José Antonio Meade y la leyenda del “tapado”

Los precandidatos a la Presidencia de la República, unos más que otros, mantienen una constante dinámica de… Los precandidatos a la Presidencia de la República, unos más que otros, mantienen una constante dinámica de posicionamiento de acuerdo...

17 de mayo, 2016
RHT
jose_antonio_meade

Los precandidatos a la Presidencia de la República, unos más que otros, mantienen una constante dinámica de…

Los precandidatos a la Presidencia de la República, unos más que otros, mantienen una constante dinámica de posicionamiento de acuerdo con las estrategias que cada uno se ha trazado para este propósito.

La táctica de López Obrador es eminentemente publicitaria: sostener presencia en medios y en las entidades mediante las giras que realiza al interior del país;

Sin embargo, eso no le garantiza aumentar simpatías y más allá del voto duro con el que cuenta, lo que logra al menos es mantener la clientela que le pertenece.

En la otra izquierda, Miguel Ángel Mancera se la lleva aguantando los costos del desgaste que genera gobernar, insistiendo en privilegiar un perfil discreto, no hace campaña, si acaso el impacto de su exposición mediática influye básicamente en la capital del país y no tiene ligas ni alianzas más allá de la Ciudad de México.

En el PAN contrastan los métodos de sus dos principales aspirantes: el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, se avoca a las relaciones con los  poderes fácticos del partido y los grupos económicos de dentro y fuera y, por supuesto, con los medios de comunicación que trascienden las fronteras de la entidad.




Margarita Zavala, en cambio, está concentrada en la militancia, tal vez con una actividad más discreta pero no por ello menos efectiva. Es evidente que la señora Zavala ha dividido sus movimientos en dos fases y que la primera de sus prioridades es ganarse a las bases del partido.

Por otro lado, en el PRI, el partido donde convive el mayor número de aspirantes a la candidatura presidencial, la línea es la de siempre: insistir en que todavía no son los tiempos.

Los priístas, que son más disciplinados por formación saben que la determinación es unilateral, están acotados a sus encargos públicos aunque esos puestos son plataformas de movimiento y promoción.

En ese rango y en la lógica de su responsabilidad, quien lleva de momento la ventaja es el Secretario de Gobernación Osorio Chong, de hecho es quien resulta ser el priísta más conocido en todas las mediciones.

Sin embargo, esos mismos números sugieren que Osorio no sería un candidato que ofrezca una garantía contundente de triunfo y aunque no es débil tampoco ha logrado despuntar.

A Videgaray nunca le ha interesado ser el próximo Presidente de México, por lo que al PRI sólo le quedan tres posibilidades: Aurelio Nuño, Manlio Fabio Beltrones y José Antonio Meade, este último, desde nuestro punta de vista, es sin duda el caballo negro, el tapado de la contienda interna.

Nuño tuvo un despegue al ser designado Secretario de Educación, pero con el paso del tiempo su discurso es el mismo y ya no causa el mismo efecto, eso sin descontar que tampoco es un político de alianzas, camina solo y por ello su popularidad se acota; no sólo debido a su talante sobrio, no sería ni por mucho el adecuado para una competencia que será muy cruenta.

En el caso de Beltrones habrá que esperar a los resultados de las elecciones de este año donde se dirimen doce gubernaturas, porque ello será un parámetro de medición fundamental de su desempeño.

Aunque muchas voces concuerdan en que Beltrones podría ser un muy buen presidente, la coincidencia no es la misma cuando se le analiza como candidato. De cualquier manera no se puede negar que aún siendo el más capacitado de todos los pretendientes, ese concepto no necesariamente es el que predomina en la decisión, tanto de la postulación como de la misma elección. 

Por su parte, Meade tiene a su favor una brillante carrera en el servicio público, ocupando las más importantes secretarías del gabinete en gobiernos con presidentes de diferente partido.

Le beneficia que no es un político de corte tradicional, aunque ha demostrado ser un muy buen negociador, tener una gran capacidad de diálogo y el respeto de sus interlocutores, empezando por los panistas de quien fue compañero en el aspecto profesional.

Sin dejar de lado que no hay escándalos en su pasado, sus negativos son muy bajos y si hay algo que se le reconoce sin regateo, es que es un funcionario público además de capaz, honesto.

Meade tiene un perfil que combina experiencia y buena imagen, pero sobre todo que inspira confianza; eso es un elemento más que suficiente como para pensar, que independientemente de los números que miden actualmente las preferencias, es el quien más podría crecer.

Con los atributos que le rodean, sobre todo la decencia que hoy es el valor más preciado por su escasa disponibilidad, la suya sería entonces la oferta con más posibilidades de penetración, a pesar de que su posicionamiento actual no sea el mayor.

Pensar en la posibilidad de que José Antonio Meade termine por ser el caballo negro, como dice la leyenda priísta, “el tapado”, el candidato del PRI y el próximo Presidente de México, conlleva más que una predicción, un análisis de circunstancias.

Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·