Iglesia de Espías

Llega a las librerías del país, un texto que narra el fascinante mundo del espionaje en el marco de la segunda guerra mundial. Autor: Mark Riebling Editorial: Crítica Llega a las librerías del país, un texto que...

10 de junio, 2016
RHT
iglesia-de-espias

Llega a las librerías del país, un texto que narra el fascinante mundo del espionaje en el marco de la segunda guerra mundial.

Autor: Mark Riebling

Editorial: Crítica

Llega a las librerías del país, un texto que narra el fascinante mundo del espionaje en el marco de la segunda guerra mundial. El autor nos cuenta con suma sapiencia y tras una ardua investigación el entramado logístico con el que cuenta la iglesia católica para salvaguardar sus intereses, por lo que no en vano, el Vaticano es considerado como uno de los centros de espionaje más complejos y antiguos del orbe.

El autor viene a romper el mito de que el Papa Pio XII (Cardenal Eugenio Pacelli) había sido el Papa de Hitler tal como se publicitó en el libro de John Cornwell del mismo título, donde se acusa al Pontífice de pronazi y antisionista.

El libro nos cuenta los pormenores y los esfuerzos de gente vinculada a la iglesia católica que buscaron minar desde dentro el gobierno de Hitler, siguiendo la tradición eclesiástica de justificar el tiranicidio, tesis sustentada desde los tiempos de Santo Tomás de Aquino, quien veía con buenos ojos la eliminación de los malos gobernantes, anteponiendo el quinto mandamiento por el bien general.




¿Sabía usted que Guillermo Marconi (inventor del telégrafo) instaló micrófonos el Vaticano para que su santidad Pio XII pudiera escuchar y grabar las conversaciones de sus invitados, generalmente hombres de Estado y de negocios? Esta y muchas anécdotas más son citadas en las páginas de éste libro que sin duda dará de que hablar y harán ver el conflicto bélico de la guerra mundial bajo otro cariz.

En el libro se devela el plan secreto para eliminar a Hitler auspiciado por el Vaticano que concluyó en la malograda Operación Valkiria, y nos cuenta como el Almirante Wilheim Canaris, cabeza de la Abhwer (Servicio de Inteligencia Alemán) estuvo desde un inicio en contra de las acciones del Fûhrer, situación por la que fue ejecutado en la horca.

De igual forma el libro nos cuenta las peripecias de Josef Müller, ex combatiente de la Primera Guerra, abogado y espía de su santidad, quien desde la clandestinidad tejió los hilos para engañar a Himmler y a sus temibles SS e incluso burlar la muerte al sobrevivir a sus verdugos al termino del conflicto, ello  a pesar de haber sido recluido y torturado por sus actividades en contra del Reich.

También veremos como el espionaje es citado en el evangelio de San Marcos al narrar los métodos clandestinos (disciplina arcani), utilizados desde ese entonces por los apóstoles de Jesús para evadir a las autoridades romanas en plena persecución en contra de los cristianos auspiciada por los Cesares.

Como cita el autor en sus páginas; “En los siglos siguientes, no transcurriría un año sin que la iglesia participara en una guerra en el mundo. Ciento setenta veces los usurpadores expulsaron al pontífice de la ciudad, y 33 veces los mataron estando en la silla de San Pedro. Tan solo en los siglos  IX y X fueron testigos de la decapitación de Juan XII, de la muerte por inanición de Juan XIV, del envenenamiento de Adrián III, de la muerte por asfixia de Benedicto VI, del descuartizamiento de Esteban VIII, de la muerte a golpes de León V, del estrangulamiento de Esteban VI, de la muerte por garrote de Esteban VII, de la muerte a golpes de Juan VIII, de la muerte por sofocamiento por almohada de Juan X y de los golpes que dejaron inconsciente a Bonifacio VII, quien fue abandonado bajo la estatua de Marco Aurelio y apuñalado por los peatones hasta su muerte”, por lo que no es de imaginar, del porqué de la secrecía de Pacelli para no enfrentar directamente y provocar la ira de Hitler y del Duce Mussolini, quien incluso amenazó (al igual que el Germano) con invadir al Vaticano y poner al Papa bajo arresto.

Una obra que nos cuenta como Pacelli fue nombrado nuncio en Alemania y desde ese entonces entabló amistad con Cannaris y la Intelligentsia germana, relaciones que le sirvieron cuando Pacelli obtuvo el báculo de San Pedro y el anillo del pescador para luchar desde la clandestinidad contra Hitler y sus pogromos.

Un texto que se lee con sumo deleite como si se tratase de una novela de espionaje. Un libro que nos mostrará como la inteligencia, sigue moviendo (y moverá) los hilos y cómo tras una guerra real se desarrolla otra paralela bajo las sombras.

¡Como ex agente de inteligencia lo recomiendo!

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
iglesia-de-espias

Llega a las librerías del país, un texto que narra el fascinante mundo del espionaje en el marco de la segunda guerra...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·