Universidad para todos

En el maremágnum de información que nos invade se dificulta encontrar un punto digno de comentar que no sea ya abordado por la comunidad en… En el maremágnum de información que nos invade se dificulta encontrar un...

6 de julio, 2015
RHT

En el maremágnum de información que nos invade se dificulta encontrar un punto digno de comentar que no sea ya abordado por la comunidad en…

En el maremágnum de información que nos invade se dificulta encontrar un punto digno de comentar que no sea ya abordado por la comunidad en pleno y que merezca la atención del lector.

Es tan similar el correr actual de las noticias al que se debe haber dado en los márgenes de los ríos o en los lavaderos comunitarios de nuestras aldeas que me hace pensar que vivo en la actual aldea global tecnológica. Parece que en el fondo nada nuevo hay bajo el sol aunque las formas sean cibernéticas. Seguimos siendo los mismos.

Durante la Colonia los criollos adornaban su linaje con títulos que resaltaban su cuna y así accedían a los puestos públicos bien remunerados siendo condes, duques, marqueses y toda esa fauna cortesana.

La evolución social nos lleva a suplir esos títulos nobiliarios por los títulos tecnológicos de licenciado, ingeniero, médico, contador y la fauna que nos proporcionan las Universidades.

La diferencia estriba en que hoy cualquier persona con capacidad, mediante su esfuerzo sostenido, puede alcanzar el preciado título que le permite integrarse a esta nueva fauna  aspirando a los puestos bien remunerados permitiendo la tan buscada movilidad social.




Haciendo bien las cosas, son las universidades las que nos proporcionan las rocas sobre las cuales se cimienta la construcción de una buena nación. Son los profesionales los que dirigen la industria, el comercio, la salud, los servicios y el gobierno. Siendo ellos la élite dirigente que requiere la adecuada motivación de estatus, incluida la remuneración.

Las universidades tienen que ser elitistas, en el sentido correcto; no una élite económica, sino una élite intelectual, con VALORES, los líderes de la nación no tienen que ser los políticos, aún cuando les toque a ellos marcar rumbos y derroteros, deben tomar en cuenta las aportaciones del resto de líderes en cada uno de los elementos del mapa social.

No necesitamos un ejército de puros generales, Iglesia de puros Obispos, hospitales con sólo médicos, constructora sin albañiles o campo sin peones.

Todo este preámbulo para comentar la noticia de que el candidato presidencial de Morena propone en Santa Clara Coatitla, Méx. ingresar  a la totalidad de alumnos que soliciten su inscripción en la UNAM; financiándolo con la venta del avión presidencial.

Esta propuesta reúne las características destructivas de las malas propuestas:

  1. Considera solamente que solamente se necesita dinero para resolver el problema.
  2. La solución es inmediatista, una orden del ejecutivo y ya está.
  3. Utiliza los resentimientos ancestrales para ganar simpatías polarizando las opiniones sin avanzar hacia las soluciones.
  4. Deja fuera de contexto los problemas concomitantes.
  5. Carece por completo de un plan maestro para transformación paulatina y duradera.
  6. Ignora por completo los esfuerzos anteriores en el mismo sentido de la propuesta.

Se desconoce que en la década de los 70, el eximio presidente populista giró instrucciones a la Facultad de Comercio de la Universidad Autónoma de recibir a cuanto aspirante solicitase su inscripción, no hubo argumentos que lo hicieran desistir y la orden tuvo que cumplirse.

Se hizo el mayor esfuerzo académico para tratar de cumplir lo imposible: clases masivas para más de 6000 alumnos, programas de tronco común, 60 monitores responsables de un promedio de 100 alumnos cada uno, asesores disponibles por materia, textos exprofeso resumidos y de bajo costo, conferencias exclusivas con grandes personalidades, videos y toda la tecnología al alcance en ese momento.

En ese momento muchos conocimos el aroma de la mariguana fumada en la cafetería de la Facultad, la planta en las cercanías, la falta de respeto a los profesores, recogíamos prendas íntimas femeninas en los pasillos, compañeros hubo que financiaban las parejas para que asistieran a un hotel y respetaran el campus, grandes maestros dejaron sus cátedras y estimados personajes no repitieron sus admirables conferencias.

El fin de curso fue deplorable. El sabor a fracaso amargaba todos los paladares, los 1500 alumnos que terminaron posiblemente fueron los que hubiesen aprobado el examen de admisión recibiendo mucha mejor preparación en ese su primer curso y al final se daba marcha atrás al proyecto. El éxito del populismo, izquierdismo, comunismo o como se llame, dejaba una herida profunda y una herencia, se rompieron paradigmas y tradiciones quedando grupos politizados que después encabezaron grandes huelgas detractoras, fósiles que pulularon hasta por 14 años escudados en su credencial de estudiante y que hoy arremeten nuevamente con sus ideas. Se dice que todo joven debe ser revolucionario y todo viejo conservador, no es una verdad absoluta pero en términos generales encierra un proceso de maduración; el ímpetu de la juventud atemperado por la serenidad de la experiencia

Todos tenemos derecho a equivocarnos pero con la obligación de rectificar. Quien desconoce su historia corre el riesgo de repetirla. En la construcción de una Nación aprovechemos lo vivido, no repitamos los errores, al menos cometamos unos diferentes que nos enriquezcan al empeñarnos en mejorar.

La UNAM  es tan grande que ha superado sus tropiezos y a pesar de algunas omisiones al no descubrir oportunamente ciertas áreas de oportunidad como por ejemplo las carreras relacionadas con las diversas áreas de investigación criminal, técnica, científica, psicológica, sociológica, legal, donde hay tanto que aportar y menos que criticar desde el punto de vista académico se mantiene como la mejor de México y una de las mejores del mundo; hoy se ve amenazada por el gigantismo y creo que su constante crecimiento debe de enfocarse a la calidad y no a la cantidad.

La falta de educación universitaria a nivel nacional se tiene que solucionar mediante la superación de las universidades estatales en una sana competencia de la calidad de sus egresados y una vinculación estrecha con sus respectivos entornos.

En la construcción del México soñado empecemos por soñarlo correctamente.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

En el maremágnum de información que nos invade se dificulta encontrar un punto digno de comentar que no sea ya abordado por...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·