Nuestros Funcionarios Públicos. Una Simple Analogía.

Un buen entrenador de caballos debe ser —entre otras cosas— un psicólogo. Con ello quiero decir que además de conocer su oficio debe estar preparado para conocer “la psique” del… Un buen entrenador de caballos debe ser...

31 de diciembre, 2014
RHT
circa_1991-enrique_rdgz

Un buen entrenador de caballos debe ser —entre otras cosas— un psicólogo. Con ello quiero decir que además de conocer su oficio debe estar preparado para conocer “la psique” del…

Un buen entrenador de caballos debe ser —entre otras cosas— un psicólogo. Con ello quiero decir que además de conocer su oficio debe estar preparado para conocer "la psique" del dueño de los caballos que le encarga sus caballos para hacerlos ganar —la mayoría cree tener al próximo ganador del Derby de Kentucky o cuando menos del Derby Mexicano—. Por ello, el entrenador  debe desarrollar está habilidad para poder informar a su "patrón" la verdad en cuanto a la calidad de sus caballos.

El entrenador exitoso debe contar con un equipo de expertos —honrados, capaces y comprometidos— para hacerlos ganar. Debe contratar un encargado responsable, (foreman); un veterinario competente y un herrero experto pues sin "casco no hay caballo"; luego viene el resto del equipo: galopadores eficientes, caballerangos bien pagados y es muy importante incluir un velador avispado que no duerma y vigile los caballos en la noche pues es cuando vienen los cólicos, que si no se atiende a tiempo, pueden matar a un caballo. Además debe tener buenas relaciones con el secretario de carreras y que los jinetes que monten a sus caballos sean de toda su confianza.

Cuando en la etapa de mi vida me dediqué a este misterioso oficio pude conformar un equipo de trabajo como el que describí y cuando alguna vez algo falló, el dueño sufría las consecuencias. El único responsable era yo.

La meta del equipo del entrenador es que los caballos salgan a competir en su mejor forma para que a la hora de la hora puedan ganar, no sólo para poder "tomarse una foto en el circulo de ganadores" y así satisfacer la vanidad del propietario sino para que sus caballos produzcan dinero y así el ejemplar —por añadidura— tendrá "valor". Así el dueño va a querer tener muchos caballos de carrera y se va a generar un círculo virtuoso. Así se crea la Industria Hípica. Sin buenos premios no hay hípica.

Claro, hay entrenadores deshonestos —muy mañosos— que siempre tienen una excusa para justificar por qué no ganó. Entre las excusas favoritas es que el caballo corrió muy estorbado, el jinete lo montó muy mal o lo "jaló"; el caballo se tragó la lengua o la pista no le gustó. Pretextos hay un montón.




Así pues, me parece que los funcionarios públicos —electos o designados— deben ser como los buenos entrenadores. Deben contar con  equipos de colaboradores honestos, competentes y comprometidos —bien pagados— para que a la hora de que rindan cuentas y no salgan con excusas y pretextos. Esa es la teoría…

Es un hecho que hay muchos funcionarios públicos que hemos tenido que soportar por ratas. Hasta parece que se crean equipos de trabajo de funcionarios públicos deshonestos y tenemos lo que padecemos. No cumplen con su responsabilidad. Nos dicen puras mentiras, las leyes les vale madre y se coluden para hacer negocios y ahora —los desvergonzados— hasta foto quieren.

He constatado que no todos son así —sobre todo para funcionarios de nivel medio— que por desgracia no toman decisiones.

Y así es en todos los sectores de la administración pública; diputados que votan leyes en que no están de acuerdo pero "reciben línea" —eso ordenó el jefe de la bancada— y no cumplen con su responsabilidad; jueces que se corrompen; funcionarios que sólo velan por su interés y su bolsillo. Ejemplos sobran.

¿Qué les pasa a los entrenadores deshonestos? En los hipódromos de clase mundial, existen reglas —árbitros— para sancionar a los tramposos y no impere la corrupción; se sanciona severamente al infractor. Cero tolerancia.

¿Qué les pasa a los funcionarios deshonestos? Casi siempre nada… y es consenso nacional que el principal problema de nuestro país es corrupción e impunidad. Y no le echemos la culpa a la condición humana del mexicano.

Se necesita pues —URGE— un Sistema Nacional Anticorrupción que funcione y habrá que encontrar a los encargados para hacerlo cumplir. Con nombre y apellido.

Esta es la primera Reforma Estructural que debe legislarse en el 2015 y si no se resuelve pronto este país seguirá como está: sin ganar carreras.

 

 

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
circa_1991-enrique_rdgz

Un buen entrenador de caballos debe ser —entre otras cosas— un psicólogo. Con ello quiero decir que además de conocer su oficio...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·