Gobernador improvisado

Llegó al cargo porque ni el PRI ni el PAN supieron postular candidatos capaces de ganar la elección. Llegó al cargo porque ni el PRI ni el PAN supieron postular candidatos capaces de ganar la elección. Antes...

12 de febrero, 2016
RHT
bronco-topo-chico

Llegó al cargo porque ni el PRI ni el PAN supieron postular candidatos capaces de ganar la elección.

Llegó al cargo porque ni el PRI ni el PAN supieron postular candidatos capaces de ganar la elección. Antes de ser gobernador fue diputado federal por el PRI en 1992, luego diputado local en 1997 y finalmente, de 2009 a 2012, presidente municipal de García, municipio con solo 145,000 habitantes que es parte de la zona metropolitana de Monterrey.

En 2011, siendo presidente municipal, fue blanco de dos atentados. Sobrevivió gracias a que en ambas ocasiones viajaba en un vehículo blindado. En el primero, el 25 de febrero, murieron tres agresores. En el segundo, el 29 de marzo, murió uno de sus guardaespaldas. El hecho de sobrevivir los dos ataques, perpetrados por policías y criminales coludidos, lo hizo popular entre los habitantes de Monterrey y el resto del estado.

Como legislador federal y local fue uno más del montón pero los enterados aseguran que fue un buen presidente municipal.

En septiembre de 2014 renunció al PRI, partido al que se afilió a los 22 años de edad y en el cual militó durante 33 años. Menos de tres meses después se declaró candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León.

Después del desastroso y corrupto gobierno del priista Rodrigo Medina, el PRI postuló a una candidata sin arrastre y el PAN a un hombre que gobernó Monterrey hace 12 años.




PRI y PAN olvidaron que los votantes de Nuevo León estaban hartos de los típicos políticos, como eran sus respectivos candidatos, y no creyeron que fuera posible que ganara la gubernatura un candidato independiente y políticamente incorrecto como Jaime Rodríguez, mejor conocido como “El Bronco”. Y más si dicho independiente contaba con la bendición de las cúpulas empresariales nuevoleonesas.

En la elección del 7 de junio del año pasado, El Bronco ganó la gubernatura con el 48.8% de los votos a su favor.

Llegó así a la gubernatura del tercer estado económicamente más importante del país un individuo que, fuera de su personalidad aguerrida y su franca manera de hablar, no tenía la menor experiencia para ocupar dicho cargo.

Desde su campaña hasta la fecha, la forma de trabajar de El Bronco ha sido caótica, desordenada. Es un típico caudillo que no sabe delegar responsabilidades entre sus subordinados y quiere estar en todo al mismo tiempo resultando a fin de cuentas que no está en nada.

Fuera de discursos repletos de palabras altisonantes, nada de importancia ha hecho desde que asumió el cargo el 4 de octubre pasado.

Por ejemplo, sabiendo que la cárcel de Topo Chico era una bomba de tiempo que podía estallar en cualquier momento, no tomó las medidas necesarias para evitar el motín que ayer ocurrió en el penal y que le costó la vida a 49 reos.

El Bronco tuvo cuatro meses para corregir algunas de las fallas que los anteriores gobernadores ignoraron totalmente. El costo de su indolencia son 49 vidas humanas, un número que en otro país hubiera generado un escándalo mayúsculo y hasta la renuncia del gobernante.

La mayoría de los reos murieron a puñaladas o garrotazos porque nadie evitó que los palos, bates, puñales y demás armas punzocortantes entraran a Topo Chico. Se reporta que hasta balazos hubo durante la trifulca y que por lo menos uno de los muertos murió por arma de fuego.

Ayer traté de entrevistar a El Bronco, quien se ha negado a hablar conmigo desde que se lanzó por la gubernatura. Nadie contestó los celulares ni los teléfonos fijos que suele utilizar. No había nadie a cargo ni antes, durante ni después de la masacre de Topo Chico.

Acontecimientos como el que ayer ocurrió en Nuevo León se dan cuando quien gobierna es un populista improvisado. Apenas empieza el gobierno de El Bronco. Los nuevoleoneses que lo eligieron lamentarán haberlo hecho.

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·