Elecciones presidenciales en Brasil: el rumbo de Sudamérica en juego

El próximo domingo se celebran las elecciones generales de Brasil, en las que conoceremos si Dilma Rousseff será reelecta como presidenta para un segundo periodo. La incertidumbre es alta, ya… El próximo domingo se celebran las elecciones...

30 de septiembre, 2014

El próximo domingo se celebran las elecciones generales de Brasil, en las que conoceremos si Dilma Rousseff será reelecta como presidenta para un segundo periodo. La incertidumbre es alta, ya…

El próximo domingo se celebran las elecciones generales de Brasil, en las que conoceremos si Dilma Rousseff será reelecta como presidenta para un segundo periodo. La incertidumbre es alta, ya que, a principios de septiembre, algunas encuestas comenzaron a dar el triunfo en segunda vuelta a Marina Silva, candidata del Partido Socialista Brasileño.

La elección

En las elecciones generales de este domingo, se disputan:

  • La presidencia de Brasil,
  • La totalidad de la Cámara de Diputados (513 diputados),
  • Un tercio del senado (27 senadores), y
  • 27 gubernaturas estatales

¿Cómo funciona el sistema electoral brasileño?

Todos los cargos son electos por voto directo. El cargo a presidente dura 4 años, con posibilidad de reelección. En caso de que ningún candidato obtenga 50% de los votos, se realiza una segunda vuelta. La Cámara de Diputados es electa cada 4 años. Los senadores son electos por mayoría relativa para cumplir un periodo de 8 años; sin embargo, cada 4 años hay elecciones senatoriales debido a que en una elección se elige 1/3 del senado y en otra las 2/3 partes restantes.




Fuente: Elaboración propia en base a http://www.ebc.com.br/noticias/politica/2013/07/como-funciona-o-sistema-eleitoral-brasileiro, http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/l4737.htm (art. 82)

En la elección presidencial participarán 32 partidos políticos: 8 de manera individual y 24 agrupados en 3 coaliciones en torno a los candidatos más fuertes. Si este domingo ningún candidato obtiene más del 50% de los votos, se realizará una segunda vuelta entre los dos candidatos punteros el día 26 de octubre.

Los candidatos punteros

El 13 de agosto de este año, Eduardo Campos, candidato de la Coalición Unidos por Brasil, murió en un accidente aéreo. Tras su muerte, su compañera de fórmula como vice presidenta, Marina Silva, se convirtió en la nueva candidata de la coalición. 

Marina Silva rápidamente escaló en las encuestas y superó a Aécio Neves, candidato de la derecha. Esto apunta a que una segunda vuelta podría ocurrir entre Dilma Rousseff y Marina Silva. De ser así, sería la primera vez en 20 años que la presidencia no se compita entre el izquierdista Partido de los Trabajadores y el derechista Partido Social Demócrata.[1]

a. Continuidad con Dilma Rousseff

Por sus antecedentes e ideología, la base electoral de Dilma Rousseff se concentra en los estratos más pobres. Su mayor fortaleza se centra en la continuidad de los programas sociales y el manejo de la economía de Lula, que sustentaron el crecimiento económico de la década pasada y la disminución de la pobreza.

Sin embargo, varios aspectos de su gobierno han sido criticados por diversos sectores:

  • En junio de 2013, más de un millón de brasileños salieron a las calles a protestar contra la corrupción del gobierno, las promesas incumplidas y la baja calidad de los servicios públicos.[3] Esto frente a los altos costos de la organización de la Copa del Mundo 2014.
  • La aprobación presidencial bajó de 80% a 40% y permanece alrededor de ese porcentaje en la actualidad, tras un ascenso de un mínimo de 31% en julio de este año.
  • La desaceleración de la economía brasileña a partir de 2010.

Dilma Rousseff propone mantener como pilares de su gobierno la solidez económica y la amplitud de las políticas sociales. Pero un tercer pilar se une, a la “competitividad productiva”, que planea lograr mediante inversiones en:

  • Infraestructura social y económica
  • Educación, ciencia, tecnología e innovación.

Además propone:

  • Pacto Nacional para la mejora de la educación media.
  • Reforma federativa (que discutirá las atribuciones de los estados y municipios, incluyendo la estructura tributaria)
  • Promoción de la universalidad del acceso a internet[5]

b. Marina Silva, una tercera vía

Marina Silva ha enfatizado en su campaña que es una tercera vía a los dos partidos tradicionales (PT y PSDB). Algunas de sus promesas de campaña son:

  • Un banco central independiente,
  • Inflación meta de 4.5%,
  • Reforma fiscal y otra a las instituciones políticas,
  • Escuelas públicas de tiempo completo,
  • Asignar 10% del PIB al sistema de salud pública, y
  • Retoma la importancia de que el Estado provea servicios de calidad, oportunidades a los más pobres, e incluso apoya al matrimonio entre homosexuales.[6]

Su pasado y su personalidad han jugado a su favor. Silva nació en una familia humilde dedicada a la recolección de caucho. Quedó huérfana a los 15 años y aprendió a leer y escribir a los 16 años. Fue trabajadora doméstica y obtuvo su licenciatura en historia a los 26 años. Es sencilla, usa poco maquillaje y confiere una imagen que inspira confianza. Se convirtió en defensora ambientalista y de los derechos indígenas. Asimismo, fue reconocida internacionalmente en la década pasada, pues siendo Ministra de Medio Ambiente de Lula logró disminuir la deforestación, creó reservas indígenas y arrestó a cientos por delitos ambientales.[7] Algunos, sin embargo, critican su devoción religiosa, al pertenecer a la iglesia evangélica.

Conclusiones: ¿Qué depara el futuro?

Las elecciones de este fin de semana tendrán un impacto en todo Latinoamérica. No sólo está en juego quién será el próximo presidente de Brasil, si no el rumbo que seguirá económicamente la economía más grande de la región. Dilma Rousseff promete continuidad, mientras la oposición busca un regreso a la economía ortodoxa.

La política exterior brasileña también podría cambiar en torno a los resultados de este fin de semana. Si la oposición gana, la economía más grande de la región podría dejar de apoyar políticamente a otros regímenes de izquierda de la región, especialmente a Venezuela y Argentina.[8]

_______________________________________________________________

[1] https://www.opendemocracy.net/arthur-ituassu/brazil's-vote-marina-silva's-chance

[2] http://g1.globo.com/politica/eleicoes/2014/noticia/2014/09/dilma-tem-38-marina-29-e-aecio-19-aponta-pesquisa-ibope.html?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=g1

[3] http://www.economist.com/blogs/economist-explains/2014/09/economist-explains-13

[4] http://data.worldbank.org/indicator/NY.GDP.MKTP.KD.ZG

[5] Plan de Gobierno de Dilma Rousseff. https://programadegoverno.dilma.com.br/wp-content/uploads/2014/07/Programa-de-Governo-Dilma-2014-RGB1.pdf (en Portugués)

[6] http://www.economist.com/blogs/americasview/2014/08/brazils-presidential-election-0

[7] http://www.bbc.com/news/world-latin-america-28865958 y http://time.com/3149004/the-green-activist-who-might-become-brazils-next-president/

[8] http://www.miamiherald.com/news/local/news-columns-blogs/andres-oppenheimer/article2145470.html

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

El próximo domingo se celebran las elecciones generales de Brasil, en las que conoceremos si Dilma Rousseff será reelecta como presidenta para...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·