Haciendo tiempo

Si usted siente como que la semana se le ha hecho muy larga permítame confirmarle que sí, tiene un segundo de más. Si usted siente como que la semana se le ha hecho muy larga permítame confirmarle...

2 de julio, 2015
RHT
tiempo

Si usted siente como que la semana se le ha hecho muy larga permítame confirmarle que sí, tiene un segundo de más.

Si usted siente como que la semana se le ha hecho muy larga permítame confirmarle que sí, tiene un segundo de más.

En realidad se había anunciado hace rato. El Servicio Internacional de Rotación de la Tierra (IERS) lo comunicó desde enero. Junio de 2015 sería más largo que el de años anteriores porque se le agregaría un segundo. Claro que un segundito de más o de menos no cambia la vida de nadie. Y si usted tiene un Apple watch de 300 mil pesos seguro menos. ¿O sí?

¿Pero qué es el tiempo?

San Agustín aplicó la definición más pornográfica cuando dijo que “sé lo que es el tiempo pero si alguien me lo pregunta no sabría explicarlo.” Siglos más tarde el Juez norteamericano Potter Stewart ante la imposibilidad de definir con precisión lo que es pornográfico dijo “sé lo que es cuando lo veo” quizá recordando antiguas lecturas de catecismo avanzado. Einstein dijo que el tiempo es “aquello que medimos con un reloj.”Más prosaico es aquello de que el tiempo es dinero con lo cual seguro se exaltarían en el Banco Central Europeo.

David Landes en Revolución en el Tiempo dice que filósofos y científicos no tienen empacho para escribir hartos libros y artículos que en realidad solo reflejan más lo que no se sabe. Sin embargo está claro que medir el tiempo y aprovecharlo es fundamental para la vida de todas las personas. Andrew Niccol lo llevó al extremo en el guión de la película El precio del mañana, donde en un futuro lo que se comercializa, cobra y detenta es tiempo de vida.




Un texto de la abadía de Bury Saint Edmunds cuenta que el 23 de junio de 1198 “hubo un incendio(…)los jóvenes corrimos al pozo y al reloj.” ¡¿Al reloj?! Si, para sacar agua y apagar el fuego; era un reloj de agua. Los relojes de agua dejaban caer algo del vital líquido para marcar el tiempo o hacer oscilar un mecanismo. La división medieval del día en tercios de ocho para trabajar, rezar y descansar requería saber en qué momento hacer cada cosa. Desde entonces los relojes mecánicos se han basado en oscilaciones como los péndulos. En 1969 Zeiko inició la comercialización de un reloj de cuarzo que también vibra al aplicarle electricidad. Las vibraciones son suficientemente constantes como para que solo se retrase medio segundo al día.

Pero la verdadera revolución había llegado un par de años antes cuando se dejó de usar el tiempo astronómico para medir las horas y se comenzó a emplear el Tiempo Universal Coordinado.

Este se basa en oscilaciones que tienen algunos átomos que pasan de un estado de energía a otro en periodos regulares. Son los relojes atómicos. Los relojes atómicos de cesio 133 solo se atrasan un segundo cada trescientos millones de años. Y la búsqueda de la precisión no acaba. El pasado 1 de junio Jun Ye y un equipo de  del Instituto Nacional de Medidas y Tecnología de los Estados Unidos y la Universidad de Boulder publicaron en la revista Nature Communications sus avances en el funcionamiento de un reloj atómico que podría atrasarse solo un segundo cada 15 mil millones de años. Más de lo que ha durado el Universo hasta ahora. ¿Entonces para qué ajustar un segundo este año? En realidad el desajuste no tiene que ver con los relojes, sino con nuestro calendario y con los movimientos de la Tierra alrededor del Sol y de sí misma.

Nuestro calendario es horrible, pero era peor. Cada año consta de sus 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45, 9678 (…) segundos. ¿Qué hacer con esos 48 minutos? ¿Ver medio tiempo de un Cruz Azul -Chiapas? Las civilizaciones antiguas decidieron no hacer caso a los alienígenas que los ayudaron a construir edificios con forma de triangulito de Boing y los calendarios se fueron desfasando hasta que Julio Cesar puso orden y los años se definieron como  365 ¼ días, y cada cuatro años agregar un día. Aun así se fueron acumulando once minutos anuales lo que hizo que Gregorio XIII convocara a Cristóforo Clavius y otros matemáticos jesuitas para proponer una solución pues las vacaciones de Semana Santa ya caían en invierno. Así que decidieron desaparecer los diez días sobrantes hasta entonces; los europeos católicos que se durmieron un 5 de octubre de 1582 y despertaron el 15 de octubre. Luego, definieron el año como 365 días más 24.22 % de día y agregaron un 29 de febrero cada 4 años y otro cada 400 años en cambio de siglo bisiesto como lo fue en el 2000. Sí, está feo, pero solo se atrasa un día cada 2, 800 años.

Nuestro planeta en términos cronológicos tampoco es lo que se dice, elegante. Es cierto que el día dura 24 horas, 86 400 segundos, lo que tarda en girar sobre su eje el planeta pero su velocidad de giro no es constante. La atracción gravitacional de la Luna la ha ido frenando desde hace millones de años. Así que mientras los relojes atómicos son constantes El planeta no tanto y nuestro calendario aún menos. Desde 1967 para compensar estos cambios se han agregado 26 segundos. El último fue en 2012 y retrasó decenas de vuelos de la aerolínea australiana Quantas. Y es que todos los artefactos electrónicos se sincronizan usando el Net Time Protocol que es el programa que hace que su teléfono sepa qué hora y día es al cambiar el horario de verano. Y todo esto está ajustado a los 400 relojes atómicos que hay.

Pero no se preocupe. El reciente Apple watch tiene el mismo margen de error que un reloj de cuarzo barato de los sesenta, medio segundo cada 24 horas pero se ajusta varias veces al día para desquitar su precio de una casa de interés social. 

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
tiempo

Si usted siente como que la semana se le ha hecho muy larga permítame confirmarle que sí, tiene un segundo de más....

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·