El viaje del Papa a Latinoamérica y el extraño crucifijo que le obsequió Evo Morales

Interesante viaje del Papa Francisco a tres países de América Latina. No sólo por el derroche de carisma y diplomacia, sino porque atendió problemas candentes… Interesante viaje del Papa Francisco a tres países de América Latina. No...

13 de julio, 2015
RHT
evo-papa-crucifijo

Interesante viaje del Papa Francisco a tres países de América Latina. No sólo por el derroche de carisma y diplomacia, sino porque atendió problemas candentes…

Interesante viaje del Papa Francisco a tres países de América Latina. No sólo por el derroche de carisma y diplomacia, sino porque atendió problemas candentes de la región más allá de lo estrictamente eclesial.

En Ecuador, el primer punto del itinerario, el Papa encontró un país en tregua después de un periodo altamente convulso por las series de reformas emprendidas por el presidente Rafael Correa. Los obispos hicieron lo mejor que pudieron para apaciguar las inquinas y el gobierno y la sociedad civil pusieron su parte. De la etapa ecuatoriana del viaje papal, el balance es altamente positivo, pues los católicos ecuatorianos -así como algunos venezolanos peruanos y colombianos-  se volcaron para recibir a este argentino carismático, que no llegó a pontificar sino a compartir su experiencia y llevarles un mensaje de aliento ante las tribulaciones. Incluso, tuvo la ventaja de poner de mayor relieve la encíclica Laudato si.

La segunda etapa, la boliviana, fue una cosa totalmente distinta. Bolivia hasta hace dos décadas había una mayoría católica y se dispensaba un trato especial a la Iglesia. Sin embargo, con la nueva constitución impulsada por Evo Morales, se dejó atrás el régimen concordatario y se garantizó la libertad de creencias. Pero más que nada, desde el gobierno de Morales se ha impulsado el retorno a las creencias tradicionales prehispánicas, con lo que el número de católicos ha descendido al 67% de la totalidad de la población, aunque en lo restante predominen los cultos sincréticos.

Por lo anterior, entre otras cosas, aunque es lo principal, la Conferencia episcopal boliviana ha tenido reiterados choques con Morales, aunque parece que entre el presidente Boliviano y el Papa hay una relación cordial; tienen puntos de contacto en lo que concierne a la visión de la sociedad y de la búsqueda de la equidad como precondición del desarrollo sustentable, lo que hace más fácil el entendimiento.

Pero esa cierta empatía pareció resquebrajarse con el obsequio de un extraño crucifijo que le hizo Evo Morales al Papa. El asunto ha sido comentado desde el minuto mismo en que ocurrió el hecho. Los conservadores se escandalizaron y lo juzgaron como una provocación y cuestionaron la falta de cuidado por la parte de los funcionarios de protocolo del Vaticano, pues nada se podía esperar de la contraparte boliviana. El caso es que Evo Morales creyó que sería un buen detalle darle al Papa un crucifijo según el diseño del jesuita español Luis Espinal, asesinado en Bolivia por su vinculación a la teología de la liberación en 1980, y el Papa así lo tomó, aunque antes de marcharse de Bolivia dejó el crucifijo -si así puede llamarse- a los pies de la Virgen de Copacabana, patrona de Bolivia, junto con dos condecoraciones que Morales le entregó. No le gustó el gesto, pero la mano izquierda de Bergoglio es verdaderamente magistral…




Pero quizá lo más importante fue la alusión que el Papa hizo a la cuestión de la salida al mar para Bolivia, litigio que mantiene con Chile y que desde 2013 se encuentra en la Corte Internacional de La Haya. La posición del Vaticano es, si así se requiere, intervenir en la mediación como facilitadores, exactamente el mismo papel que jugó en el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos. En todo caso, lo que el Papa recomendó a la clase política boliviana fue profundizar el diálogo con su contraparte chilena.

Por lo que toca al tema propiamente eclesial/profético, por tratar de darle una categorización, después de la misa en Santa Cruz de la Sierra -donde el detalle chusco fue un Burger King convertido en una inesperada sacristía pontificia- , fue la participación del Papa en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, donde pronunció un mensaje en materia social, que redondeó todo la ya esbozado al respecto en mensajes, homilías y, por supuesto, en la última encíclica, en las que ha enfatizado en la inadecuación del sistema económico ante las necesidades de las mayorías y la necesidad de una profunda transformación del paradigma para garantizar el acceso universal a la tierra, al trabajo y al techo para todas las personas. Acabar con el sistema idolátrico del dinero fue una de las principales premisas que enarboló frente a los miembros de movimientos populares y lo que le valió ser considerado por la revista inglesa The Economist como un Papa peronista. ¿Y qué esperaban si Jorge Mario Bergoglio creció bajo la peculiar concepción del estado de bienestar desarrollada por el peronismo? Obviamente, tales conceptos inquietaron a la clase política norteamericana que vieron con alarma las tres propuestas concretas del Papa: lograr que la economía esté al servicio de los pueblos, unir a los pueblos de la tierra en el contexto de una tercera guerra mundial multifocal, y la defensa de la Madre Tierra como casa común.

La etapa paraguaya fue menos densa; podría decirse que menos estridente, más cercana a sus raíces religiosas y geográficas y al contacto directo con la gente. El cuestionamiento más intenso fue la razón de que no hubiese habido un cardenal paraguayo, pero a cambio elevó a basílica pontificia el santuario de Nuestra Señora de Caacupé. Otra vez, se reunió con los jesuitas, incluido uno que fue salvado por Bergoglio y con otro, que fue su maestro. El Papa visitó prisiones, hospitales de enfermos terminales, y en Asunción, estuvo en un hospital pediátrico oncológico, al cual no hubo acceso para la prensa, como debe de ser. También estuvo con jóvenes, con trabajadores, con sacerdotes y obispos, religiosos, religiosas, indigentes, en fin, cubrió todo el espectro.

Mientras tanto en México ….

Muy mal cabeceada la nota sobre las declaraciones de Mons. Vera con respecto a una hipotética estatua del Chapo Guzmán. Lo que el obispo de Saltillo debió haber dicho, es que el caso de Guzmán evidencia la corrupción imperante. Lo del monumento sobraba …

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
evo-papa-crucifijo

Interesante viaje del Papa Francisco a tres países de América Latina. No sólo por el derroche de carisma y diplomacia, sino porque...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·