Si yo fuera presidente (segunda parte)

Esta es la segunda parte de mi guajirísimo sueño, en el que me imagino como Todo un mandatario con el poder suficiente para cambiar de… Esta es la segunda parte de mi guajirísimo sueño, en el que...

27 de agosto, 2015
RHT

Esta es la segunda parte de mi guajirísimo sueño, en el que me imagino como Todo un mandatario con el poder suficiente para cambiar de…

Esta es la segunda parte de mi guajirísimo sueño, en el que me imagino como Todo un mandatario con el poder suficiente para cambiar de manera radical el destino del país, sin, como ya dije antes, tener que pagar las consecuencias de mis decisiones a manos de los verdaderos todopoderosos que en realidad mueven (o más bien detienen) este país.

En la primera parte, hablé sobre la importancia de impulsar a las empresas por ser éstas el motor de las naciones. Pero las empresas no se hacen solas, las hacen individuos capaces y talentosos que se rodean de otros individuos asimismo capaces y talentosos, o por lo menos eficaces y eficientes. Cito a George S. Clason en su magnífico libro El hombre más rico de Babilonia: “Nuestra prosperidad como nación depende de la prosperidad financiera de cada uno de nosotros como individuos. La preparación adecuada es la clave de nuestro éxito. Nuestros actos no pueden ser más sabios que nuestros pensamientos”. 

Esta cita resume estupendamente lo que una sociedad requiere para llegar a ser exitosa. Para que nuestros actos sean acertados, efectivos y nos conduzcan al éxito, necesitamos tener nuestros pensamientos alineados, esto es, por medio del desarrollo del intelecto. 

Una sociedad analfabeta no puede, bajo ninguna circunstancia, ser exitosa.

Por eso, como presidente, me aseguraría que los recursos destinados a la educación, que no son pocos, llegaran realmente a donde tienen que llegar: a los alumnos, a los jóvenes que requieren ser educados, preparados, moldeados y diseñados para hacerle frente a un mundo cada vez más exigente y despiadado,  un mundo en donde la ignorancia y la abulia ya no tienen cabida.




Por eso me desharía de todos esos dirigentes magisteriales que lo único que buscan es la forma de hacerse más ricos, de aprovecharse de sus cargos para el sometimiento de muchos en pos de sus fines personales. Esos se irían para fuera, como todos aquellos pseudomaestros que no enseñan, ya sea por ineptos, por grillos o por irresponsables, y los sustituiría por verdaderos maestros de vocación, aquellos a los que sí les guste enseñar. Incluso reclutaría a profesionistas desempleados o con empleos parciales,  con aptitudes docentes y capacidad para seguir y desarrollar los programas de estudio de acuerdo a los conocimientos propios de su carrera, a nivel primaria y secundaria. Haría obligatoria la evaluación anual a los maestros, y aquellos que no tuvieran la calificación mínima requerida tendrían que dejar temporalmente sus plazas y capacitarse, realizar la evaluación de nueva cuenta, y en caso de aprobarla, regresar a su antiguo puesto. En caso de no aprobarla tendrían que volverse a capacitar y perderían su plaza.

A nivel superior se les exigiría a los docentes por lo menos el grado de maestría.

¿Ustedes qué opinan? Nos vemos en quince días para la tercera y última parte.   

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

Esta es la segunda parte de mi guajirísimo sueño, en el que me imagino como Todo un mandatario con el poder suficiente...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·