Un viaje por la cocina belga

Los belgas tienen la tendencia a comer mucho. Es por eso que se dice a menudo que los belgas son una nación de golosos. Los belgas tienen la tendencia a comer mucho. Es por eso que se...

13 de enero, 2016
RHT
moules-frites

Los belgas tienen la tendencia a comer mucho. Es por eso que se dice a menudo que los belgas son una nación de golosos.

Los belgas tienen la tendencia a comer mucho. Es por eso que se dice a menudo que los belgas son una nación de golosos.

Hay que saber que la cocina belga está fuertemente influida por la cocina francesa, pero también por nuestros orígenes neerlandeses. Es por eso que podemos encontrar especialidades muy diversas. Más recientemente, la cocina belga ha sido muy influenciada también por otras cocinas internacionales y mundiales.

Por lo tanto, la gastronomía belga es muy diferente de la mexicana, particularmente, porque los productos utilizados no son los mismos. Es comprensible que estos dos tipos de cocina sean totalmente opuestos debido a las diferencias culturales y a la influencia de sus herencias gastronómicas. En efecto, la comida belga consta, principalmente, de carne y patatas, pero también de cerveza.

Es por eso que he decidido presentar algunos platos de mi país.

Indudablemente, el plato estrella son los mejillones con patatas fritas. Los mejillones están cocidos al vapor y siempre son servidos con patatas fritas, pero el secreto está en las salsas con las que los mejillones son recubiertos: al vino blanco; a la provenzal, con tomate; al ajo; al queso roquefort, etcétera. ‏La patatas fritas son también muy importantes en Bélgica porque, más que un plato típico, son un auténtico símbolo del patrimonio nacional. Los belgas se atribuyen su invención.




En Bélgica, es muy habitual encontrar pequeños quioscos o camionetas donde es posible comprar patatas fritas que se sirven con sal dentro de un cucurucho de papel. La manera clásica para comerlas es con los dedos, acompañadas de diversas salsas (samurái, andaluz, etc.) y delante de la camioneta. Lo que necesitas recordar es que la camioneta de patatas fritas es una institución en las ciudades belgas.      

Sin embargo, los belgas no sólo comen que patatas fritas. Varios platos típicos también forman parte de nuestro día a día, como el  Waterzooi, los Carbonnades flamandes, el Stoemp, los Chicons au gratin, los Boulets sauce lapin, o incluso el Filet Américain.

En primer lugar, el Waterzooi es un plato típico, originario de la ciudad de Gante. Este nombre significa agua que hierve en neerlandés. Se trata de una sopa cremosa preparada con pollo o pescado, que está inmerso en un caldo de pequeñas verduras (cebolla, puerro, ramas de apio y zanahorias), y que generalmente es acompañado por patatas o arroz. Este plato se suele comer en los meses de invierno para combatir el frío.

El Carbonnades flamandes es un gran clásico de la cocina belga, y especialmente, de la cocina flamenca. Es preparado a base de pedazos de carne de vaca estofada en cerveza belga, zanahorias, cebollas e incluso de azúcar morena. Además, se acompaña con patatas fritas, como la inmensa mayoría de los platos belgas.

Es muy importante hablar del Stoemp, un plato popular y simple, originario de Bruselas. Se trata de un puré de patatas en el cual se mezclan uno o varios tipos de verduras machacadas. Podemos tener el stoemp a las zanahoria, a los puerros, a las espinacas o a la col de Bruselas. Generalmente es servido acompañado por morcilla, chuleta de cerdo o salchichas de campiña.

Otro plato típico de la cocina belga es sin duda el Chicons au gratin. Este plato está constituido por endivias rodeadas con jamón cocido al hueso, cubiertas con salsa bechamel y gratinadas al horno. La salsa bechamel es una salsa blanca espesa a base de harina, mantequilla, leche y queso.

También están los Boulets sauce lapin, que son albóndigas de carne preparadas a base de migajón de pan, chalotes y perejil. Durante la cocción, este platillo es esparcido por una salsa agridulce a la que se le han agregado cebollas, vinagre, azúcar, jarabe de Lieja (una mermelada belga) y hojas de salvia. Es importante saber que esta salsa lleva el nombre de salsa de conejo, aunque no contiene conejo.

Para terminar, los belgas comen también carne cruda. En efecto, el Filet Américain es carne de vaca servida cruda a la cual se le añade huevo, alcaparras, cebollas, mayonesa, sal, pimienta y una salsa inglesa; la salsa Worcester. En general, este plato es servido en con patatas fritas o sobre una rebanada de pan.  

Todos estos platos tradicionales belgas pueden parecerle raros, pero puedo asegurarle que son deliciosos.

Por Manon Cornu, Bélgica

Comentarios

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
moules-frites

Los belgas tienen la tendencia a comer mucho. Es por eso que se dice a menudo que los belgas son una nación...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·