#Guerrero: Las bases sociales del narco

El coordinador estatal de la Policía Federal en Guerrero, David Portillo Menchaca, al explicar qué había ocurrido…   El coordinador estatal de la Policía Federal en Guerrero, David Portillo Menchaca, al explicar qué había ocurrido en la...

23 de junio, 2017
RHT
bases-sociales-narco

El coordinador estatal de la Policía Federal en Guerrero, David Portillo Menchaca, al explicar qué había ocurrido…

 

El coordinador estatal de la Policía Federal en Guerrero, David Portillo Menchaca, al explicar qué había ocurrido en la comunidad de la Gavia, municipio de San Miguel Totolapan, la noche del 19 de junio cuando fueron emboscados y muertos cuatro: “¡fue un pueblo completo!”, expresó; más de 150 personas atacaron a efectivos de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Policía Estatal.

De acuerdo Portillo Menchaca detrás de la operación para entrar a La Gavia, existía trabajo de inteligencia de las corporaciones policiacas y estaban listos para entrar por el principal delincuente que azota la zona, Raybel Jacobo de Almonte, que más allá de la presunta protección que tenga del diputado todavía del PRI Saúl Beltrán, es la propia comunidad de la Gavia la que lo tiene blindado, la que “halconea” y que tiene redes con otros grupos de “autodefensas” para evitar que “El Tequilero” sea detenido.

El 13 de mayo pasado, cuando se lanzó un operativo policíaco fuerte para romper un bloqueo simultáneo en seis vías de comunicación de la Tierra Caliente, se escuchaban gritos de “¡No queremos militares en La Gavia!”, proveniente de gente en resistencia en los bloqueos de Arcelia y San Miguel Totolapan: “¿Para qué los queremos ahora, si desde hace ocho años estamos pidiendo y nunca hicieron caso?”, reclamaba una mujer desesperada. El alcalde perredista Juan Mendoza Acosta, varias veces señalado de haber pactado con alguno de los grupos delictivos que se disputan la plaza, tirada acusaciones para todos lados sin saber si impedir o alinearse a las fuerzas federales. Mientras, la dirigencia de su partido, el PRD, volvía a lavarse las manos y señalando vacío de poder, cuando la población acusa directamente a ellos de haberse sometido a los narcos a cambio de candidaturas y posiciones a modo.

Lo que sucede en esta parte de la Tierra Caliente no es nuevo. Lo hemos venido denunciando desde hace años: los narcotraficantes han conformado una red de bases sociales de apoyo por toda la región con taxistas, profesores, comerciantes, transportistas, constructores, amas de casa (que les hacen de comer) y hasta algunos radiocomunicadores.

San Miguel Totolapan, Ajuchitlán del Progreso, Teloloapan, Arcelia, Tlalchapa y Tlapehuala son claves para un delincuentes que eran comandados por el otrora poderoso José María Chávez Magaña, “El Pony”, un capo más peligroso que “la Tuta”, que gozó de la protección de “la hermandad” de la policía mexiquense y que tenían controladas “bases sociales” del sur del Estado de México como Tlatlaya, Tejupilco, Bejucos, Luvianos, Acatepec, Temascaltepec y Zacazonapan. Ellos son expertos en campañas “sociales” contra las fuerzas federales, hacen narcobloqueos, denuncian violación a derechos humanos y les ha dado por imitar el modelo de “autodefensas” como ahora está ocurriendo.




A la caída de “El Pony”, el 2 de julio de 2014, vinieron una serie de acciones de campaña contra el Ejército, policía federal y Marina, coordinador por Jonhy Hurtado Olascoaga, “El Pez”, quien tomó el mando del grupo delictivo. A él, o él mismo, según ha confiado un agente infiltrado en el grupo delictivo conocido como “Los Tequileros”, fue quien organizó la campaña de filtraciones contra las fuerzas federales como que haya movido a la testigo “Julia” para que testificara el 19 de septiembre 2014, la revista Esquire, que aunque 21 de las 22 víctimas se habían rendido, los soldados los mataron luego de interrogarlos. Aquí los audios:

El 23 de julio de 2014, para reforzar la campaña, taxistas “halcones” al servicio de “El Pez”, encabezaron un bloqueo de taxistas y transportistas en el tramo de Arcelia de la carretera Iguala-Ciudad Altamirano, para exigir la salida del Ejército.

https://edomex.quadratin.com.mx/Ante-bloqueos-suspenden-servicio-de-transporte-Altamirano-y-Arcelia/

Al día siguiente, el 24 de julio, similar a Arcelia, y también atizados por “El Pez” y su hermano Alfredo Hurtado, “El Fresa”, un capo despiadado, obligaron a pobladores, taxistas y transportistas, bloquearon por varias horas y en tres días de manera intermitente, la carretera Toluca-Ciudad Altamirano en los tramos Tejupilco, Bejucos y Luviano.

La revista Proceso, que a veces olvida este tema, lo publicó así: http://www.proceso.com.mx/377954/mexiquenses-bloquean-carreteras-exigen-salida-de-la-marina

Lo mismo que el diario El Sur, http://suracapulco.mx/2/bloquean-los-caminos-a-altamirano-y-arcelia-en-el-estado-de-mexico-exigen-la-salida-de-la-marina/

Hoy hay tres grupos fuertes en la región; pero dos son los grupos delictivos que se disputan el corredor minero y de siembra de amapola de la Tierra Caliente (Ajuchitlán, San Miguel Totolapan, Teloloapan y Arcelia): “Los Tequileros”, encabezados por Reynel Jacobo Almonte, y el último reducto de La Familia Michoacana, encabezados por los hermanos Johny Hurtado Olascoaga, “El Pez”, y Alfredo Hurtado Olascoaga, “El Fresa”.

Desde diciembre del año pasado se rumoraba, sin confirmar, que “El Pez” habría muerto y que su hermano, Alfredo Hurtado “El Fresa”, habría decidido vengar la muerte de su hermano y tener el control de toda la región incluso disputarle la plaza a Francisco Maldonado Bustos (a) “Chico” y su hermano Rodolfo Maldonado Bustos y/o José Pineda Pineda y/o José González Pineda alias “Don José”, quienes tienen el control de la Tierra Caliente en los límites con Michoacán.

De este tamaño es la crisis que está por rebasar a Guerrero, Michoacán y Estado de México. Mucho, mucho más grave que lo que sucede en Puebla con los Huachicoleros y que requiere una acción coordinada, integral y de suma de muchas voluntades para quitarle el poder al narco, en especial al poder que tienen entre la población a la que han comprado a la fuerza, con violencia, con amenazas y con secuestros.

El ejemplo lo puso primero Pablo Escobar en Colombia

Lo que pasa la Tierra Caliente de Guerrero, como de Michoacán, Estado de México y también ocurrió con los cárteles del Golfo y “zetas” en Tamaulipas, Veracruz y Tabasco, así como con los de Sinaloa en el Triángulo Dorado, no es nuevo.

El ejemplo lo tomaron del narcotraficante y jefe del cártel de Medellín en la década de los años 80 del siglo pasado, Pablo Escobar Gaviria, quien operó su estrategia de poder criminal en cuatro frentes:

Uno. El frente financiero que controla todos los mecanismos de lavado de dinero. A diferencia del cártel de Cali, Pablo Escobar Gaviria concentraba en forma centralizada todo el poder y todas las riquezas que le generaba el narcotráfico, evitando competencia de “minicárteles” y decidiendo el destino de las ganancias, entre ellas, financiar obras y movimiento sociales.

(Fuente: José Gregorio, Operación Cali Pachanguero, Planeta, 16).

Dos. El frente armado, encargado de ejecutar a los enemigos y traidores del cártel de Medellín, así como de reclutar sicarios en los barrios populares. El lema del frente era “plata o plomo”. (Fuente: Patricia Cardona, “Los narcotraficantes y la búsqueda de aceptación en la sociedad colombiana”, Colombia 2007, Universidad Eafit ).

Tres. El frente político, cuando decidió no sólo profundizar sus apoyos a candidatos a puestos de elección popular, sino él mismo incursionar como diputado del Congreso de su país, al lograr una posición en la Cámara de Representantes por el Movimiento de Renovación Liberal, con objeto de integrar un grupo de legisladores que impidieran leyes que permitieran la extradición de narcotraficantes a los Estados Unidos y penalizaran el enriquecimiento inexplicable. (Fuente: Georgina Olson, “Cunde ejemplo de Pablo Escobar”, Nuevo Excélsior, 23 de febrero de 2009).

Y Cuatro. Y el frente social, consistente en tener bases sociales de apoyo, le brindaran respaldo popular y así legitimar de sus actividades ilícitas ante ciertos sectores sociales.

El frente social lo armó Pablo Escobar a través de la Fundación “Medellín sin tugurios”, una asociación cívica sin fines de lucro vinculada a ministros de culto católicos: Elías Lopera y Hernán Cuartas, quienes formaban parte de la Junta Directiva de la Asociación (algo similar ocurre en Guerrero con los curas del narco).

“La fundación no tiene intereses políticos porque la Junta está integrada por sacerdotes que no tienen interés político ni partidista de ninguna clase (…) El señor Pablo Escobar, su presidente, lleva más de doce años vinculado a programas cívicos y sociales, como lo demuestra haber sido secretario de la Junta de Acción Comunal del barrio La Paz de Envigado en el año de 1968″.

(Fuente: “Medellín sin tugurios”. Sin fecha. Biblioteca Pública Piloto. Sala Antioquia, Colombia)

“El Patrón” obtuvo grandes dividendos sociales con la creación en 1986 del proyecto “Ciudadela Medellín sin tugurios”, porque apoyó a 780 familias que vivían en una zona de tiradores de basura de Medellín, dotándolas de nuevas viviendas; 40 canchas de futbol soccer en zonas marginales; Iluminación de 100 canchas deportivas; construcción de 10 mil casas para familias pobres, entre otros apoyos sociales.

(Fuente: Georgina Olson, “Cunde ejemplo de Pablo Escobar”, Nuevo Excélsior, 23 de febrero de 2009)

La gran lección de lo que ocurrió en Colombia con Escobar y ahora con los narcotraficantes, es que los delincuentes son más eficaces que los gobiernos para resolver problemas de la población.

Gracias a las acciones sociales del cártel de Medellín, Pablo Escobar logró insertarse en el tejido social de estas zonas e incidir en la voluntad ciudadana al momento de votar o llevar a cabo acciones desestabilizadoras. ¿Qué pasará en aquellas localidades donde el que manda es el narcotráfico?

Ahí queda la duda y el reto para las autoridades.

Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·