El Nitrógeno y la Revolución Verde (Segunda Parte)

Durante el siglo XX, el proceso de Haber-Bosch se extendió a cada país industrializado, así como el uso cada vez mayor de fertilizantes artificiales, hasta… Durante el siglo XX, el proceso de Haber-Bosch se extendió a cada...

15 de febrero, 2016
revolucion_verde

Durante el siglo XX, el proceso de Haber-Bosch se extendió a cada país industrializado, así como el uso cada vez mayor de fertilizantes artificiales, hasta…

Durante el siglo XX, el proceso de Haber-Bosch se extendió a cada país industrializado, así como el uso cada vez mayor de fertilizantes artificiales, hasta poner las bases en 1950 del método que más tarde sería llamado la Revolución Verde. Este método se enfoca en cultivar una sola especie, en el mismo terreno, durante todo el año; usando grandes cantidades de agua, fertilizantes, plaguicidas y herbicidas, con el fin de aumentar al máximo el rendimiento por sobre la limitación natural del suelo.

Pareciera que el método de la Revolución Verde es muy eficaz, como los números netos de producción lo han demostrado, así como la cantidad de alimentos disponibles, la que nunca fue tan alta. Así se convirtió en el método estándar de cultivar, siendo de prioridad contar con una industria de fertilizantes artificiales. Pero creer que podemos artificialmente emular y manipular a la naturaleza a nuestras necesidades, como la única forma eficiente de producir sin ninguna consecuencia, quizás siempre fue una ilusión.

El uso indiscriminado de fertilizantes, provoca que se saturen de nitratos los ríos y sus desembocaduras en lagos y mares, causando la infestación de plantas acuáticas (lirios, algas), las que al morir y descomponerse, consumen  todo el oxígeno del agua, ahogando y matando la vida animal acuática en la zona. Estos lugares se conocen como zonas muertas, de las cuales en el océano se conocen más de 400, siendo la mayor la desembocadura del río Mississippi, con 22,000 km cuadrados.

Así mismo ocurre la saturación de nitratos de las aguas subterráneas, impidiendo su consumo por riesgo de metahemoglobinemia, una excesiva conversión de hemoglobina a metahemoglobina, la que es incapaz de unir y transportar oxígeno en la sangre. Todo esto sin incluir los efectos tóxicos del exceso de plaguicidas y herbicidas.

A pesar del mayor rendimiento de este método, éste también implica una dependencia total de agroquímicos costosos en cada ciclo agrícola, lo que significa depender del crédito bancario, de la ganancia de cosecha o subsidios del gobierno. Así, los campesinos y países de economías bajas, simplemente son incapaces de aplicar este método, a riesgo de endeudamiento, a merced en cada siembra de cambios de precios y caprichos del clima, lo que propicia monopolios agroquímicos, como el de la compañía Monsanto.

Pero el peor efecto colateral es la destrucción total del suelo, con la pérdida de nutrientes y fertilidad en todo terreno donde se aplica, resultado de sembrar una y otra vez el mismo cultivo hasta agotar el suelo yasí depender en cada siembra de fertilizar artificialmente, porque tras el momento que se deje de hacer, será un suelo muerto que tardará años en recuperarse con riesgo de desertificación. También provoca la idea que los suelos devastados por deforestación en selvas, serían buenas tierras de cultivo usando fertilizantes, propiciando su destrucción.

En las últimas décadas se ha reconocido que quizás hemos sido más ignorantes de lo que creíamos, creyendo que los procesos naturales no pueden producir un rendimiento, igual al conseguido con grandes cantidades de agroquímicos. Estudios a detalle de los procesos biológicos que fertilizan al suelo naturalmente, así como la forma de interrelación entre plantas, animales y bacterias, han demostrado que sabíamos poco de la naturaleza tratando de manipularla.

Hoy sabemos que métodos como: usar la biomasa del propio cultivo u otras fuentes de desechos biológicos, rotar los cultivos, combinar especies de plantas para beneficio mutuo, usar fauna propia del suelo (lombrices p.e.), la interrelación entre las plagas y sus depredadores naturales, plaguicidas de origen vegetal ya usado por las plantas o sistemas de riego más sencillos y eficientes, pueden acercarse mucho a la eficiencia de la Revolución Verde. Con métodos más biológicos de cultivo, cercanos a lo que perfeccionó la naturaleza durante millones de años, no solo son menores los efectos colaterales, sino que hay una menor dependencia de la financiación externa y monopolios en cada ciclo, así como disminución de pérdidas por inestabilidad económica y climática. Sí bien, requiere mayor capacitación que solo comprar y arrojar agroquímicos, vale la pena ese esfuerzo, demostrando que somos lo suficientemente inteligentes.

Actualmente estamos ante una nueva capacidad para manipular artificialmente, un proceso natural para nuestros intereses, como fue lograr sintetizar amoníaco del nitrógeno atmosférico, esa capacidad es la ingeniería genética o del ADN que ya ha creado cultivos transgénicos y parece que se están empezando a cometer los errores de la Revolución Verde. ¿Seremos capaces de tomar la prudencia, de aprender más sobre como ocurren los procesos biológicos en la naturaleza?, o ¿seguiremos el mismo camino de errores del pasado?

Comentarios
object(WP_Query)#18570 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(1) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(9041) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-08-2021" ["before"]=> string(10) "25-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(1) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(9041) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-08-2021" ["before"]=> string(10) "25-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(13) "sin-categoria" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18569 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(1) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(1) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18585 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18679 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-08-2021" ["before"]=> string(10) "25-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(461) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (9041) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (1) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(1) { [0]=> object(WP_Post)#18611 (24) { ["ID"]=> int(70383) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 08:45:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 13:45:04" ["post_content"]=> string(3658) "2020 fue el año más letal para los activistas de la tierra y el medio ambiente, asegura la ONG británica Global Witness, que ayer difundió su reporte “Last Line of Defense, The industries causing the climate crisis and attacks against land and environmental defenders” (Última Línea de Defensa, Las industrias causantes de la crisis climática y los ataques contra los defensores de la tierra y el medio ambiente). 227 personas fueron asesinadas en 21 países por actuar pacíficamente contra la explotación injusta, discriminatoria, corrupta o dañina de los recursos naturales o el medio ambiente. Con 65 asesinatos, Colombia es en donde más activistas perdieron la vida, seguido por México (30), Filipinas (29), Brasil (20), Honduras (17), República Democrática del Congo (15), Guatemala (13) y Nicaragua (12). Es decir, que el 88.1% del total ocurrieron en ocho de los 21 países. Casi tres de cuatro asesinatos ocurrieron en América y siete de los 10 países en donde más personas fueron asesinadas están en América Latina. 23 de los muertos estaban involucrados en temas de explotación forestal, 20 en asuntos de agua y presas, 17 en la industria minera y extractiva, 17 en la substitución ilegal de cultivos, 17 en los agronegocios, 12 en aspectos de reforma agraria, seis combatían la caza ilegal, dos en cuestiones relacionadas con caminos, uno en asuntos legales y 112 en diversos temas relacionados con la tierra. En donde se detallan los casos, siete de cada 10 fueron asesinados por defender los bosques de la deforestación y el desarrollo industrial. Otros murieron por proteger ríos, áreas costeras y océanos. De acuerdo con los reportes, más de un tercio de los crímenes están vinculados a la explotación de recursos –tala, minería y agroindustria a gran escala–, y a la construcción de presas hidroeléctricas y obras de infraestructura. Cinco de siete asesinatos fueron de indígenas, a pesar de que solo representan el 5% de la población mundial. Estos casos fueron documentados en México, Centro y Sudamérica y Filipinas. En México, se registraron 30 asesinatos, un aumento del 67% respecto a 2019. La tala se vinculó a casi un tercio de estos crímenes y la mitad de todos los ataques fueron dirigidos contra comunidades indígenas. La impunidad para los asesinos de los activistas sigue siendo sorprendentemente alta y una investigación reciente que clasifica a los países según el acceso a la justicia para sus ciudadanos colocó a México en el lugar 60 de los 69 países evaluados. Hasta el 95% de los asesinatos no son castigados. El reporte dedica dos páginas al caso de Óscar Eyraud Adams, defensor de los derechos del agua de las comunidades indígenas de Baja California que fue asesinado el 24 de septiembre de 2020 en Tecate, luego de que denunciara el despojo de agua por trasnacionales y la negativa de Conagua de permitirles cavar un pozo en Neji, BC. Global Witness acusa a las empresas privadas de actuar irresponsablemente durante décadas, contribuir y beneficiarse de los ataques contra la tierra y el medio ambiente ante la mirada complaciente de las autoridades. Queda claro, después de leer el reporte en www.globalwitness.org, que para el gobierno de la 4T no es importante proteger a los activistas y al medio ambiente, y menos aclarar los 30 asesinatos. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(60) "227 activistas ambientales asesinados en 2020; 30 en México" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "227-activistas-ambientales-asesinados-en-2020-30-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 08:45:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 13:45:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70383" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(1) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18611 (24) { ["ID"]=> int(70383) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 08:45:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 13:45:04" ["post_content"]=> string(3658) "2020 fue el año más letal para los activistas de la tierra y el medio ambiente, asegura la ONG británica Global Witness, que ayer difundió su reporte “Last Line of Defense, The industries causing the climate crisis and attacks against land and environmental defenders” (Última Línea de Defensa, Las industrias causantes de la crisis climática y los ataques contra los defensores de la tierra y el medio ambiente). 227 personas fueron asesinadas en 21 países por actuar pacíficamente contra la explotación injusta, discriminatoria, corrupta o dañina de los recursos naturales o el medio ambiente. Con 65 asesinatos, Colombia es en donde más activistas perdieron la vida, seguido por México (30), Filipinas (29), Brasil (20), Honduras (17), República Democrática del Congo (15), Guatemala (13) y Nicaragua (12). Es decir, que el 88.1% del total ocurrieron en ocho de los 21 países. Casi tres de cuatro asesinatos ocurrieron en América y siete de los 10 países en donde más personas fueron asesinadas están en América Latina. 23 de los muertos estaban involucrados en temas de explotación forestal, 20 en asuntos de agua y presas, 17 en la industria minera y extractiva, 17 en la substitución ilegal de cultivos, 17 en los agronegocios, 12 en aspectos de reforma agraria, seis combatían la caza ilegal, dos en cuestiones relacionadas con caminos, uno en asuntos legales y 112 en diversos temas relacionados con la tierra. En donde se detallan los casos, siete de cada 10 fueron asesinados por defender los bosques de la deforestación y el desarrollo industrial. Otros murieron por proteger ríos, áreas costeras y océanos. De acuerdo con los reportes, más de un tercio de los crímenes están vinculados a la explotación de recursos –tala, minería y agroindustria a gran escala–, y a la construcción de presas hidroeléctricas y obras de infraestructura. Cinco de siete asesinatos fueron de indígenas, a pesar de que solo representan el 5% de la población mundial. Estos casos fueron documentados en México, Centro y Sudamérica y Filipinas. En México, se registraron 30 asesinatos, un aumento del 67% respecto a 2019. La tala se vinculó a casi un tercio de estos crímenes y la mitad de todos los ataques fueron dirigidos contra comunidades indígenas. La impunidad para los asesinos de los activistas sigue siendo sorprendentemente alta y una investigación reciente que clasifica a los países según el acceso a la justicia para sus ciudadanos colocó a México en el lugar 60 de los 69 países evaluados. Hasta el 95% de los asesinatos no son castigados. El reporte dedica dos páginas al caso de Óscar Eyraud Adams, defensor de los derechos del agua de las comunidades indígenas de Baja California que fue asesinado el 24 de septiembre de 2020 en Tecate, luego de que denunciara el despojo de agua por trasnacionales y la negativa de Conagua de permitirles cavar un pozo en Neji, BC. Global Witness acusa a las empresas privadas de actuar irresponsablemente durante décadas, contribuir y beneficiarse de los ataques contra la tierra y el medio ambiente ante la mirada complaciente de las autoridades. Queda claro, después de leer el reporte en www.globalwitness.org, que para el gobierno de la 4T no es importante proteger a los activistas y al medio ambiente, y menos aclarar los 30 asesinatos. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(60) "227 activistas ambientales asesinados en 2020; 30 en México" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "227-activistas-ambientales-asesinados-en-2020-30-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 08:45:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 13:45:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70383" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(1) ["max_num_pages"]=> float(1) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "22911f7ed5464323587037e300f5757b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

227 activistas ambientales asesinados en 2020; 30 en México

2020 fue el año más letal para los activistas de la tierra y el medio ambiente, asegura la ONG británica Global Witness,...

septiembre 14, 2021
revolucion_verde

Durante el siglo XX, el proceso de Haber-Bosch se extendió a cada país industrializado, así como el uso cada vez mayor de...

enero 1, 1970




Más de categoría

227 activistas ambientales asesinados en 2020; 30 en México

2020 fue el año más letal para los activistas de la tierra y el medio ambiente, asegura la ONG...

septiembre 14, 2021

Cartón

Comentarios

agosto 25, 2021
luy

Cartón

Comentarios

agosto 19, 2021
luis llaca

Cartón

Comentarios

junio 14, 2021