Pérdida irreparable

La noticia cayó como un rayo y de inmediato causó la consternación inconsolable del pueblo mexicano (y de la puebla mexicana).   La noticia cayó como un rayo y de inmediato causó la consternación inconsolable del pueblo...

18 de mayo, 2018
RHT
margarita-zavala

La noticia cayó como un rayo y de inmediato causó la consternación inconsolable del pueblo mexicano (y de la puebla mexicana).

 

La noticia cayó como un rayo y de inmediato causó la consternación inconsolable del pueblo mexicano (y de la puebla mexicana).

¡Margarita Zavala y Gómez del Campo se retira de la contienda electoral por la presidencia de Mexicalpan de las tunas!

Los politólogos enmudecieron; los coordinadores de las campañas políticas de los otros aspirantes, suspiraron aliviados; las mujeres progresistas aplaudieron la valentía extraordinaria de quien, encontrándose tan cerca de convertirse en la primera mujer presidente de la república, decidió renunciar a las tentaciones de la gloria seductora, para retirarse a atender las tareas del hogar.

De pronto, la nave de la patria parece haber perdido el rumbo.

Cuando todo indicaba que Margarita Zavala estaría al timón de la nave nacional cuando menos por los próximo seis años, la tormenta política que azota a México, pareció arreciar cargada de nubarrones que oscurecen el futuro, desprovisto del faro luminoso de la preclara inteligencia de Doña Margarita la jurista, la estadista, la líder, la preclara a insigne luminaria intelectual cuya elocuencia embelesaba auditorios repletos y plazas desbordantes de seguidores que la aclamaban: “¡Se ve, se siente, Margarita presidente!”




Echaremos de menos su contundencia, su precisión al exponer ideas, su claridad y su agilidad mental verdaderamente felina.

Cuando estamos a pocas horas del segundo debate entre candidatos presidenciales, sus contrincantes que estaban aterrorizados de enfrentarse con ella, ahora exhalan un suspiro de renovada esperanza, aliviados por no tener que vérselas con la reencarnación del mismísimo Demóstenes el legendario orador griego; de esa extraordinaria abogada brillantísima cuya velocidad de asociacion de ideas y precisión de lenguaje la hacen una formidable antagonista.

El dominio del idioma del que hace gala Margarita Zavala, le permite alternar de “tú a tú” con líderes de todo el mundo; y no nada más en castellano, sino en Otomí, Náhuatl, Totonaca, Purépecha, Inca, Guaraní y Chontal, además de Espicalinglis y fransuas, y hasta algunos gorgoritos en alemán y ruso.

El Instituto Nacional Electoral ha decidido que no solamente debe permanecer el nombre de Margarita Zavala en las boletas electorales, sino que le van a imprimir un listón tricolor anudado por un moño luctuoso al sitio reservado para su nombre y su imagen, a fin de que los mexicanos (las mexicanas y demás variedades del genero cívico) puedan homenajearla cruzando su sitio con un voto que no irá a parar a favor de ningún otro de los candidatos.

Felipe Calderón, que ya saboreaba las aguamieles de la victoria de su cónyuge, desde anoche que se enteró de su retiro, estaba perdido (de la tristeza), porque ya se veía en la mismísima línea de fuego, a la cabeza de las tropas bajo el mando de la primera comandanta en jefe de las fuerzas armadas, cubriéndose de gloria frente a los fuegos inmisericordes del crimen organizado, con su flamante uniforme de general XXXXX (cinco equis).

Calderón pensaba dividir su tiempo entre las batallas de la guerra que el mismo inició, y la presidencia del DIF, donde sería el primer DIFsómano de la historia en su calidad de primer damo.

Es terrible la noticia del retiro de Margarita Zavala.

¿Dónde podremos encontrar otro candidato o candidata con su elocuencia, su cultura, su agilidad mental, su aplomo y su carisma?

Las prendas intelectuales y la agudeza política de la ex primera dama, solamente hemos podido verlas en fenómenos de lucidez como la alemana Ángela Merkel, la Maestra Delfina o la señora Martita.

No cabe duda que en política nada está escrito.

En el presente proceso electoral, ya han sido asesinados 18 candidatos, cuyo número se ha perdido en la estadística macabra de la violencia generalizada.

Quienes hoy estan al frente de las encuestas, pueden desplomarse inesperadamente.

En ausencia de la gigante luminaria que diariamente deslumbra a Calderón, los restantes debates van a ser soporíferos aburridísimos, sin rating posible; un diálogo de pigmeos incapaces siquiera de plagiar alguna de las extraordinarias propuestas de gobierno que nos presentó Margarita a lo largo de su fulgurante campaña que ahora ha terminado para desolación de sus seguidores.

La prócer que se enfilaba a las más altas cumbres de la historia nacional, y a conquistar los laureles de benemérita de la patria, nos deja destrozados y sin esperanza por su pérdida irreparable.

¿Qué será de nosotros sin ella?

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a ser una ‘V’,...

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·