Marihuana, ¿se le debe temer?

En los últimos meses se ha desatado la controversia del siglo en torno a la legalización o no de la marihuana, la cual, en mi… En los últimos meses se ha desatado la controversia del siglo en...

17 de diciembre, 2015
RHT
mariguana1

En los últimos meses se ha desatado la controversia del siglo en torno a la legalización o no de la marihuana, la cual, en mi…

En los últimos meses se ha desatado la controversia del siglo en torno a la legalización o no de la marihuana, la cual, en mi opinión, ha sido  injustamente satanizada y santificada tanto por los que la odian como por los que la aman, ambos grupos con algo de razón en sus puntos de vista, pero… ¿qué grupo es el que tiene la razón?

Primero tendríamos que analizar, el por qué la marihuana es y ha sido ilegal desde décadas atrás. La respuesta, para aquellos que no lo sepan, es de lo más simple, a partir de mi humilde investigación: Por cuestiones económicas.

En efecto, la marihuana fue prohibida en gran medida por motivos económicos, ya que esta planta multifacética ponía en riesgo a varios emporios industriales que hicieron hasta lo imposible por erradicarla del mapa para proteger sus muy privados intereses.

De tal forma que enormes empresas textileras, madereras, petroquímicas y farmacéuticas empezaron a hacerle mala fama a la marihuana con el pretexto de que era una droga psicoactiva que “enloquecía” a la gente, a pesar de que por siglos (e incluso milenios) la planta había sido utilizada como remedio medicinal en Asia, Europa y América. Incluso en la época moderna -principios del siglo XX- laboratorios prestigiados fabricaban medicinas con marihuana como parte de sus principios activos. Otros usos de la planta incluían prendas de vestir, redes de pesca, cuerdas, papel, leña, e incluso en la década de los treinta se investigaban sus propiedades como combustible automotriz, haciéndole sobra a los combustibles fósiles.     

Pero, como suele suceder con nuestros vecinos los gringuitos, a ellos no les gustó que una humilde planta compitiera con sus exuberantes y tecnificadas industrias, por lo que decidieron etiquetarla como “peligrosa para la salud humana” y raudos y veloces se propusieron prohibirla e incluso criminalizarla. Para colmo, se llevaron entre las patas al hermano de la marihuana, el cáñamo, que se diferencia de ésta por no tener THC (tetrahydrocannabinol), la sustancia psicoactiva a la que tanto le temían.




Por supuesto el mundo occidental, México incluido, se convirtió en seguidor y obedecedor de lo dictado por los gringos, y de buenas a primeras la marihuana se convirtió en sustancia ilegal.

A sabiendas de lo anterior, nos tenemos que preguntar: ¿qué tan maligna es la marihuana?

Es muy cierto que la famosa Cannabis es y ha sido utilizada de manera lúdica durante mucho tiempo, y que en algunas personas puede causar ciertos tipos de efectos secundarios no deseados, pero realmente nunca se ha documentado de manera verdaderamente científica que la marihuana cause efectos peores o más dañinos que los del alcohol.

Entre los efectos adversos, tenemos los siguientes:

Físicos: Taquicardia, falta de coordinación, depresión, somnolencia. ¿Y el alcohol no?

Mentales: Alucinaciones, pérdida de memoria, desorientación, confusión. ¿Qué me dicen del alcohol?

También se dice que “hay estudios” que demuestran que la marihuana es cinco veces más dañina para los pulmones que el cigarro común, sin embargo, hasta donde yo pude investigar, nunca encontré un estudio serio que avale tal aseveración.

Por otro lado, nunca, o casi nunca se toman en cuenta los problemas que el alcohol, y no la marihuana, causan a diario dentro de la sociedad: Desintegración familiar, violencia, accidentes de tránsito, abandono de trabajo, suicidios, etc. ¿Entonces por qué no satanizar también al alcohol?

Además, siempre se menciona, al hablar de efectos nocivos, el uso excesivo o indiscriminado de la marihuana, pero al final de cuentas, por supuesto que todos los excesos son malos. Comer en exceso, ejercitarse en exceso, trabajar en exceso, beber o fumar en exceso, etc. ¿Fumarse un churro de vez en cuando será tan malo?

No me malinterpreten. Yo no fumo, bebo muy poco (tengo gastritis), y tengan por seguro que si se legalizara, lo que menos haría es ir corriendo a fumarme un porro de marihuana. Pero creo que hay de miedos a miedos. Y los propios gringos, que fueron los que la prohibieron en primer lugar, ya la están legalizando. ¿Por qué nosotros no?

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
mariguana1

En los últimos meses se ha desatado la controversia del siglo en torno a la legalización o no de la marihuana, la...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·