La impunidad del emborrachador

Cuatro adultos jóvenes murieron en la madrugada del sábado pasado al estrellarse el automóvil BMW en que viajaban…   Cuatro adultos jóvenes murieron en la madrugada del sábado pasado al estrellarse el automóvil BMW en que viajaban...

5 de abril, 2017
RHT
accidente-bmw

Cuatro adultos jóvenes murieron en la madrugada del sábado pasado al estrellarse el automóvil BMW en que viajaban…

 

Cuatro adultos jóvenes murieron en la madrugada del sábado pasado al estrellarse el automóvil BMW en que viajaban contra un poste de acero ubicado en la esquina de Paseo de la Reforma y Lieja, en la Ciudad de México.

Al momento de impactarse contra el poste el vehículo iba a 180 kilómetros por hora y el conductor del mismo, un hombre de 33 años de edad, por estar totalmente borracho ni cuenta se dio de lo que ocurría y por ello no hizo ni pudo hacer algo para prevenir el accidente.

Irónicamente, el conductor sobrevivió por llevar puesto el cinturón de seguridad. Sus cuatro acompañantes, dos hombres y dos mujeres, por no haberse asegurado con los cinturones de seguridad murieron instantáneamente.

El accidente ocurrió a las 3:33 de la mañana y los cinco venían del Barezzito, un antro localizado en la Colonia Roma, en donde habían estado bebiendo hasta las 3:00 de la mañana.

Lo que ocurrió el sábado es un hecho que recibió más atención mediática que la mayoría de los otros accidentes viales que cotidianamente ocurren en nuestro país.




Durante los últimos días se ha escrito y comentado ampliamente sobre los accidentes de tránsito en nuestro país: que son la primera causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años, que entre el 40% y el 60% por ciento de los accidentes mortales tienen que ver con el consumo de alcohol, que en 2015 murieron 4,601 personas en accidentes automovilísticos.

De lo que se ha hablado poco es de la responsabilidad que en estas muertes tienen los que emborrachan a los que terminan sentados detrás de un volante o a los que permiten que un borracho se suba a un automóvil para conducirlo.

El conductor del BMW se emborrachó en el Barezzito, un lugar en donde “todos los días son fin de semana” y que entre sus promociones destaca la de los martes en donde a los clientes foráneos les ofrece una “botella gratis”.

¿No son de alguna manera responsables de las cuatro muertes el Barezzito y el personal que emborrachó al conductor del BMW? ¿No son corresponsables la empresa de valet parking y los empleados de la misma que permitieron que un borracho se sentara detrás del volante del vehículo?

En México, a diferencia de lo que ocurre en otros países, los emborrachadores o quienes les permiten manejar gozan de una absoluta impunidad cuando por sus actos u omisiones permiten que ocurra una tragedia como la del sábado pasado. Las leyes deben modificarse para castigar severamente a estas personas. Tal vez así empezaremos a ver menos accidentes fatales.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
accidente-bmw

Cuatro adultos jóvenes murieron en la madrugada del sábado pasado al estrellarse el automóvil BMW en que viajaban…   Cuatro adultos jóvenes...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·