Narcomenudistas en la UNAM

La denominada Máxima Casa de Estudios del país es una institución educativa que ha permitido el desarrollo económico y profesional de la sociedad mexicana, fue… La denominada Máxima Casa de Estudios del país es una institución educativa...

6 de marzo, 2018
RHT
img_20180306_165944

La denominada Máxima Casa de Estudios del país es una institución educativa que ha permitido el desarrollo económico y profesional de la sociedad mexicana, fue…

La denominada Máxima Casa de Estudios del país es una institución educativa que ha permitido el desarrollo económico y profesional de la sociedad mexicana, fue durante muchos años, el instrumento que permitió incrementar la clase media entre amplios sectores de la población, gracias a su formación académica. El campus histórico, Ciudad Universitaria (CU), que es patrimonio cultural de la humanidad, alberga a facultades de estudios superiores e institutos de investigación, que han permitido un desarrollo educativo suficiente para que el país no se mantenga tan rezagado ante el mundo tecnológico. Sin embargo dentro de esta universidad enorme, persisten problemas de adicciones que si bien existen en todas las universidades del sector público y privado, en el caso de la venta de drogas en el interior del campus, ya ha rebasado la cómplice tolerancia de las autoridades en turno.

Cada facultad o escuelas de nivel bachillerato cuentan con sus narcomenudistas que desde hace años, distribuyen y venden estupefacientes para quien desea consumirlos. La balacera entre presuntos vendedores de droga en la zona de CU, demostró que el problema escaló a niveles que no se habían contemplado antes. Las mafias y delincuencia organizada que operan dentro de las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) son más poderosas que hace años, siendo más visibles las de la  denominada zona de las canchas de frontón, en los andadores que conducen a la facultad de Contaduría y al anexo de Ingeniería.

Es de dominio popular que dicha zona roja, era utilizada para la compra de todo tipo de drogas, por alumnos de la UNAM y por otros visitantes que conocen a los distribuidores que llevan años en este negocio ilícito, con la tolerancia cobarde o la complicidad del personal de seguridad interno que es conocido como Auxilio UNAM. Cada que existe un problema de seguridad al interior del campus universitario, es común que las autoridades en turno de la UNAM salgan a dar posicionamientos tibios, sin exigir un verdadero esclarecimiento de los hechos y sobre todo es una estrategia tendiente a buscar el olvido en medio de la mar de noticias y problemas que aquejan al país.

Al interior de la UNAM, existen gremios de diferentes profesiones que se disputan el poder dentro de sus órganos directivos, siendo el papel del rector el que más presencia nacional y prestigio otorga, al ser el representante de la universidad frente a la sociedad mexicana. Desde hace tres periodos el gremio de los médicos ha dominado a la UNAM con la elección de tres rectores durante 19 años en forma consecutiva. El primero fue el doctor  en psiquiatría, Juan Ramón de la Fuente que tuvo un papel destacado luego de la desgastante huelga del año 1999-2000, luego le sucedió el rector José Narro Robles quien tuvo un desempeño similar, para finalmente ser sucedido por el actual rector Enrique Graue quien es médico oftalmólogo.

Ninguno de los gremios en turno, ni personalidades que han desfilado por la torre de rectoría, han tratado de resolver el problema del narcomenudeo dentro de la universidad, ya que por más contradictorio que parezca; en la casa de la libertad de cátedra y el crisol de debates nacionales, sus autoridades siempre actúan de forma conservadora. Buscan evitar conflictos, son reticentes a enfrentar diversas problemáticas y sobre todo, apuestan al inmovilismo y el olvido cuando suceden actos delictivos como la balacera del pasado 23 de febrero.




El actuar titubeante del rector Graue Wiechers quedó exhibido, cuando en primera declaración se  deslindó del  mensaje escrito en la pantalla electrónica del  estadio olímpico de CU, durante un partido de futbol, para después reconocer que si había autorizado la difusión del mensaje que pedía la salida del narco de  la UNAM. Aunque el rector se pronunció a favor de la legalización de la mariguana para su uso lúdico, no fue a fondo al pedir la despenalización total de todas las drogas existentes. Así mismo, inició una campaña destinada a la comunidad universitaria, que pide evitar  la compra de drogas a los narcomenudistas que  operan dentro del campus, y aumento la presencia de patrullajes y elementos de auxilio UNAM en la zona roja conocida como los frontones, con la finalidad de disuadir la actividad delictiva del consumo de drogas.

Estas buenas intenciones son insuficientes ante un escenario terrible, como lo es la encarnizada lucha contra el narco que se presenta a lo largo y ancho del país, y que no solucionará el problema en CU, debido a que la causa real del consumo de drogas debe ser atacado con la legalización de las mismas. El rector sabe que sin un posicionamiento comprometido a favor de que se deje de penalizar el consumo, la producción y la distribución de estupefacientes en el país, la lucha contra el narcotráfico, está condenada a seguir siendo una causa perdida y sin futuro.

En la UNAM, como en otras universidades, existe el consumo de drogas y no va a poder limitarse o prohibirse. Antes ya existió la movilización y condena de otro gran problema al interior de muchas universidades, como es el acoso sexual de profesores contra alumnos, donde también las autoridades fueron reticentes de atenderlo, hasta que el escándalo estalló en redes sociales y medios de comunicación y no hubo más remedio que reconocer y sancionar a los acosadores. Las autoridades de la UNAM, sea cualquier gremio empoderado en turno, son opacos, sumisos y reticentes a enfrentar cualquier problemática que afecte a la comunidad universitaria, con tal de no perder los privilegios y cotos de poder que les brinda la universidad con sus cuantiosos recursos económicos e incidencia mediática en la vida política del país.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
img_20180306_165944

La denominada Máxima Casa de Estudios del país es una institución educativa que ha permitido el desarrollo económico y profesional de la...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·