Por los Caminos del Sur, del Norte, del Este y el Oeste

A Héctor, Patricio, Minerva y María… A Héctor, Patricio, Minerva y María… Me atrevo a escribir en su nombre, ya que Ustedes no podrán hacerlo. Tal vez, “algún día”, María. Si es que no ha muerto “en...

1 de noviembre, 2016
RHT
accidente-marquesa-lerma

A Héctor, Patricio, Minerva y María…

A Héctor, Patricio, Minerva y María…

Me atrevo a escribir en su nombre, ya que Ustedes no podrán hacerlo. Tal vez, “algún día”, María. Si es que no ha muerto “en vida”; como en el caso de sus familias.

En otra fecha, en otra carretera acabo de vivir una escena –para nada similar- pero descriptiva de una misma realidad.

14:42 PM. Octubre 27, 2016. Caseta de cobro T2 de la autopista México-Toluca, tramo Marquesa-Lerma.

Yo conduzco. Mi hermano Gabriel me acompaña. Intento orillarme hacia el extremo derecho de la caseta de cobro. Pero el destino decide que me pase al carril inmediato izquierdo; mientras por el retrovisor percibo como “el monstruo” se aproxima devorando todo a su paso. Un silencio hueco invade todo el espacio y en cámara lenta –como si fuese una escena preparada para el acto- la caja del tráiler “se traga” al tractor que la jala y más de 40 toneladas de carga se deslizan arrasando todo a su paso y en dirección hacia nosotros. Mi reacción instintiva es acelerar y quitarme del paso. Pero no hay más que hacer. Todo se paraliza. ¿Cinco, siete metros de distancia…? Lo suficiente para mantenernos con vida y dejarnos al lado de la muerte.




“Irónicamente” la caja del tráiler ostenta la leyenda: “D hector” (Sic.) ¿Será un mensaje póstumo tuyo Héctor..? ¡Para que no se olviden! No tengo idea qué cargaba aquella mole. Lo mismo da. Pero el hecho es contundente:

“El CRÍMEN ORGANIZADO” permanece circulando por ¡todas las carreteras del país! Porque es un CRÍMEN que esto siga sucediendo. ¡Gracias! a la “organización” del Sector del Autotransporte en colusión con la apatía, sumisión, indiferencia, corrupción y descaro de las “autoridades”, los “accidentes” persisten.

Aunque el término “accidente” aquí es por demás cuestionable. Según la Real y Académica Madre del lenguaje, “Accidente” se define como Suceso eventual o acción de que resulta daño involuntario para las personas o las cosas. Estos casos NO son “eventuales” sino “continuos”, constantes y permanentes. Ni son “acciones” que terminan en “daños involuntarios”. Se evidencia la “Voluntad” –o falta de la misma- para que las cosas sigan como siguen. Pase lo que pase. Suceda lo que suceda. Muera quien muera. ¡Cueste lo que cueste! La “premeditación” –por acto u omisión- la alevosía y ventaja, saltan a la palestra. La “confabulación” es tal, que jurídicamente podría sentar jurisprudencia por la manera en que la actividad de un sector facilita y fomenta que se sucedan actos “criminales”.

Para mayor abundamiento: “Crimen” del latín: crimen. Id. Est. “Delito Grave” ¡PUNTO!

En mi pasada colaboración en esta insoportable y “nauseabunda” columna del Viene Viene, y en uno de sus más reprobables capítulos escribí: “ES EL PESO, ¡ESTÚPIDOS!" Expuse pedestremente las leyes de la física: “Masa por Velocidad”.

(Sólo para exquisitos y conocedores: “Una madre de “X” tonelaje, proyectada a determinada velocidad, resulta IMPARABLE”.  “Digan lo que digan” -Raphael el cantante- y Yayito Ruiz Esfarza y sus Cometas. O son imbéciles, o son corruptos o son cínicos; o las tres cosas)

El número de “accidentes”, LESIONADOS Y MUERTES ocurridos en nuestras carreteras –en otras latitudes del Planeta- hubiese bastado para –por Dignidad- empujar a la RENUNCIA de los titulares de la autoridad del ramo. En algunos países, hay quienes inclusive han llegado al “suicidio” por ¡VERGÜENZA!  

Pero en México, NO. Primero “muertos” antes que “renunciados”. Si el “responsable” de un ámbito de autoridad percibe que está rebasado; que no tiene la “capacidad”, el “valor” o la “determinación” para ejercer su cargo, por respeto a “quien lo trajo al mundo”, debiere abstenerse de seguir en el “mando”. (“Si no pueden, renuncien”. Alejandro Martí, dixit)

No los acuso por ser “responsables”, los señalo por ser “co-responsables” Por ya no poder frenar el “cáncer” que sus antecesores prohijaron y ellos siguen amamantando. Al “monstruo” del autotransporte ya no lo para nadie. Quien ose hacerlo, será devorado por La Bestia. So pena de “paralizar al país”.

Luego, luego brincaron: “Prohibir los dobles remolques implicaría el desabasto”. “La cadena ¡productiva! –Ay sí tú- se vería encarecida”. “El país entero caería en crisis”… etc., etc., etc., de la manita y en cochupo con la Ese Ce Té… (está yendo de las manos y de los bolsillos)  “Es qué… si quitamos los dobles remolques, habrá dos camiones más para cada remolque…” ¡Mañosos que son! ¿A poco no…?            

¡Pero, Oh brillante ingenio! Qué tal se las “ingeniaron” para mañosamente caer en la cuenta de qué –si un tracto-camión puede jalar un contenedor, pu's que jale dos- ¿Y qué tal si uno de esos, en ¡una de esas! un día llega y aplasta a la Madrecita Santa de alguno u alguna de los involucrados o coludidos..? ¡Obvio Nada! Primero “desmadrados” que “descapitalizados”

¡Uuuuy! Este inchi Viene Viene ya se puso sentimental, emocional y paranoico.

El Remedio y el Trapito:

Las casetas de cobro en carreteras, ya no tienen razón de existir. La tecnología permite eliminarlas. Bastan cámaras y detectores de Tags para “controlar” el paso vehicular. –Como en Suiza- Basta que pase un vehículo para ser detectado, cobrarle y en su caso, ¡multarle! si no paga peaje. ¿Se imaginan el ahorro en infraestructura, personal y tiempos? Los “puntos” de “caseta de cobro” quedarían eliminados. Y políticamente (¡No hace falta ser demasiado imbécil para entenderlo!) se acabaría –al menos- el “mercado” chantajista de la “Toma de casetas por encapuchados”.  

¿Cuántos de los “accidentes” “alcances” y “carambolas” se suceden en la zona de casetas de peaje? ¡NÚMEROS! Ineptos y mantenidos. (¿A qué se dedica la oficinilla esa de “acceso a la información”? Además de “huevones” ¿quieren que yo les haga la chamba? Tengan Madre y vergüenza).

Para un “botón de muestra” con todo y alfileres más tráilers. El caso detonante de esta columna del Viene-Viene y “el golpe avisa”; el punto de colisión donde se dio el “accidente” es en la Caseta de Cobro Marquesa-Lerma. Luego de una “pendiente de más de CINCO KILÓMETROS”. Terminando la pendiente en una CURVA hacia la derecha, con desvío inmediato hacia la izquierda, para encontrarse de frente con la caseta.

¡CARAJO! ¿Quién habrá sido el GENIO que determinó ubicar la caseta en ese punto? Y dejemos al GENIECITO aparte. El “reverendo IMBÉCIL, INEPTO, IRRESPONSABLE y “PRESUNTO” CORRUPTO, que supervisó, autorizó y permitió la ubicación de la caseta?  

Héctor, Patricio, Minerva, María… ¡Cómo me puede decirles que su tragedia, y sobre todo, la tragedia irreparable para sus familiares, no tiene mayor valor que el de una “pinche estadística”! ¿¡JUSTICIA!? JUSTICIA sería que Ustedes no hubiesen fallecido. Y que sus familias, como CIENTOS de familias en el país no hubiesen sido víctimas y sigan siendo víctimas de la corrupción, la ineptitud, la ceguera, la impunidad, los intereses mezquinos y la “poquitez” de toda una CADENA CRIMINAL que sigue corriendo y corroyendo los caminos del país. 

Por Alusiones:

Quisiera ver al “guapo” la “guapa” o lambiscón que tiene los suficientes para desdecirme. Algún ministerio público o juecesito quien pretendiese señalarme por “alusiones”. Alguno que se sienta “señalado”, “ofendido” “aludido” por mis dichos. O que llegase a la patraña de reclamar el “derecho de réplica” o “afectación a su persona, actuar o imagen”.

La imbecilidad “anda suelta” pretendiendo acallar a la Opinión Pública y a las Redes y Arpones Sociales Con dar dos que tres sinónimos a los pillos, rateros o cínicos, ¡nos pelan los dientes y algo más!. Id. Est. Cualquier semejanza con Yayito Ruiz Esfarza y sus Cometas es “mera coincidencia” Como sucedería con ínclitos como el ratón jarocho Javi Dú; su tocayo Duartex; el padrotín Padrex; el bailarín Moreira o cualesquiera otro criminal de su calaña. Tan criminales como los señores de los cielos, y de los infiernos. Ya sean de cuello blanco, cuello azul, cuello negro y “copelantes o cuelio”. Al fin y al cabo, sus mamacitas y familias, ya saben quiénes son. ¡Y tú…! ¿¡Quién eres!?     

Siento que esta colaboración llegue tarde, ¡tan tarde!, como para devolverle la vida a Héctor, Patricio, Minerva y María…Aunque María “para algo” sigue ¡Viva! ¡Besos María!

“Al derecho y al revés, cada quién es lo que es… más lo que lleva dentro… Nunca es triste la Verdad, lo que no tiene es remedio…” (Serrat)

(Anexo evidencias. Documento de caseta, con horario, fecha y fotos)

Reportó para Ruiz Healy Times, Federico Cabrera. Del grupo de reporteros que Usted conoce y conoce bien.

(Si no está de acuerdo con Eduardo Ruiz Healy, dígaselo. A mí, la “única” que puede censurarme es Madame Francine).

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
accidente-marquesa-lerma

A Héctor, Patricio, Minerva y María… A Héctor, Patricio, Minerva y María… Me atrevo a escribir en su nombre, ya que Ustedes...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·