“Un bolero para Arnaldo”

Poder escribir un libro es, sin lugar a dudas, un privilegio extraordinario, pero lo es más cuando al hacerlo, independientemente de cualquier consideración puramente técnica… Poder escribir un libro es, sin lugar a dudas, un privilegio extraordinario,...

17 de noviembre, 2015
RHT
bolero-arnaldo

Poder escribir un libro es, sin lugar a dudas, un privilegio extraordinario, pero lo es más cuando al hacerlo, independientemente de cualquier consideración puramente técnica…

Poder escribir un libro es, sin lugar a dudas, un privilegio extraordinario, pero lo es más cuando al hacerlo, independientemente de cualquier consideración puramente técnica y de capacidad, se tiene la oportunidad de expresar los sentimientos más profundos, los que genuinamente mueven y reflejan emoción.

En ese ejercicio se tiene que amalgamar el talento con la expresión de las ideas, la capacidad de trasmitir a través de una historia para provocar en el lector imágenes e impresiones que, finalmente, provoquen un efecto tangible.

Porque cuando se logra esa combinación, el resultado es simplemente perfecto: el poder decir lo que se quiere, enviar el mensaje y que este trascienda a los demás, se logra más allá de un objetivo, se cumple con un propósito de vida.

Quien escribe tiene en consecuencia dos compromisos, el de la responsabilidad con la integridad, en el más absoluto respeto hacia sus lectores, tanto como en la obligación consigo mismo, que implica el poder decir eso que se lleva dentro.

Con “Un bolero para Arnaldo”, Rubén Cortés logra fusionar extraordinariamente estos dos aspectos: contar su historia, desde su muy personal perspectiva y en ello, concebir un texto que es un regalo para los demás.




Hace dos semanas, el periodista y escritor Rubén Cortés Fernández, director general del periódico La Razón, presentó a la luz pública en un evento celebrado en el piso 51 de la Torre Mayor, su libro de ensayo y crónica “Un Bolero para Arnaldo”.

Al evento asistieron diversas personalidades del ámbito político e intelectual del país.

La presentación estuvo encabezada por el escritor Rafael Pérez Gay, el historiador Rafael Rojas y el politólogo José Woldenberg.

Acompañaron a Cortés Fernández el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera; el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila; el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, y el líder de la bancada del PRD en la cámara alta, Miguel Barbosa.

También acudieron Ricardo Monreal, jefe de la Delegación Cuauhtémoc; Renato Sales Heredia, comisionado Nacional de Seguridad y la ex gobernadora de Yucatán, diputada federal Ivonne Ortega Pacheco. 

La obra de Rubén Cortés es un conjunto de recuerdos muy personales que transcurren a través de la historia contemporánea de Cuba, teniendo a su propio padre como protagonista.

“Un bolero para Arnaldo” es un relato sobre la desaparición de la cultura de una nación que pasó de ser receptora de inmigrantes, como los propios abuelos del autor, a un país expulsor que lo incluye a él mismo como ejemplo.

La perspectiva de dos generaciones, la de la Revolución Cubana y la de los que atestiguan su eventual decadencia, en un momento de trascendencia histórica.

Es, sin duda, una crónica que explica de manera desenvuelta una forma de vida, una rica cultura que es referente, su lenguaje y su entorno que, como describe Carlos Olivares Baro, “es un informe de llovizna y clamores donde la atmósfera espesa, húmeda y eterna del Caribe se cuela por las grietas de la tristeza. Destierro de ida y vuelta, desde la dolorosa decisión de no regresar”.

Es, pues, como el mismo Rubén Cortés apunta, un compendio de su pasión por las cosas inadvertidas que alimentan y constituyen las emociones. “Un reflejo de cómo la vida cotidiana tiene momentos literarios, que envuelven, arropan y crean climas sin tener que imaginarlos”.

“Este libro es la declaración de amor a México de un emigrado que lo convirtió en su patria”, porque en Rubén Cortés conviven profunda y armónicamente sus dos nacionalidades.

Rubén Cortés nació en Pinar del Río, Cuba, en donde se graduó en Periodismo por la Universidad de La Habana; ha sido corresponsal de guerra y ha trabajado en periódicos como La Crónica de Hoy y Reforma, así como en TV Azteca, además de ser profesor en la Universidad Iberoamericana.

Reside en México desde hace poco más de veinte años y es autor de Crónicas de Guerra, Afganistán e Irak en el frente de batalla, Nueve meses en la eternidad y el libro de reportajes ¡Cuba, Cuba!

Por ello, aprovecho este generoso espacio en Ruiz Healy Times para felicitar cumplida y ampliamente al escritor por la concepción y presentación de su obra “Un bolero para Arnaldo”.

Pero, sobre todo, para congratularme en el privilegio de la amistad con Rubén Cortés, hombre culto, inteligente y sensible por cuya visión y emoción se aprende a ver a México de una forma diferente de nuestra propia esencia, en la cual sólo quien por una decisión propia lo ha convertido en su hogar.

De quien se reconoce en la integridad, un ejercicio periodístico profesional, pero sobre todo la trascendencia de la calidez y la calidad del amigo al que se respeta y admira. 

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a ser una ‘V’,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·