President Trump: es nuestra culpa

¡He vuelto y ahí le voy!   ¡He vuelto y ahí le voy! Porque nadie lo pidió, aquí me tiene de regreso en esta bonita columna semanal. De igual forma nadie preguntó por un servidor, pero le...

30 de enero, 2017
RHT
trump-presidente

¡He vuelto y ahí le voy!

 

¡He vuelto y ahí le voy!

Porque nadie lo pidió, aquí me tiene de regreso en esta bonita columna semanal. De igual forma nadie preguntó por un servidor, pero le tengo que contar el porqué no había participado de este portal en unos meses.

Ya sabe, como fui guionista de televisión, pues el dinero sobra y decidí darme unas grandes vacaciones alrededor del mundo visitando todo tipo de lugares exóticos llenos de lujos y excesos. Recuperé la conciencia por ahí de hace una semana y luego me tomé otros siete días para descansar de mis vacaciones. Si usted quiere hacerse millonario hay tres formas:

  1. Ser guionista de televisión.
  2. Casarse con el presidente. 
  3. Ser conductor de Radio Fórmula y Tele Fórmula.

Bueno, a lo que nos ocupa.

Trump: todo el mundo está temblando ante esta figura. Y es lógico ya que lo que comenzó como una aparente broma de este repudiado magnate, acabó en tragedia siendo el presidente del país más poderoso del mundo.




Ahí le va mi re-marihuana explicación. Ojo, que es tan solo mi punto de vista…

¿Quién tuvo la culpa de que Trump creciera de esta manera? ¡Usted! ¡Sí, usted! Y yo; y miles de millones de personas que le pusimos tanta atención alrededor del mundo. Trump es producto de un discurso escandaloso y de todos nosotros de morbosos viendo el espectáculo narrado por todas las cadenas de TV y otros medios.

Además de los factores políticos del pueblo norteamericano para castigar a los demócratas y votar por este hombre de pelos necios, el factor “anti-Trump” se convirtió en la mejor arma que Donald tuvo para convertirse en presidente.

Nunca había visto en medios de comunicación masiva, especialmente la TV abierta de USA, tantas menciones negativas hacia Trump o cualquier otro personaje de la política. Y mire que en Estados Unidos de Norteamérica hay cada engendro en la televisión que a veces nosotros nos quedamos cortos con “la señorita Laura”.

Deje le cuento que yo me chuto todos los programas nocturnos de la tele del país de arriba y solamente con George W. Bush, ya siendo presidente, había visto tantos ataques y campañas dirigidas contra un personaje en particular.

Todos estos programas no hacían otra cosa más que burlarse durante todo el proceso electoral de las cosas que hacía Trump. Dentro del sentido común, esto hubiera sido un foco rojo para el pueblo. ¡Una alerta! Todos los medios (excepto FOX News, que tiene tendencia republicana-fascista-neonazi) le estaban tirando con todo a este hombre. ¡Lo evidenciaron como el payaso que es! Y aun así, ganó.

A pesar de las filtraciones donde habla mal de las mujeres, a pesar de las demandas que brincaron a montones en su contra por la falsa “Trump University”, a pesar de que básicamente ha tronado todo negocio que se le ha ocurrido poner (desde bistecs hasta construcción de resorts), a pesar de que se burló de gente con discapacidad… ¡Sorpresa! Ganó las elecciones.

Algo que quiero remarcar es que aquí en México, en 2006, se hizo una campaña mediática muy dura contra López Obrador exponiéndolo como “un peligro para México”. La campaña surtió efecto e hizo que ganara Calderón.

Posiblemente si López Obrador hubiera dicho y hecho más disparates de los que ya nos tenía acostumbrados, esa campaña la hubiera usado a su favor, hubiese sido más estridente y le daba la vuelta a sus opositores. Eso fue lo que hizo Trump, para ser exactos.

Ni pensar en el dinero que costó cada transmisión donde se hablaba o se hacía mofa de Donald J. Trump. Tanto los creativos, conductores, productores y ejecutivos de cada cadena de TV pensaron que le estaban abriendo los ojos a la gente, cuando lo que hicieron realmente fue alimentar a ese monstruo mediático.


The Late Show with Stephen Colbert.


The Tonight Show with Jimmy Fallon.


Late Night with Seth Meyers.


Last Week Tonight with John Oliver.

Sin duda, Trump es un genio de la publicidad. De esos genios villanos de película, pero genio al fin.

Allá en los united es un tanto cuanto diferente que aquí. Existe una cosa llamada “Colegio Electoral” donde a pesar de que usted y yo como ciudadanos, votemos por un “x” candidato, nuestro representante en el Colegio es el que acaba votando por quien se le da la gana.

Así que el descontento popular está más que justificado ya que Hilary Clinton ganó por más de 3 millones de votos. Pero lo que cuenta no es ese voto popular, sino el del Colegio Electoral.

Como sea, Trump ganó la simpatía o vaya usted a saber qué, de muchos de los integrantes de este Colegio. Y ahí está el punto que le quiero remarcar:

¡Nosotros, los norteamericanos y todos creamos al President Trump! Si nadie hubiera pelado a este tipo, si no se le hubiera dado tanto foco, si no se hubiera hecho tanta broma e incluso cuando ya se perfilaba a ganar, hubiéramos volteado para otro lado, este monstruo se desinfla.

Curiosamente, los llamados late night shows, se dieron cuenta ya muy tarde y de hecho asumieron su responsabilidad frente al público, al aire. Seth Meyers, conductor de “Late Night” dijo textual: “todo lo que hicimos contra Trump, fue de hecho, a favor de Trump”.

Y sí. Así funciona la publicidad. Si ponen un anuncio enorme afuera de su casa y usted lo ve, se queja, lo odia pero lo sigue viendo, ¿qué cree? El anuncio ganó su finalidad. Ser visto.

Lo mismo pasó con Trump. Ahora, como diría el buen Chapulín Colorado: “¡que no panda el cúnico!”. Si bien, hay órdenes ejecutivas que puede realizar esta naranja misógina, sus grandes “propuestas” tienen que pasar por un Congreso que está muy polarizado y que dentro de su mismo partido hay republicanos que lo reprueban. Así que no hay que salir corriendo a Canadá (aún).

Ahora por lo que sí hay que rezar, es para que nuestros políticos –que son aprendices como Videgaray- puedan negociar con el equipo de Trump para que no nos cargue el payaso (en esta ocasión literal).


Curiosamente Trump tenía un programa llamado “El Aprendiz” donde básicamente se dedicaba a insultar gente. Ahora le va a tocar a Videgaray.

Y también hace falta que surja un súper héroe que pueda vencer a Andrés Manuel López Obrador en 2018 porque si no, ya se armó la gorda. ¿Se imagina en EE.UU. con Trump y nosotros aquí con nuestro viejito precioso mejor conocido como AMLO? Ni los griegos hubieran podido crear tal grado de tragedia.

Todavía falta y ya que esto lo convertimos en un show mediático, pues vamos a ver el final, ¿no?

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
trump-presidente

¡He vuelto y ahí le voy!   ¡He vuelto y ahí le voy! Porque nadie lo pidió, aquí me tiene de regreso...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·