¿Humanos de diseño?

¿Estamos preparados para crear humanos de diseño? ¿Contamos con la capacidad y la tecnología para realizarlo? La ciencia y la tecnología ha rebasado nuestra imaginación… ¿Estamos preparados para crear humanos de diseño? ¿Contamos con la capacidad y...

28 de junio, 2016
RHT

¿Estamos preparados para crear humanos de diseño? ¿Contamos con la capacidad y la tecnología para realizarlo? La ciencia y la tecnología ha rebasado nuestra imaginación…

¿Estamos preparados para crear humanos de diseño? ¿Contamos con la capacidad y la tecnología para realizarlo?

La ciencia y la tecnología ha rebasado nuestra imaginación y cada día es más difícil tener una opinión acertada sobre lo que es éticamente correcto.

Hace un par de años la científica norteamericana Jeniffer Doudna de la Universidad de Berkley y la francesa Emanuelle Charpentier, directora del Instituto Max Planck de Berlín, desarrollaron una nueva tecnología que permite editar el genoma, a la cual llamaron CRISPR Cas9.

Esta tecnología, permite realizar cambios en el ADN de las células, abriendo una nueva e inmensa posibilidad para curar enfermedades genéticas. Está basada en un proyecto de investigaciones básicas sobre cómo las bacterias combaten las infecciones por virus, quienes solo cuentan con algunos minutos para desactivarlas antes de ser destruidas.

Muchas bacterias dentro de su sistema inmune cuentan con un sistema llamado CRISPR que les permite detectar el ADN de los virus y combatirlo. Parte de este sistema es una proteína llamada Cas9 que busca, corta y degrada el ADN viral. Utilizando esta tecnología ha sido posible cambiar el ADN en células de ratones, monos y otros organismos.




Cuando un virus infecta una célula bacteriana, inyecta su ADN en ella, el sistema CRISPR de la bacteria permite el paso de ADN en pequeños segmentos alojándolos en el ADN de su cromosoma. Estos pequeños segmentos se instalan en una porción llamada CRISPR que es un mecanismo que permite a las células “memorizar” los tipos de virus a los que ha sido expuesta con el paso del tiempo. Algo importante es que esos segmentos de ADN pasan a la progenie celular, es decir a las “células hijas”, por lo que quedan protegidas también durante las generaciones posteriores.

Esto permite a las células mantener un récord de infecciones, “es como una cartilla de vacunación”, comenta Jeniffer Doudna. Una vez que esos segmentos han sido insertados en el ADN de la bacteria, la célula realiza una copia de una molécula llamada ARN que es una réplica exacta del ADN del virus.

El ARN interactúa con las moléculas de ADN que coinciden con su secuencia, así es que esos pequeños segmentos de ADN en el área del CRISPR se unen a la proteína Cas9, formando un complejo que funciona como un centinela en la célula, rastreando el ADN celular en busca de aquellos puntos que coinciden con su secuencia.

Cuando esas secuencias son encontradas, el complejo asociado al ADN permite al Cas9 cortar de una forma precisa el ADN viral.

Este complejo es programable, lo que permite reconocer secuencias de ADN particulares y cortarlas, con lo que puede ser utilizado en ingeniería genética obligando a las células a realizar un cambio preciso en su ADN en el lugar previamente determinado, de la misma forma que realizamos un cambio de letra en un procesador de texto.

Si podemos programar la tecnología CRISPR para realizar un corte del ADN en la posición de una mutación que provoca por ejemplo la fibrosis quística, podremos estimular a las células a que reparen esa mutación.

Las primeras aplicaciones de CRISPR seguramente habrán de llevarse a cabo en el sistema sanguíneo, en donde es relativamente fácil enviar esta herramienta a las células en comparación con tejidos sólidos.

Seguramente veremos aplicaciones clínicas de esta tecnología en los próximos 10 años.

Esta tecnología también puede ser utilizada para “mejorar”, en el futuro podremos realizar modificaciones para tener huesos más fuertes, menor sensibilidad a enfermedades cardiovasculares, o inclusive  programar características como el color de los ojos, del pelo, la piel o quizá ser más altos; en una palabra “humanos de diseño”

En este momento la información genética de que disponemos, no nos permite saber qué genes son los que dan origen a éstas características, pero es importante saber que CRISPR es una herramienta que nos permitirá realizar esos cambios una vez que la tecnología esté disponible.

Recientemente científicos Chinos han usado esta tecnología para modificar genes en embriones humanos y en Filadelfia la han utilizado para eliminar virus de VIH de células humanas.

La ingeniería genética en humanos no está disponible aún, pero esto ya no es Ciencia ficción, actualmente se realiza en plantas y animales, lo que nos coloca ante una gran responsabilidad para considerar cuidadosamente las consecuencias no intencionadas, así como los impactos deliberados de nuestros descubrimientos científicos.

La pregunta es: ¿Estamos preparados para crear humanos de diseño?

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

¿Estamos preparados para crear humanos de diseño? ¿Contamos con la capacidad y la tecnología para realizarlo? La ciencia y la tecnología ha...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·