La humanidad y los libros

El escritor venezolano Fernando Báez, autor de Las maravillas perdidas del mundo y Nueva Historia Universal de la Destrucción de Libros, considerado una autoridad mundial… El escritor venezolano Fernando Báez, autor de Las maravillas perdidas del mundo...

2 de octubre, 2015 libros-humanidad

El escritor venezolano Fernando Báez, autor de Las maravillas perdidas del mundo y Nueva Historia Universal de la Destrucción de Libros, considerado una autoridad mundial…

El escritor venezolano Fernando Báez, autor de Las maravillas perdidas del mundo y Nueva Historia Universal de la Destrucción de Libros, considerado una autoridad mundial en el campo de la historia de las bibliotecas, publicó este año Los Primeros Libros de la Humanidad (Oceano, 2015), obra imprescindible para saber y conocer realmente la importancia que han tenido, a través de la historia, los libros.

El autor no puede ser más certero, entendió que el mundo necesita recordar la relevancia que ha tenido el libro en el desarrollo de las sociedades, de los individuos.

La primera cita con la que abre Báez corresponde al libro An Introduction to Book History: “La historia del libro es trascendental por todo aquello que nos revela sobre la evolución humana”.

El autor nos introduce al libro desde el origen, a partir de una fotografía donde se le ve pisando la tierra “desde donde salieron los fenicios con objetos etiquetados con el alfabeto que cambiaría la historia de la escritura y los libros”: Biblos (actual Líbano).

Báez emprende la no fácil tarea de contarnos cómo surgieron los libros, quiénes fueron los primeros que se atrevieron a “rascar” (para los antiguos esto significaba escribir) en piedras, por qué surgieron los copistas, de dónde viene el rigor por tener una buena caligrafía que, por ejemplo, para los árabes va más allá de escribir bien, sino que es más un acto propio de la virtud, de la claridad de las palabras como medio para estar más cerca de la verdad.




La interacción que tuvo el mundo de medio oriente (los musulmanes) con occidente, más allá de sus diferencias religiosas, con relación a la preservación de sus obras, de su memoria.

Cómo entender el mundo académico de ahora sin los libros, las obras como pilares para la construcción del estudio escolarizado que nacieron en las entrañas de las catedrales, desde las cuales “no sólo era [n] un centro de liturgia, sino de participación popular”, y donde los monjes maestros junto a los monjes aprendices complementados con “maestros y grupos de alumnos” buscaban intérpretes de libros.

El autor nos da un breve pero sustancioso paseo por las primeras grandes universidades que se fundaron en la Europa medieval como la Universidad de Oxford (1100) y la de Cambridge, constituida por disidentes de Oxford (1209), así, pasando por las muchas más que, no solamente dan un relieve de cómo fueron constituyéndose éstas y más universidades, sino que a causa de su surgimiento, impulsaron la evolución y el aumento de libros.

El libro de Báez nos da un reflejo importante sobre la forma física en que los libros han ido evolucionando y las reacciones ante esto; es decir, que la reacia actitud que tenemos con los libros digitales, no es nueva.

En la antigüedad, ya había voces que estaban en contra de dejar las tablillas para dar paso a los papiros.

No es de extrañar que nos cueste trabajo aceptar al libro en una nueva plataforma, en este caso, los medios digitales: lo traemos en la naturaleza.

Los primeros libros de la humanidad recorre la prehistoria de la escritura, los primeros libros, la revolución editorial del mundo antiguo, la biblia hebrea y cristiana; los libros antiguos chinos, indonesios, budistas y japoneses; los códices mayas y aztecas, y más.

Es importante darse cuenta que el libro es una pieza fundacional, que desdeñarlo es desdeñar nuestra propia historia.

Olvidar para qué nos sirven los libros es suicida, es negarnos como sociedad y como individuos: negar la historia.

Ya alguien dijo que nuestro cerebro es como un palimpsesto, constantemente escribimos sobre lo borrado, sobre lo olvidado, así se perdieron muchas obras de gran importancia. Libros que fueron borrados para escribir otro más sobre los restos.

Así nosotros, y el verdadero peligro no es borrar nuestro propio libro, nuestros conocimientos históricos e identidades, sino lo que estamos sobrescribiendo en él, en una época en la que no entendemos nada, porque no sabemos ni queremos saber, en dónde están las respuestas.

Comentarios
Diálogo con un perseguido político - Diálogo Nocturno

Diálogo con un perseguido político - Diálogo Nocturno

Raymundo Collins fue un funcionario de alto nivel en los gobiernos en la ciudad de México de López Obrador, Marcelo Ebrard y...

enero 7, 2021

Comunicado ruizhealytimes.com

www.ruizhealytimes.com lamenta profundamente la partida de Luis Enrique Mercado, uno de los grandes del periodismo mexicano y amigo de muchos de los...

diciembre 29, 2020




Más de categoría
Diálogo con un perseguido político - Diálogo Nocturno

Diálogo con un perseguido político - Diálogo Nocturno

Raymundo Collins fue un funcionario de alto nivel en los gobiernos en la ciudad de México de López Obrador,...

enero 7, 2021

Comunicado ruizhealytimes.com

www.ruizhealytimes.com lamenta profundamente la partida de Luis Enrique Mercado, uno de los grandes del periodismo mexicano y amigo de...

diciembre 29, 2020

A G E N D A

El Gobernador Miguel Barbosa Huerta encabeza este martes 15 de diciembre, a las 09:20 horas, la habitual rueda de prensa para informar sobre la situación de...

diciembre 14, 2020

Academia Semper: un esfuerzo de divulgación histórica

En Monterrey (Nuevo León) el Candidato a Presidente de la Planilla “José Celso Guajardo” MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presentó...

noviembre 12, 2020