Nostalgia

¡Qué ganas de llorar en esta tarde gris! En su repiquetear la lluvia habla de ti… Remordimiento de saber que por mi culpa, nunca, vida,… ¡Qué ganas de llorar en esta tarde gris!En su repiquetear la lluvia...

7 de junio, 2016
RHT
nostalgia

¡Qué ganas de llorar en esta tarde gris! En su repiquetear la lluvia habla de ti… Remordimiento de saber que por mi culpa, nunca, vida,…

¡Qué ganas de llorar en esta tarde gris!
En su repiquetear la lluvia habla de ti…
Remordimiento de saber que por mi culpa, nunca, vida, nunca te veré.
En esta tarde gris – Tango

Todos hemos sentido nostalgia alguna vez (definida como la tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida según la Real Academia Española de la Lengua) aunque pocas veces lo reconozcamos o incluso lo identifiquemos como un proceso natural que nos obliga a hacer una pausa y revisar lo qué pasa dentro de nosotros mismos con las emociones. Se puede sentir nostalgia de una vieja casa familiar, de los amigos de la infancia o la adolescencia, de las vacaciones más significativas de nuestra vida, de la compañía de un ser amado o de la sensación de bienestar que cierta situación nos procuraba.

La nostalgia en su sentido positivo nos puede llevar a un momento de meditación siempre y cuando nos demos la oportunidad y el tiempo para tomar un respiro y permitir a nuestro cuerpo que el sosiego y la paz entren en ese mar de emociones y pensamientos dentro del cual nos coloca un estado nostálgico. En su sentido negativo y presas de un profundo sentimiento de nostalgia podemos alcanzar incluso un estado depresivo de lamentables consecuencias físicas y mentales.

Vivir en el aquí y en el ahora nos impide caer en estados de nostalgia porque nuestra atención plena se centra en el momento presente sin anhelar el pasado o el futuro y es así que vamos viviendo de a poquito, momento a momento sin dejarnos atrapar por el álbum de recuerdos ni acumular cargas pesadas por lo que hemos dejado atrás; sin embargo, la nostalgia nos habla de un momento en la vida que disfrutamos plenamente, que nos hizo alcanzar un estado placentero y con ello sentirnos felices pero que hoy ya no existe más o no podremos repetir.

Me parece que la nostalgia además de ser un sentimiento provocado por el dolor de lo perdido es un indicador de que algo ocurre en nuestra mente y nuestra alma y que si bien no se trata de un estado patológico de desequilibrio mental nos habla de una necesidad que tenemos y que no estamos cubriendo como la compañía, la convivencia o la satisfacción personal.




Se vale sentir nostalgia siempre y cuando no derive en un estado de profunda tristeza que pueda colocarnos en un estado depresivo pues a final de cuentas se trata de un sentimiento que pasará y que puede ser utilizado como el punto de partida para procurarnos mejores momentos en la vida y revisar qué estamos dejando de hacer en el presente y que en el pasado nos funcionó para sentirnos felices y plenos.

“Nostalgias de escuchar su risa loca y sentir junto a mi boca como un fuego su respiración.” Nostalgias – Tango

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
nostalgia

¡Qué ganas de llorar en esta tarde gris! En su repiquetear la lluvia habla de ti… Remordimiento de saber que por mi...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·