Y sereis como dioses

¿Cómo es posible que Dios permita que ocurran los horrores que han convertido al mundo en un verdadero infierno?   ¿Cómo es posible que Dios permita que ocurran los horrores que han convertido al mundo en un...

22 de febrero, 2017
RHT
tentacion-caida-miguel-angel

¿Cómo es posible que Dios permita que ocurran los horrores que han convertido al mundo en un verdadero infierno?

 

¿Cómo es posible que Dios permita que ocurran los horrores que han convertido al mundo en un verdadero infierno?

Dios no es el que lo permite ni lo patrocina; fuimos nosotros los que quisimos desterrarlo y lo desterramos, para hacer las cosas mucho mejor; tanto mejor que el mundo que habitamos es muestra indiscutible de nuestros éxitos…

Lo de menos es si Adán se comió la manzana de Huejotzingo que le fue ofrecida por la insidiosa Eva; lo importante es que en ese momento nació la mercadotecnia que se ingenió el cuento de que “si te comes esta viagra, ni siquiera Brad Pitt te hará sombra”…

La gran patraña publicitaria que sigue siendo reina en el mercado de las ilusiones y los espejismos, es aquella de que, “si consumís mi producto, seréis como dioses”

¿Quién no querría tener la juventud de ayer con la experiencia de hoy?




La veneración de la riqueza como símbolo de la culminación humana, se multiplica a traves del fenómeno de la “exclusividad”.

Gracias a la exclusividad, el poseedor de tal o cual bien, no disfruta por tenerlo ¡sino porque los demás no lo tienen!

¡Lo placentero de tener una mujer hermosa, no es el poder contemplar su belleza, sino que los demás la envidien y la deseen sin poderla tener!

¿Qué no pa’ eso está la alfombra roja?

La ambición de sustituir a Dios es la que ha permitido que en pleno siglo XXI, Abraham Lincoln sea en realidad un pobre diablo que no   liberó a nadie en absoluto cuando crédulamente pensaba que había abolido la esclavitud.

¿Quién puede decir que la esclavitud fue abolida?

Lo que sucedió es que gracias al lenguaje políticamente correcto, la servidumbre total ha tomado el glamoroso nombre de outsourcing, y todos contentísimos.

El hambre en el mundo no se debe a Dios; se debe a quienes hemos permitido que existan entes como Monsanto, que ejerce un monopolio mundial sobre las semillas, los pesticidas y las armas de fuego a traves de múltiples estructuras corporativas diseñadas en respuesta a la promesa original de que los hombres podían ser como dioses y quitarse de encima a Dios y sus incomodos mandamientos.

Precisamente por ser como dioses, los hombres han redactados leyes como las de Núremberg y las de Jim Crow en Estados Unidos; o las del Apartheid en Sudáfrica, y todas las demás leyes que plasman en papel el reino de la maravillosa injusticia que hoy reina sobre el mundo.

Yo creo que nuestra conciencia que reprueba el horror hasta el que nos hemos permitido llegar, es la mejor demostración de la existencia de Dios, y de cuanto nos hemos alejado de la única norma necesaria para que este mundo fuera desde ya, un verdadero paraíso.

Esa norma es el amor.

Nos hemos gobernado a traves de todas las variantes del odio. Odio por colores, por sexos, por creencias, por niveles sociales y económicos, por distinciones culturales; odio por todo aquello que no se somete a nosotros; por todo aquello que es distinto…

Y  así cosechamos lo que hemos sembrado.

El reloj más exacto y más caro; el más exclusivo; el que  casi nadie más puede adquirir, no le garantiza a su tonto dueño, ni una centésima de segundo extra de vida terrenal…

La mentira original es como la quimioterapia, que a pesar de estar demostrado que no sirve en el 95% de los casos, sigue prosperando en el mercado que explota la angustia y el miedo ante la extinción de esta vida de la que muy pocos quieren salirse, a pesar de la pesadilla en que la hemos convertido.

Yo en lo personal, además de ser católico (aunque francamente malo), creo que la existencia de Dios en mi caso, se me hace manifiesta gracias a mi formación de abogado:

Creo que no hay un solo ser humano medianamente sensato y cuerdo, que aplauda las leyes antisemitas dictadas por Adolfo Hitler en Alemania durante el régimen nazi.

Sin embargo, con Dios fuera de la ecuación, Hitler pasa automáticamente de la página roja de la historia a la primera plana del National Geographic, como uno de los especímenes más completos y exitosos de macho alfa.

Conste que Hitler no amaneció un buen dia con ganas de desayunarse a los judíos por sus pistolas.

¡Hitler hizo las cosas “como la gente decente”; primero emitió unas leyes contra los judíos, y luego, como esta raza en particular “estaba prohibida”, se puso afanosamente a cumplir la ley!

LA GRAN PREGUNTA ES:

¿Cómo puede decirse que Hitler haya sido un criminal, si actuó con estricto apego a las leyes alemanas?

LA RESPUESTA ES SIMPLE:

Porque las leyes del hombre tienen que ser justas; y solamente pueden ser justas, si reflejan el amor y la voluntad de Dios.

La moral por cierto, no surgió de un fenómeno químico ni de un estallido cósmico fortuito.

Lo que estamos viviendo hoy, son las consecuencias de seguir aferrados a la inmensa mentira de que podemos ser como dioses.

Dios es uno que, pacientemente y para nuestra fortuna, nos ama más allá de nuestra increíble soberbia y estupidez.

¿Hasta cuándo seguiremos ejerciendo de dioses profanando todo lo que nos fue dado para ser felices?

¿Hasta cuándo podremos seguir pervirtiendo los dones de la naturaleza, convirtiendo los alimentos, las semillas y hasta los seres humanos en comodities?

Hemos desempeñado el papel de dioses con tanta eficacia, que el medio ambiente está destrozado y el planeta se encuentra a punto de agonizar, en aras de nuestro progreso, y de nuestra veneración por el Becerro de Oro surgido de nuestro desafío contra la autoridad amorosa de Dios.

Mientras tanto, si a Usted, el mundo en que vivimos tambien le parece un horror peor que dantesco, deberá estar de acuerdo en que pagamos el precio de haber comido aquella manzanita sol, NO POR LA MANZANITA MISMA, SINO POR LA ESTUPIDEZ MEZQUINA DE QUERER SER COMO DIOSES…

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a ser una ‘V’,...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo de la ópera...

·




Más de categoría

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·

Piedra Ibarra demostró ignorancia, desinterés o partidización

“¿Han asesinado periodistas? Yo he visto y vi lo que pasó en todos los sexenios pasados y es algo...

·
eydie-gorme-01_1

En notas musicales – Eydie Gormé

10 de Agosto – Eydie Gormé (16 de agosto de 1928 – 10 de agosto de 2013, 84 años)...

·