Pegar donde les duele

​López Obrador, durante su larga campaña, denunció la inequidad fiscal que existe en México. López Obrador, durante su larga campaña, denunció la inequidad fiscal que existe en México. Dos de las grandes inequidades señaladas por AMLO son...

13 de julio, 2018
RHT
dinero

​López Obrador, durante su larga campaña, denunció la inequidad fiscal que existe en México.

López Obrador, durante su larga campaña, denunció la inequidad fiscal que existe en México.

Dos de las grandes inequidades señaladas por AMLO son las de las mineras canadienses que pagan como único impuesto, ¡algo así como cinco pesos por hectárea concesionada!

La otra gran inequidad tributaria señalada por el futuro presiente constitucional, fue la que disfrutan los grandes empresarios nacionales, cuyas tasas impositivas son de menos del 2% de impuesto sobre la renta.

A esas dos grandes injusticias, hay que agregar la carga brutal que significa el pago del derecho de piso para la totalidad del pueblo mexicano; con el agravante de que, la negativa a pagar esa extorsión, lleva a la muerte de los afectados que verdaderamente son contribuyentes cautivos.

¿Qué pueden hacer los contribuyentes de a pie que no son mineras canadienses ni grandes empresarios para lograr equidad fiscal?




La constitución federal de México, establece como obligación de los mexicanos la de pagar impuestos conforme a su artículo 31, fracción IV que a la letra dice:

Artículo 31. “Son obligaciones de los mexicanos:

IV. Contribuir para los gastos públicos, así de la Federación, como de los Estados, de la Ciudad de México y del Municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.”

Debemos contribuir al GASTO PÚBLICO, pero de manera PROPORCIONAL y EQUITATIVA.

¿Qué pueden hacer los mexicanos para disfrutar de las mismas prebendas que los grandes empresarios y las mineras canadienses?

La receta es más sencilla de lo que parecería:

Comencemos por recordar que al que no habla, Dios no lo oye; y que en el pedir, está el dar.

No viene al caso explicar aquí a detalle, la forma como opera el juicio de Amparo mexicano que, por cierto, (en teoría al menos) es una institución jurídica única en el mundo.

Baste decir que en el caso que me interesa destacar, se necesita provocar un acto de la autoridad a través de una petición escrita de manera respetuosa mediante la cual, solicitemos recibir el mismo trato que disfrutan las mineras canadienses o los grandes empresarios mexicanos.

Como es de imaginarse, la respuesta (si acaso llega) será negativa; y aquí es donde empieza el baile.

Con la negativa en la mano, el que pidió y se fue con cajas destempladas, acude al juicio de amparo por violaciones al artículo 31, fracción IV de la Constitución reclamando la inequidad y la desproporción en el trato recibido por parte de la autoridad fiscal.

Si la petición la hiciera un grupo de ciudadanos en vez de uno sólo, podría beneficiarse del principio que dice: “no somos machos, pero somos muchos”; lo que los gringos conocen como “class actions”, o acciones colectivas.

El principio que regiría esa demanda de amparo, sería el que consagra el sencillísimo dicho de “todos hijos, o todos entenados”.

Nada justifica la disparidad abismal en el trato privilegiado que reciben unos pocos, y la persecución voraz que padece la inmensa mayoría.

En la receta nos falta contemplar el famoso pago por “derecho de piso” que con eficacia digna del SAT, cobran las bandas del crimen organizado, cuando menos mientras les llega la hora de la REGENERACIÓN NACIONAL prometida por AMLO.

En la época de la ETA en España, la llamada banda terrorista vasca, cobraba lo que se conocía como “impuesto revolucionario”.

¿Qué hicieron los españoles al respecto?

Exigieron a la autoridad que los pagos hechos a los terroristas, FUERAN 100% DEDUCIBLES DE IMPUESTOS.

Lo demás es historia.

El Estado Español se puso a trabajar (por dinero baila el perro) y los españoles fueron liberados de la extorsión etarra por un gobierno acicateado por la premura de no dejar de cobrar sus sagrados impuestos.

Una vez más, la sociedad civil ORGANIZADA, puede emprender acciones constitucionales (juicios de amparo) a fin de que, los pagos hechos por ciudadanos indefensos a las bandas del crimen organizado, SEAN 100% DEDUCIBLES DE IMPUESTOS.

Mientras los contribuyentes se limiten a desahogar su frustración en chistes y memes; mientras sigan creyendo que la democracia se reduce a ir a votar cada tres o seis años; mientras se sigan rigiendo por la norma de “que se haga la voluntad de Dios, pero en los bueyes de mi compadre”, seguirán aguantando la carga de los parásitos que pueblan las huestes de todos los partidos políticos, incluyendo a MORENA.

A todo gobierno le valen madre las marchas y hasta los plantones, porque esa clase de manifestación social de descontento, está más que medida por los sociólogos y demás estudiosos del comportamiento humano que saben que esos desahogos populares son llamaradas de petate.

Se ha dicho hasta el cansancio, que la mejor forma de pegarle al crimen organizado, no es encerrando chapos o señores de los cielos, sino pegándoles donde en verdad les duele: en la bolsa.

Lo mismo hay que hacerle a don gobierno; y para ello, existen los medios legales muy poco conocidos, pero que existen y funcionan si se les hace funcionar.

Ningún alto funcionario es tal cosa como “un servidor público”. Todos estos señores se rigen por la norma de que, vivir fuera del presupuesto público, es vivir en el error; y de que “un político pobre, es un pobre político”.

Si está usted cansado (o cansada) de pagar impuestos a cambio de nada; si está harto (o harta) de patrocinar los lujos de la clase política con el fruto de sus esfuerzos; y sobre todo, si esta hasta la madre de pagar además derechos de piso a los delincuentes coludidos con las señoras autoridades, comente lo que le digo aquí con el abogado más cercano a su corazón, y póngase manos a la obra.

No hay que esperar a que AMLO se acuerde de cumplir sus muchas promesas de campaña; los mexicanos podemos recordárselas y además, hacérselas cumplir con la ley en la mano.

Si comenzamos por pegarles a los políticos donde más les duele, muy pronto veremos qué rápido cambian las cosas para bien.

No lo olvide: HAY QUE PEGARLES, DONDE LES DUELE $$$$

Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo de la ópera...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a ser una ‘V’,...

·




Más de categoría

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·

Piedra Ibarra demostró ignorancia, desinterés o partidización

“¿Han asesinado periodistas? Yo he visto y vi lo que pasó en todos los sexenios pasados y es algo...

·
eydie-gorme-01_1

En notas musicales – Eydie Gormé

10 de Agosto – Eydie Gormé (16 de agosto de 1928 – 10 de agosto de 2013, 84 años)...

·