¿Riqueza o bienestar?

La semana pasada platicamos del PIB y de cómo este indicador nos da una imagen de la salud de nuestra economía de manera general. Decíamos… La semana pasada platicamos del PIB y de cómo este indicador nos...

17 de agosto, 2016
RHT
riqueza_bienestar

La semana pasada platicamos del PIB y de cómo este indicador nos da una imagen de la salud de nuestra economía de manera general. Decíamos…

La semana pasada platicamos del PIB y de cómo este indicador nos da una imagen de la salud de nuestra economía de manera general.  Decíamos que el PIB es la suma de los bienes y servicios finales producidos en un país durante un año. Eso, a grandes rasgos, nos da una idea de la riqueza que generó el país durante un año. Si lo queremos simplificar hasta el extremo, se considera positivo que un país tenga un PIB que crece y negativo que este disminuya o se estanque. Se supone que las naciones con un PIB más elevado gozan de un mayor riqueza y por lo tanto de mayor bienestar.  Y la verdad, no es tan cierto. Otros índices e indicadores nos ayudan a completar el cuadro.

Como ya sabemos el PIB no muestra todo. No es suficiente para medir el bienestar real de la población. Claro que el país puede tener mayor riqueza pero pasa que no está distribuida equitativamente entre la población. La riqueza es diferente del bienestar. Éste se mide por las oportunidades, el acceso al cuidado de la salud y a recursos básicos como el agua. El bienestar también se mide en calidad de vida.

Como decía, otros indicadores tratan de ofrecernos un poco más de luz sobre el bienestar y felicidad de la población. Siguiendo nuestro ejemplo de la colaboración anterior: si el PIB es como una radiografía, entonces estos otros indicadores complementan nuestra visión. Nos ofrecen información adicional como si fueran un ultrasonido o inclusive un análisis de sangre.

Les platico…

Al querer saber cómo vamos como seres humanos, como países y como mundo, tenemos que evaluar varios aspectos de nuestras interacciones. No solo cómo estamos a nivel económico, con indicadores como el PIB, sino también cómo estamos en otros ámbitos que hacen la vida de las personas cada vez mejor. 




¿Cómo estamos en salud, en derechos humanos básicos? ¿Somos felices?

Iniciativa para una vida mejor. OCDE

La organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE) es un espacio de conversación económica en donde 30 países, incluido México, buscan aprovechar oportunidades de desarrollo económico dados por la globalización y, en conjunto, enfrentar los desafíos que de ahí mismo se derivan. En el 2011 desarrolló una iniciativa para una vida mejor con la que a través de un conjunto de indicadores de bienestar, que incluye lo económico pero no se limitan exclusivamente a ello, intentan calcular cómo va la vida en los distintos países miembros. En México, lo que se puede observar con estos indicadores es la gran desigualdad que existen entre las distintas regiones del país en áreas como ingreso y empleo. El PIB nos puede decir, de manera general, que si crece, pues tenemos más riqueza, pero este índice nos habla de esa desigualdad en distribución de esa riqueza y de cómo en algunas regiones la vida va mejor que en otras. Además, en promedio, estamos por debajo del bienestar de otros países que pertenecen a la OCDE. Lo que es interesante de notar es que el compromiso cívico de nuestros niños y adolescentes es superior a la media de los países que pertenecen a la organización. Pienso en este dato y creo que es muy bueno, considerando que ellos son los que recibirán las instituciones y los gobiernos en los siguientes años.

Evaluación de desarrollo económico sostenible. BCG

Hay una evaluación desarrollada por el Boston Consulting Group, de nombre Evaluación de desarrollo económico sostenible (SEDA -por sus siglas en inglés-). Esta herramienta, desarrollada por particulares, intentar dar una visión general, a los gobiernos y a las personas,  sobre el desarrollo económico sostenible. Evalúan muchos aspectos de las economías de los distintos países y aportan datos muy interesantes sobre el bienestar general de la población incorporando el elemento del medio ambiente. Sumar a las cuentas nacionales la riqueza y uso de nuestros recursos naturales es importantísimo en el momento que vive la Tierra. En donde, si no somos conscientes, perderemos lo más valioso que tenemos los seres humanos, un lugar para vivir.

El caso es que con este índice se ofrecen un diagnóstico muy interesante. Exhiben qué tan bien los países logran convertir su riqueza en bienestar y el crecimiento económico en bienestar para la población.  Usan tres parámetros para hacer el análisis y son: la economía, las inversiones que se hacen en salud, educación, infraestructura, etc; y la sustentabilidad, considerando el medio ambiente y la inclusión social entre otros indicadores.

SEDA tiene unos numeritos, coeficientes, que nos indican qué tanto logran los países transformar la riqueza en bienestar y el crecimiento económico en bienestar. ¿Cómo está México en esto?

Resulta que México tiene un coeficiente de 0.84 en la manera en que transforma la riqueza en bienestar para su población y  de 0.94 en la forma  de transformar el crecimiento económico en bienestar. ¿Eso es bueno o malo? Digamos que es regular, no es el mejor país haciendolo pero tampoco el peor. Si nos comparamos con Estados Unidos, aunque tienen mayor PIB, por lo tanto, más riqueza, son bastante regulares en hacer esa transformación también.  Tienen un coeficiente de 0.96 en los dos rubros, si lo notan, no muy lejos de México. Lo increíble es que países latinoamericanos como Perú o Uruguay tienen un mejor coeficiente que nosotros. ¿Qué estarán haciendo mejor? El mayor coeficiente de transformación al bienestar lo tienen países como Nepal y Polonia con cerca de 1.50 de coeficiente de transformación en alguna de las dos áreas. Lo que me hace pensar que las personas pueden tener una buena calidad de vida sin tener grandes riquezas.

Índice del planeta feliz.

Por último, otro índice importante de considerar es el Indice del planeta feliz (Happy planet index -HPI-). Este índice es el trabajo de una organización inglesa llamada Fundación para una nueva economía (NEF –por sus siglas en inglés). Ellos tienen como misión transformar la economía para que le funcione a las personas y al planeta. De acuerdo con su perspectiva el HPI mide el bienestar sustentable de todos. Nos dice qué tan bien los países logran que las personas tengan una vidas felices, largas y sustentables  y ¿qué creen?

¡México arrasa!!  Si, así como lo leen. ¿Por qué pasa esto? Como lo decía antes, este índice tiene como parámetros la longevidad de la población, la felicidad con la que viven y el impacto que producen en el medio ambiente. México aparece en segundo lugar, solo debajo de Costa Rica. Lo que quiere decir que, a pesar de que México tiene un crecimiento de PIB pequeño, transforma medianamente la riqueza y el crecimiento en bienestar para la población, tiene un alto índice de expectativa de vida y bienestar general con menor estrés para los recursos naturales de nuestro país.  Eso es lo que nos da un muy buen lugar con respecto a los otros 139 países.

Estos tres índices y sus indicadores nos hacen ubicarnos de manera general en un buen lugar con respecto a diferentes países y economías del mundo. Algo importante a considerar es que el PIB es un indicador nacional, por llamarlo de alguna manera, mientras que los otros indicadores nos comparan con el resto del mundo. También les digo que todos estos índices y mediciones son muy complicadas de entender y valorar, lo importante para nosotros, los simples mortales, es saber que existen, que podemos obtener más información si queremos y con ello, ampliar nuestra visión sobre el bienestar general de México y los mexicanos. Compararnos para identificar dónde podemos mejorar y seguir el ejemplo de algunos países que han logrado mejorar sus condiciones económicas y de bienestar.

Si no hay bienestar general, al final tampoco habrá bienestar económico. Todo repercute en economía. ¿Por qué? Porque si tenemos una población enferma, sale caro recuperar la salud. Si tenemos una población desnutrida pues no hay fuerza de trabajo, por lo tanto, ingresos precarios. Si no se reducen las injusticias y la desigualdad de oportunidades, limitamos el crecimiento de economía. Y si nos acabamos los recursos del planeta, definitivamente nuestra economía se iría al caño. Así podemos seguir haciendo relaciones económicas. Una economía saludable no solo implica dinero, implica bienestar.

Por otro lado, aunque estos índices e indicadores, salgan un poco mejor que el PIB no es motivo para decir que estamos bien. Faltan muchas cosas por hacer. A fin de cuentas, todos estos medidores de la salud de la economía nos indican dónde está deficiente nuestro bienestar, económico y de todo tipo. Saber estas cosas nos invita a buscar políticas y medidas para mejorar nuestras condiciones de vida. Algo importante es seguir trabajando por México, porque entre todos lo construimos. Con nuestro trabajo, con nuestros impuestos, con nuestras demandas al gobierno y con la participación de todos. Hagamos bien dónde vayamos que de eso nos beneficiamos todos.

¡Cuéntame sobre tus aprendizajes y sobre dudas que tengas de temas económicos o de finanzas personales! Estando atentos a los cambios de nuestra economía podemos tomar mejores decisiones con respecto a nuestro dinero. No te pierdas de aprender un poquito más cada 15 días en Ruiz Healy Times.

Déjanos un comentario o sigamos esta conversación por las redes sociales.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú.

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·