Los mensajes de Trump

Trump es Trump y desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, el viernes pasado, nada indica que haya… Trump es Trump y desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, el viernes pasado, nada indica que...

23 de enero, 2017
RHT
donald-trump-inauguracion

Trump es Trump y desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, el viernes pasado, nada indica que haya…

Trump es Trump y desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, el viernes pasado, nada indica que haya cambiado en algo este individuo que se perfila como el posible destructor del cargo que ahora ocupa y, tal vez, de la misma democracia estadounidense y, de paso, del orden mundial que ha prevalecido durante los últimos 36 años, desde que Ronald Reagan se convirtió en el presidente número 40 de la Unión Americana.

Tanto en su mensaje inaugural como en los discursos que ha pronunciado después de éste, así como en los tuits que ha difundido desde sus cuentas @realDonaldTrump y @POTUS, el hombre más poderoso del mundo insiste en seguir mostrándose como lo que siempre ha sido: un narcisista, demagogo, populista, mentiroso, y enemigo del disenso y de la libertad de los medios de comunicación.

Bastante ha sido analizado el discurso que pronunció el 20 de enero. Para empezar calificó como una banda de ladrones y oportunistas a la clase política con la que tendrá que trabajar para lograr sus metas y cumplir sus promesas, luego pintó un cuadro tan sombrío de su país que al escucharlo pensé que se refería a México o a cualquier otra nación subdesarrollada en donde la violencia ha sentado sus reales en diversas zonas, después ofreció aislar a Estados Unidos del resto del mundo diciendo que no buscará influir en los sucesos del planeta y que su únicas preocupaciones son que sus compatriotas compren lo que está hecho en USA por trabajadores gringos, exterminar al Estado Islámico de la faz de la tierra y regresarle el poder al pueblo arrebatándoselo de los políticos que tanto daño han hecho.

Si lo que buscaba Trump era complacer a sus seguidores, lo hizo perfectamente. El problema es que se olvidó que le estaba hablando a los estadounidenses que no votaron por él, que fueron los más, y al resto de los moradores del planeta Tierra. Fue un discurso más de campaña porque el billonario parece no darse cuenta que la campaña electoral terminó el 8 de noviembre pasado.

Y que Mr. Trump sigue en campaña quedó en evidencia durante los discursos que pronunció después del inaugural. Tanto en los tres bailes que se organizaron para festejar su ascenso al poder, el viernes pasado, como en su visita a las oficinas centrales de la CIA, el nuevo presidente insistió en atacar a los medios que lo critican, a las estaciones de TV que demostraron que a sus inauguraciones fueron menos personas que a la de Barack Obama, hace 8 años, en presumir que su victoria fue por un margen que solo existe en su imaginación y más de lo que ha venido diciendo durante los últimos años.




¡Y qué decir de sus tuits!

El 21 de enero publicó: “Un día y noche fantásticos en Washington, DC. ¡Gracias a @FoxNews y tantos otros medios por su GRANDES reseñas del discurso!”. Es decir: tache a quienes no hablaron bien de mí.

El 22 escribió, refiriéndose a su desastrosa visita a la CIA, en donde tuvo la desfachatez de decirle a los miembros de la agencia de inteligencia que no les preguntaría si votaron o no por él, escribió: “Tuve una reunió ayer en la sede de la CIA, casa llena, rendí gran respeto al Muro [el de las estrellas que representan agentes caídos al servir a su patria], grandes ovaciones de pie, gente maravillosa. ¡GANAR!”. Es decir: todos a quienes insulté y califiqué hace algunos de días de ser nazis realmente me adoran.

Ese mismo día, criticó a los cientos de miles de que un día antes se manifestaron en Washington: “Vi la protestas ayer pero estaba bajo la impresión que ¡recién tuvimos una elección! ¿Por qué no votaron estas personas? Las celebridades le hacen un gran daño al movimiento”. Es decir: si te manifestaste es que no votaste y tu opinión no me interesa.

Más tarde, tal vez para tratar de enmendar las estupideces que anotó en el tuit antes anotado, escribió: “Las protestas pacíficas son una característica de nuestra democracia. Aunque no siempre estoy de acuerdo, reconozco los derechos de las personas para expresar sus puntos de vista”.

Es con este individuo con quien va a tratar de negociar nuestro gobierno. El presidente Enrique Peña Nieto y su equipo no solo van a necesitar suerte sino la ayuda de la Virgen de Guadalupe para tratar de modificar la forma de pensar de Donald J. Trump, a quien por sus mensajes es fácil conocer.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
donald-trump-inauguracion

Trump es Trump y desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, el viernes pasado, nada indica que haya… Trump es Trump...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·