Si me lo dicen, ¡no voy!

¡2 de octubre…“No se olvida”! ¡2 de octubre…“No se olvida”!  7:00 P.M. Sanborn’s Av. Las Águilas. Álvaro Obregón, Cedemequistlán de Mancera, 2016. ¡Dos, tres, cuatro estallidos! Sordos y secos. El primero no contó… algún mueble, “algo” se...

7 de octubre, 2016
RHT
asalto-sanborns

¡2 de octubre…“No se olvida”!

¡2 de octubre…“No se olvida”! 

7:00 P.M. Sanborn’s Av. Las Águilas. Álvaro Obregón, Cedemequistlán de Mancera, 2016.

¡Dos, tres, cuatro estallidos! Sordos y secos. El primero no contó… algún mueble, “algo” se cayó. Sin ser expertos en audiometría todos escuchamos lo mismo: ¡Un mix entre cristales reventados y balazos! Como un “toque de queda”. Simultánea e inexplicablemente se forma una bóveda de silencio. Una auténtica cámara de vacío se traga todo el ambiente y a nosotros también. Ni una palabra, ni un solo grito. ¡Todos al piso! Nadie dio la orden, pero todos respondimos como autómatas. El “instinto de conservación” y la “solidaridad” son uno y una siameses inseparables. “Nadie” es discriminado. A un metro de mí, una mujer en silla de ruedas rebasa con belleza y porte una evidente paraplejia. Su hija, igual de bonita y una enfermera por demás cariñosa. Más allá una pareja en aparente matrimonio manda a sus niños despreocupadamente a jugar al área de juegos. Cuatro, seis meseras vestidas a la Sanborn’s se pasean. Ignoradas por mí, hasta ese instante, clavado en el pinche cel, navegando en un Universo de ¡puras pendejadas! ¡Trac, trac, trac! Mi oído, sin autorización, “le ordena” a la corteza auditiva primaria: “cuatro, tres, dos… Quiú… ¡corre video! ¡Todo se queda “en blanco”! yéndose “a negros”. “Por debajo de la mesa” una sensación de “Muerte” que ¡no la tiene ni Manzanero! me empuja a arrastrarme como perro hacia el gali donde me reciben a señas otros dos comensales; ahora compañeros de celda. Uno se esfuerza en callarme con el dedo. No he pronunciado palabra. Cual reptil, no he emitido un solo ruido pero mis latidos son demasiado fuertes. No me atrevo a voltear hacia arriba. Sé que me miran y espero el balazo. ¡Trac, trac, trac! ¡Siguen los estallidos! aunque ahora más lejanos. Los perpetradores por su parte, ni un solo grito, ni una sola orden. Actúan en perfecto silencio. ¿Serán “expertos”? O simplemente estarán ¡hasta el culo de droga! para “tener el Valor”. ¿Tienes el valor, o te vale…?

Pienso en Juan Moncho de la Fuente (su padre ya lo hubiera agarrado a nalgadas) que quiere ser presidente; haciéndose el “popular” fomentando la legalización de la martuchita. Pero sigamos “impulsando” la promoción, producción, disposición, comercialización y consumo de la verdolaga –pero la original, la “de marca”, la que se produciría en el rancho San Cristóbal de Guanaguatox; la auténtica; la que no provoca alucinaciones ni ¡hace vicio!- para los tizos. Salvaguardando su “derecho al libre desarrollo de su personalidá…” ¡Ay Güey! Hasta que uno de esos ¡le pegue un plomazo! a un hijo o hija de de los moto-promotores… El traqueteo impide que siga yo desvariando. No estoy en medio del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente” (Sic.) co-fundador del Consejo Nacional CONTRA las Adicciones. Estoy en medio de un ¡ass-alto a mano armada!           

Al alimón, uno de mis “calabozo-mates” pide a su compañero que lo imite. Esconde cartera y celular. Le digo sin decirle nada: “no, ¡no sean pendejos! no escondan nada, entreguen todo”. En pensamiento pienso –para no dejar de existir- y me convierto en cómplice anónimo de los asaltantes. Tengo que facilitarles sus chingaderas a cambio de mi vida. ¡Me vale madres! Lo bueno es que “No estamos solos”. Clientes, empleados, mujeres, niños, ancianos, todos somos Uno por Una misma Causa. Y todos estamos ¡Solos! Cada uno abandonado a su suerte o a su muerte. ¡La democracia en su máxima expresión! Si Buñuel estuviese aquí ya habría dicho: “¡Cámara…acción…!” Mientras Bretón se habría adjudicado el guión y acá, ¡sus pendejos! de “extras” ¡sin cobrar un clavo y sin seguro de “Cliente Frecuente”! ¡21St. CenturyDemequis Productions! Presenta: “Los Olvidados, Reloaded”. ¡Gracias por participar!




¿Por qué..? ¿Por qué a mi? Un Déjá vu me regresa exactamente treinta años atrás, cuando fui secuestrado en Morelos. ¿Y porqué no..? México no ha cambiado. A donde vayamos, donde estemos, somos “patitos de feria”. Un “tiro al blanco” más que prometedor. El premio: relojes, celulares, alhajas. Una parte cortesía de “la clientela” y la otra, “cortesía de la casa”. Esta última sin broncas, porque está asegurada o es boleto de los proveedores que “pagan piso” a la tienda a cambio de “consignación”.   ¡Bang, bang! Los estallidos cesan. No se oye nada, hasta que mi inquilino en el gali, -sobre quien tengo la mirada clavada- a señas me dice: “Ya se fueron… tranquilo… ¿estás bien?” Me mira en shock. Ambos arrastramos nuestra “dignidad” (¡Vooy!) limpiando el piso. Pasan decenas de minutos y nadie habla. Nadie ha salido del restaurant ni de la tienda. ¡Nadie lo impide!, pero nadie se mueve. Simple reacción “animal-colectiva” Estímulo-respuesta. Sin necesidad de “plagiarle” la tesis a nadie todos hicimos la carrera, sacamos el título y Mención Horrorífica en Psicología de la Gestalt, Ad Vaporem Id. Est: ¡En chinga!

Sólo ¡treinta minutos treinta! (¿O más?) después de la Marcha del Silencio, arriban estruendosamente una docena de “hombres de negro” y el GEC (“Grupo Expertos en Criminalística”) del “Ci eS Ahí ¡Mami!” (No confundir con el CSI Miami). Deambulan, gesticulan, rodean, cogen, agarran, ven, dictan y reciben por radio mensajes que no logro descifrar: “¡Aquí! Mi Mayor: un 22 para un 74 en 85 y un 57 a ver si ‘Royer’… por dicho de varios dicentes, en el 42 citado se presentaron seis ‘presuntos-masculinos’ que  ‘aparentemente’ dieron indicaciones al ‘personal de seguridá privada del establecimiento' –previamente inerme sin armas- de guardar posición estática; para luego, con lujo de violencia, pero sin poder precisarlo, haciendo uso de objetos ‘aparentemente’ contundentes y armas ‘aparentemente’ de fuego; procedieron los ‘presuntos’ a ‘supstraer’ mercancía cuyas características, orígenes y cantidades se desconocen; sin que se hayan reportado heridos, lesionados o fallecidos ni masculinos ni femeninos; encontrándose únicamente como huellas, huellas de sangre roja. Quedo Atto. Mi Mayor y ya sabe que aquí estoy, pendiente y sin novedá… ¿Seguiría yo en schock?

Justo cuando empezó el sainete leía a Adriana Malvido. Una reseña sobre la muerte de Luis González de Alba y “chorromil” artículos sobre “La Noche de Tlaltelolco”. Cómo no se me ocurrió gritar, yo también, en ese momento: “Aquí Batallón Olimpia, no disparen, Aquí Batallón Olimpia…” Q.E.P.D. Luis, quien no se cansó de repetirle a Elenita que: ella ni estuvo ahí, y que no fue “la noche”, sino “la tarde” (6:10 PM del 2 de octubre) y que no fueron “chorromil” –como dijo fresamente Elenita- los que participaron en la Marcha del Silencio, el 13 de septiembre, sino algunos “cientos”. (Ou Mexicou! & your rialiti chous)    

“2 de octubre no se olvida” ¡“TODO” México –Tierra de Ocurrencias y Aprovechamientos- estuvo ahí! ¡Cómo chingaos no! Incluidos no-natos y pre-mortem del 68 ¿Será que “La Noche de TlalteSanborn’s” habrá estado por ahí alguien de la inexistente “Cámara de Diputadas y Diputados” o del Senado o la Senada? ¡Me hubiera encantado!

Para ver si así alguna o alguno, con un mínimo de vergüenza  -en lugar de seguir refocilando curules y escaños, “llevándose lo que no les corresponde”- recurre a sus múltiples “asesores” para redactar una pedestre Iniciativa que rece más o menos así:

“Todo establecimiento autorizado para la venta de alimentos y bebidas -que en el mismo sitio exhiba y/o comercialice artículos o prendas de joyería, telefonía y/o aparatos electrónicos o de valor similar- queda obligado a contratar los servicios de la Policía Bancaria Industrial o institución similar, con permiso y capacitación para portar y en su caso, accionar armas; con el fin de salvaguardar ante todo, la ‘valiosa mercancía’ y bienes del establecimiento y –si procede- de paso, disminuir el riesgo para la impertinente, itinerante y despreciable clientela”. (Derechos Reservados. Mismos que El Viene Viene, autor de esta redacción, cede para uso y aprovechamiento de aludidas y aludidos con impedimento para entender, leer o escribir).  

Sin duda, sigo en “shock”. ¡Puros sueños guajiros los míos!

Salgo del Sanborn’s “jurando nunca jamás volver”. Son una ratonera ideal. Para las víctimas, no para las ratas. Y me voy con mi frustración a acusarlos con Ruiz Healy; siempre y cuando Madame Francine me de chance. ¡¿Denuncia?! Que la presente la rechspetabilísima y más longeva dama del Jurídico de los Tres Buhítos. Mi ¡denuncia! está a la letra. “Narración de Hechos” ¡Me encantaría un desmentido! Algún lambiscón con ganas de defender la bandera de “la marca”. Vamos a ver qué cara ponen los señores Slim, cuando constaten en manos de quién están sus establecimientos.   

Aunque “para Marca” los botoncitos que siguen: ¡Ay! (Interjección. Expresión bendita del español para expresar diversos movimientos del ánimo; particularmente, dolor o aflixión)

‘ora sí ¡Ay Voy!

¡ES EL PESO ESTÚPIDOS!

Se vale soñar también en que algún día las carreteras queden libres de “Dobles Semi-remolques” ¡Qué Gracias a Dios! y a Yayito, el de la Ese Se Té, y sus “cometas” ¡ya mero queda! Han bajado el límite de carga permitido, de 80 toneladas a ¡SETENTA Y CINCO PUNTO CINCO! Tons. ¿‘tóns..? ¿De a cómo “saldrá” la tonelada…? Mientras tanto, la muerte no paga peaje.

¡Ya los ví! No tardan en idear, burócratas e interesados, los “Single-one –only-trailer o simi-rimolqui. “Igual, pero más barato” ¡con capacidad para 100 toneladas!

Pero ¡Chin! Chong y Yayito ya se me adelantaron. Para qué legislar nuevas normas. Se va a “capacitar” a los operadores. Se les pondrán “placas” especiales a los vehículos “doblemente articulados”. Se vigilará más. Y sobre todo: ¡Se aplicará La Ley! (Hasta donde tope) ¿Cuál… la Ley del Remolque? Con que aplicasen “La Ley de la física básica”. Si entendieran en su mínima expresión el concepto de Masa por Velocidad. La Tercera Ley de Newton: “Si un cuerpo A ejerce acción sobre un cuerpo B, éste realiza una acción igual y de sentido contrario”. No hay que ser Newton para entender que: “a mayor peso, menor capacidad de control”. A lo que hay que sumar mayor desgaste de las carreteras y caminos. Expresado en términos de la “Ley del Embudo”: “a mayor concentración de poder e intereses, mayores ganancias. Mayor proliferación de accidentes, heridos, muertes y pérdidas materiales. ¡Juat a fiú progenitora! ¿a Little no…? Open inglich, Raaaza!  

Jamás habrá suficientes “muertos” para enfrentar el poderío de una economía “camionizada”. Es “La Boa” ya los camioneros, lo saben, lo saben. Las autoridades, lo saben, lo saben… No hay ni habrá capacidad “operativa”, técnica ni humana capaz de CONTROLAR al número de tráileres que circulan. Dejémonos de..¡Chin..! Chong, Yayito y sus “cometas” ya sintieron el rigor del “Doble Arrimón”. Si ceden, en menos de cinco minutos, los camioneros ¡les paran el país! y los sacan de la carrera tras la grande. Ahora viene en sentido contrario. Si los “narco-gobernantes” sólo requieren de un tráiler y un cerillo pa’ cerrar una carretera; qué no podrá hacer el sector del autotransporte, cuyo poder supera económica, política y organizativamente al poder de la federación.   

PRIMERO MUERTOS QUE RENUNCIANTES.

Los muertos ¡no votan! (Aunque, ya se ha visto que sí)

Antes que “renunciar” por Dignidad al verse incapaces o rebasados, la mayoría presenta su “Tres de Tres”: 1) Esconde la cabeza, dejando las nalgas al aire. 2) Avienta por delante a niños, ancianos y mujeres; y 3) Pone su “cara-dura” impenetrable a dichos, salivazos, gargajos, meadas y excrementos. 

Exempli Gratia: 1) Hacen sus cochupos y marranadas diciendo ¡yo no fui! Así ya estaba. Recibimos el gobierno del estado, la secretaría, la dependencia, ¡quebrados! ¡Fueron “Lluvias Históricas”. “Nomás fui a darle un aventoncito a la familia en el coleóptero de la secretaría…” “Lord Arrecifes le pidió al piloto que no bajara ahí, porque decían que había muchos ¡alacranes!.. “Luego les doy la lista de los cochupo-constructores que permitieron los asentamientos en barrancas y humedales; pero ‘orita me van a perdonar, porque salgo corriendo pa’ la cámara…” 2) Por todos lados ¡haciendo agua! “Decidimos” cerrar la escuela y poner a los escuincles en la banqueta porque los “maistros” andan harto ocupados haciéndole “el paro” a los líderes. ¿Pa’ cuando una Iniciativa que equipare el “Uso” de niños y ponerlos en riesgo, con el delito de tráfico y perversión de menores? 3) Por todos lados ¡Se nos cae la cara de vergüenza. Mientras las “caras duras” y las “sonrisas congeladas” ante lo insostenible. Cómo olvidarlos. Danielito “El Travieso” Kara Dura Karam… ¿Y la Guardería ABC..? Ochoita reza y reta con una mano por la “transparencia”, mientras con la otra, cobra “liquidación” por “renuncia voluntaria” ¡Qué Web punto Os! El Chapis Eruviel, cantando “funiculí-funículá” al inaugurar las jaulas que sirvieron sólo el día de la inauguración, para contemplar desde “el aire” feminicidios y fosas; auto-empinándose al citar a Churchill: “Para pensar en el futuro, hay que RESOLVER el presente”. (Me K.E. que se empinan solitos) El Peje, tasándonos a todos a nivel de “granja” con una “sensibilidad política” que ¡no la tiene ni Trump! El niño artillero y gerenalito Popo Anaya, brincoteando de la presidencia de su partido al Congreso y de regreso. Ni qué decir de Chepina, “la cuchi-cuchi” quien no contenta con el ridículo que hizo en las “presidenciales” sigue creyendo que se le “cree”. Ni cómo ayudar a Coquito Castañuelas: No acaban de entender que la política es de ¡una sola aparición! Faena o Graciosa Huída. Y aún saliendo “en hombros” hay que tener Dignidad para ¡bajarse! La desfachatez anda suelta.

También en la “í pe” hace aigre. “La Importancia de llamarse Ernesto” no alcanza para limpiar el desprestigio ¡ganado a pulso!  por una institución bancaria, con sólo cambiarle las siglas. “Don Ernesto” le aseguró a Ruiz Healy –rollo más, rollo menos- que ¡‘ora sí van con todo! “Al Cliente, lo que pida” (Sic. ¡ómo no!) ¿Ya habrán limpiado sus sucursales de las “evidencias” del “Delito Federal de Discriminación” al poner unos LETREROTES que a la letra marcaban la “diferencia de CLASES”: “Clientes Banamex” Vs. “usuarios” ¡NO CLIENTES! Siéntense los Primeros y ¡que pasen los desgraciados! a pararse en su fila. Desde Auschwitz no se había visto cosa parecida.     

Mientras, sigamos ofendiéndonos a rabiar por cómo nos ven los políticos en el extranjero, sin decir “ni pío” sobre cómo andamos ¡acá de este lado!

En fin, ¡ya con ésta me retiro! (Por ‘orita)

Les agradezco -desde el fondo de mi alma, corazón y cerebro- a Eduardo Ruiz Healy y a Madame Francine que me hayan permitido cumplir mis “cuarenta prima-veras” semanales en ruizhealytimes.com, “la dirección correcta”.

Y A Usted: Lectora, lector, lectore: “Le agradezco que no me escuche; le agradezco que no me llame; le agradezco que no me escriba… pero sobre todo le agradezco, Usted lo sabe y lo sabe bien, que me lea."

Muchas Gracias pues por eso y nos vemos la próxima.

PD. ¿Y la cuenta del Sanborn’s Apá?

¡Chin! fíjese mijo que ya la había yo pagado antes de que iniciara el ¡Traca, traca!

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
asalto-sanborns

¡2 de octubre…“No se olvida”! ¡2 de octubre…“No se olvida”!  7:00 P.M. Sanborn’s Av. Las Águilas. Álvaro Obregón, Cedemequistlán de Mancera, 2016....

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·