Producto mágico

Entre todos los productos anunciados en los medios podemos encontrar infinidad historias, leyendas y apócrifos testimonios que aseguran la eficacia de los mismos. Se sabe… Entre todos los productos anunciados en los medios podemos encontrar infinidad historias,...

31 de mayo, 2016
RHT
skechers

Entre todos los productos anunciados en los medios podemos encontrar infinidad historias, leyendas y apócrifos testimonios que aseguran la eficacia de los mismos. Se sabe…

Entre todos los productos anunciados en los medios podemos encontrar infinidad historias, leyendas y apócrifos testimonios que aseguran la eficacia de los mismos. Se sabe que los ingredientes naturales no lo son tanto, que los procesos de fabricación están saturados de químicos e industrializados para que rindan; quien se atreve a ser vendedor de alguno de ellos asegura que su marca sí funciona, no como la de los otros, dicen. Así con los maquillajes, cremas, bálsamos y todo lo que se pueda untar y tragar.

Medallas milagrosas, amuletos, imágenes y rosarios bendecidos por quién sabe quién, reliquias o pedazos de tela que afirman ser del manto sagrado de un santo inmortalizado en su tumba de cristal, ¿De qué tamaño tendría que ser el manto para conseguir tantas piezas para su venta alrededor del mundo?

Los seres humanos han dedicado la mitad de su vida a destrozar su salud y la otra mitad en recuperarla, hecho que se convierte en el blanco perfecto para las compañías fraudulentas. Todos los mensajes de productos milagrosos, medicinas alternativas, aparatos de ejercicio sin esfuerzo, cinturones que asfixian, cremas para las arrugas de todo el cuerpo, químicos para los hongos y callos, plantas milenarias para la regeneración del cabello y un sinnúmero de estafas.

La medicina china, por ejemplo, es utilizada en occidente más por creencia o moda que por efectividad. La genética, los hábitos en la alimentación y la cultura de cada civilización es muy diferente por lo que no siempre “cura” como se espera, sin embargo, vende más de lo esperado; la educación médica, emocional y física en oriente y en occidente son muy distintas, por eso, la medicina tradicional china no sana a todos por igual.

Los productos que tienen una base científica real y que no tienen la demanda comercial que se necesita para recuperar el capital invertido, requieren de cambiar la forma, la dirección y el proceso para anunciarse y vender.




Sucedió con aquellos zapatos mágicos que garantizaban un cuerpo espectacular con solo usarlos; fue otra de las novedades que bombardearon la baja estima de la gente con anuncios en los que se mostraban cuerpos casi perfectos causando un golpe a la realidad de las personas, convirtiéndolos en consumidores. Cuando se logra estar de acuerdo con el cambio que la naturaleza y la edad producen en el cuerpo, aparecen comerciales con productos que logran convencer al público de lo contrario.

Esos zapatos tienen una interesante historia y una base científica real. En 1970 el Ingeniero Suizo Karl Muller, premio nobel de física, ideó las suelas redondeadas y las colocó en sus propios zapatos. Al observar la figura estética de los miembros de la tribu Masai, en Africa, estudió los movimientos que tienen éstos al caminar entre los arrozales y durante sus cacerías. La alimentación de la tribu Masai se basa en lácteos y carnes, las estadísticas de obesidad en esa comunidad son de 0% en hombres y en mujeres después de los 60 años solo el 1%.

La estética erguida, elegante y silenciosa de sus pasos, hace que todo su cuerpo se mantenga en forma correcta y en proporción con toda la estructura ósea. Debido a esta postura, la respiración es completa, es decir, los pulmones cargan y descargan los tres litros de aire que deben contener al respirar, las vías aéreas se mantienen en perfecta sincronía con el resto del cuerpo; esto lleva a una mejor oxigenación en la sangre y el cerebro, dando como resultado un metabolismo ordenado, y los Massai nunca han usado zapatos.

En conclusión, El Ingeniero Muller supo que el ser humano no sabe caminar adecuadamente y quiso aportar su descubrimiento al mundo con el nombre (MBT) Massai Barefoot Technology. Como la remuneración económica no fue la esperada, vendió su patente a las compañías que, para vender, aseguraban un cuerpo escultural sin dar los antecedentes de este invento; miles de personas que adquirieron los tenis solo vieron lastimadas sus articulaciones porque nunca se les dijo para qué son y cómo deben de ser usados.

La idea de los zapatos no era precisamente para bajar de peso, sin embargo, al usarlos el cuerpo tendía automáticamente a enderezarse y mantener la línea recta de la columna vertebral; para conservar el equilibrio y no caminar marchando, se debía deslizar el talón en curva hacia la punta, era más una forma de entrenamiento para aprender a caminar y respirar correctamente, que un gimnasio en los pies.

Las demandas, por supuesto, no hicieron esperar. Los compradores, al ver que su cuerpo era el mismo, que sus glúteos no habían cambiado su forma y que las piernas seguían como antes de usarlos, decidieron demandar a la compañía Skechers que los vendió con el nombre de “Shape ups” que, aun cuando incluyeron con cada par, un video explicando la forma de uso, no contenía la historia de su invención y su publicidad solo garantizaba un cuerpo perfecto, por lo que las demandas fueron aceptadas por considerarla publicidad engañosa.

Skechers decidió devolver el dinero a sus clientes sin pedir los zapatos a cambio. Los compradores debieron después, acudir a terapias de rehabilitación para revertir los daños. Desafortunadamente la aportación de Karl Muller para enseñar a caminar al ser humano quedó en silencio.

La salud de los nativos Masai está en los pies que se deslizan como si las plantas estuvieran redondeadas, como los zapatos que no supieron vender; y los consumidores que siguen buscando la magia que les arregle la vida, no se enteraron que la respiración y la postura del cuerpo son la base de un cuerpo sano, tan simple como eso.

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·