta y distribución de bebidas alcohólicas, tal como ocurre con las drogas y la mariguana actualmente y no se bajaría, ni siquiera parcialmente su ingesta. Los adultos tenemos derecho a tomar nuestras decisiones en todos los ámbitos siempre y cuando no afectemos los derechos de los demás. Las prohibiciones sobre el consumo de estupefacientes dejan el mercado de las drogas en manos de los narcotraficantes, cuando este podría estar controlado por el Estado. Supongo por lo que presencie en Cancún, que finalmente se permitira el consumo de la yerba con fines medicinales y se aumentará el gramaje de esta sustancia para autoconsumo, y bueno…eso es mejor que la prohibición. Espero que nuestro país no se niegue a ver una realidad que se está imponiendo en el mundo, la legalización del consumo de la mariguana y otras drogas será una realidad en todo el planeta en unos cuantos años. La libertad es aquello que la sociedad tiene el derecho de hacer y el estado no tiene el derecho de impedir. Eso creo…

Comentarios

Hace unos cuantos días tuve la oportunidad de participar en el debate al que Secretaria de Gobernación convocó...

enero 1, 1970

Hace unos cuantos días tuve la oportunidad de participar en el debate al que Secretaria de Gobernación convocó...

enero 1, 1970




Más de categoría

EL AÑO DE LA RATA

Nos pide el director en jefe de esta publicación, léase Eduardo Ruiz Healy, que en este numero de inicio de...

enero 17, 2020

Las mujeres deben decidir libremente.

No se trata de que el aborto sea obligatorio, se trata de que una mujer que está embarazada y...

marzo 14, 2019

Decálogo del Fifí

Yo no pedí ser fifí, el Sr. López Obrador decidió que yo, como muchos millones más, lo éramos. Simple...

marzo 11, 2019

Un mes muy intenso

No cabe duda que con los años la vida se nos va más rápido. A mi edad en un...

enero 7, 2019