¿Por qué cae el peso?

Para Patricio por su tercer año de vida La devaluación del peso persiste. Las explicaciones oficiales de su caída son atribuidas a fenómenos externos: un… Para Patricio por su tercer año de vida La devaluación del peso...

13 de agosto, 2015
RHT

Para Patricio por su tercer año de vida La devaluación del peso persiste. Las explicaciones oficiales de su caída son atribuidas a fenómenos externos: un…

Para Patricio por su tercer año de vida

La devaluación del peso persiste. Las explicaciones oficiales de su caída son atribuidas a fenómenos externos: un día es la crisis de la deuda de Grecia; otro el posible riesgo de suspensión de pagos de Puerto Rico; uno más la devaluación del yuan, la moneda de China, y el trasfondo de todo es el posible aumento de las tasas de interés en Estados Unidos. Sin duda todos estos factores inciden en la debilidad del peso mexicano. Pero, ¿hay alguna causa interna que favorezca su pertinaz descenso? Sin duda hay elementos que inquietan y afectan la estabilidad de la moneda. Menciono algunos: los inversionistas extranjeros tienen bonos mexicanos por el equivalente de 10% del PIB. ¿Qué significa esto? Es capital golondrino que puede salir en cualquier momento. Una fuga masiva ocasionaría una fuerte caída del peso y dañar gravemente a la economía, lo cual profundizaría la crisis política.

Otro factor que genera nerviosismo en el mercado de cambios es la deuda externa, denominada en dólares, de las empresas mexicanas. Las últimas cifras que proporciona el Banco de México permiten calcular ese pasivo en 6% del PIB y, de ese total, aproximadamente 1.2% del PIB es deuda de corto plazo. Es preocupante que la mayor parte de este endeudamiento sea de empresas que no exportan, es decir, que no generan dólares para saldar sus débitos, lo cual es un factor que presiona al peso a la baja. También inquieta porque puede causar problemas de liquidez a dichas compañías y, en caso de una mayor desaceleración económica, algunas de ellas podríanentrar en suspensión de pagos. Así que cuidado, pues según la experiencia histórica mexicana, las ganancias son privadas y las pérdidas, públicas.

Las amenazas que penden sobre la economía mexicana son ominosas: capital golondrino de 10% del PIB, más deuda privada en dólares de 6% del PIB; a ello se agrega un déficit público de alrededor de 3-4% del PIB. En suma, tenemos un pasivo de corto plazo de unos 20 puntos del producto interno bruto. Pero supongamos que la tormenta puede ser capeada. Bajo este supuesto, ¿qué podemos esperar para el próximo año? Aquí entra en escena otro factor: los ingresos petroleros, que aportan más de una tercera parte del presupuesto. Hoy, el precio del barril de petróleo de la mezcla mexicana ronda los 40 dólares cuando el presupuesto de este año lo estimó en 55 dólares, y no hay visos de recuperación. Es decir, en 2016 tendremos un presupuesto muy austero y baja inversión pública y privada. Los augurios son sombríos.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

Para Patricio por su tercer año de vida La devaluación del peso persiste. Las explicaciones oficiales de su caída son atribuidas a...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·