¿Quién será el sucesor de Norberto Rivera?

Como lo prometí las semana pasada, seguiré comentando acerca del arzobispo primado de México, en un somero balance de su trabajo al frente de la… Como lo prometí las semana pasada, seguiré comentando acerca del arzobispo primado...

3 de agosto, 2015
RHT
padron-wong

Como lo prometí las semana pasada, seguiré comentando acerca del arzobispo primado de México, en un somero balance de su trabajo al frente de la…

Como lo prometí las semana pasada, seguiré comentando acerca del arzobispo primado de México, en un somero balance de su trabajo al frente de la Arquidiócesis de México.

Muchos han sido sus defectos, especialmente en la conducción pastoral. Eso puede dividirse en dos grandes rubros. El primero, el gobierno interno de la Iglesia. Hasta donde se sabe, sus ocho obispos auxiliares son los que llevan el peso del gobierno eclesial en sus respectivas vicarías, lo cual es hasta cierto punto normal. El problema es que de todos, no hay uno que destaque por su amplia labor entre los grupos marginados, ni tampoco se ve una catequesis expansiva. Algunos templos de carácter histórico han sido remozados, especialmente los ubicados en zonas de alto ingreso, pero eso no significa que sean comunidades del todo vivas, especialmente las diocesanas. En los templos y parroquias donde hay comunidades religiosas -dominicos, jesuitas, agustinos, claretianos, franciscanos, carmelitas, etc.- se ve mucho más trabajo pastoral e involucramiento de los laicos, y eso se debe precisamente a que la cabeza nominal de la arquidiócesis primada tiene menos injerencia y tampoco los obispos auxiliares se meten de lleno en esas comunidades, sea por tradición o porque no tienen ganas de interferir en el trabajo de los religiosos -los que dicho sea de paso, no son muy del agrado de los diocesanos-.

En la parte de medios, el semanario Desde la Fe, publicación oficiosa que no oficial de la Arquidiócesis, ha sido la caja de resonancia del cardenal-arzobispo, aunque él mismo raras veces hace declaraciones a la prensa. Cada domingo, por interpósita persona, el cardenal fija las posiciones eclesiales sobre los temas de interés nacional, y, por supuesto, sobre la ciudad de México. También está el programa televisivo, pero como es de televisión restringida, poca gente tiene acceso.

Sin embargo, ni los medios de comunicación social propios ni la estructura oficial de la Iglesia particular, es decir, la arquidiócesis, reflejan lo que está ocurriendo realmente entre la feligresía, esto es, en la Iglesia en su sentido amplio. La insatisfacción de los fieles con respecto a los pastores inmediatos crece, aunque también va a la alza la popularidad del Papa Francisco, aunque no venga a México.

Lo cierto es que los fieles se alejan ante las noticias que se llegan a conocer sobre los sacerdotes católicos, gracias a que se filtran demandas judiciales por delitos cometidos. Ahora mismo en Hidalgo hay un lío enorme porque una capilla de interés histórico fue derruida por los feligreses, con el conocimiento y aval del párroco.




La reputación de los clérigos está a la baja y hay que decirlo, de los dieciocho obispos que ha promovido Norberto Rivera, ninguno se caracteriza por su brillantez pastoral. Eso sí, las finanzas de la Arquidiócesis van mejorando gracias a los recursos de la Basílica de Guadalupe.

Faltan dos años para que el cardenal Rivera renuncie, pues el derecho canónico establece que a los 75 años, los obispos deben renunciar a sus sedes. En el caso de los cardenales, esto puede ampliarse cinco años más. Pero en el caso de Rivera, es poco probable que cumpla los ochenta años de edad en el ejercicio del cargo. Hay versiones que sostienen que está enfermo, pero esto no parece tan plausible. Quizá lo que le sucede es que esté tenso ante los acontecimientos en el Vaticano. La nueva estructura judicial que emprenderá juicios contra los obispos que hayan abusado de la autoridad -léase encubrimiento de sacerdotes acusados de abuso sexual– es un espada que pende sobre la cabeza de varios obispos, espada que puede acortar los tiempos en el cargo. Quizá solicite un obispo coadjutor con derecho a sucesión, pero eso no garantiza el lapso de la estancia ni que el eventual coadjutor, a la mera hora, sea efectivamente el sucesor de Rivera

¿Quién será el sucesor de Norberto Rivera? Difícil es saberlo, porque el Papa no se muestra muy satisfecho con la calidad del clero mexicano, excepto con un solo personaje que, por el momento, está en Roma: el arzobispo Jorge Carlos Patrón Wong, hoy secretario para seminarios en la Congregación para Clero. Patrón Wong, originario de Mérida, fue obispo de Papantla, donde hizo un buen papel como coadjutor y luego como obispo residencial desde 2009. Nacido en 1958, fue ordenado sacerdote en 1988. Parecería ser una buena opción para el cargo… Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos de aquí a 2017.

Mientras tanto, en Roma…

El Papa Francisco ya no está más de vacaciones… Y en Estados Unidos arrecian las críticas…

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
padron-wong

Como lo prometí las semana pasada, seguiré comentando acerca del arzobispo primado de México, en un somero balance de su trabajo al...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·