El Cíborg dentro de la botella

Estamos en plena era tecnológica… Estamos en plena era tecnológica, en la que lentamente cada año sin retroceso el número de personas con un dispositivo inteligente a su lado aumenta, por lo que en algún momento gran...

24 de octubre, 2016
RHT
ciborg

Estamos en plena era tecnológica…

Estamos en plena era tecnológica, en la que lentamente cada año sin retroceso el número de personas con un dispositivo inteligente a su lado aumenta, por lo que en algún momento gran parte de la población tendrá una herramienta más poderosa que cualquier tecnología de una generación atrás, sin la cual será imposible realizar cualquier actividad y definirá si alguien se encuentra entre los marginados sin futuro o los afortunados con esperanza de desarrollo. Hoy en día la simple utilidad de la tecnología para resolver cosas, ya está superada por el estatus que da tener tecnología que haga cosas "maravillosas" (muchas veces inútiles para el usuario).

Curiosamente, en este mundo de alta expectativa por la tecnología innovadora, existe una notable contradicción.

Por una parte la capacidad de asombro en las personas cada vez es menor, al tomarse por cotidiano y común lo que son capaces de hacer los dispositivos que portamos, cuando hace algunas pocas décadas tener una computadora en el bolsillo y comunicarse por video hubiera sido asombroso.

Mientras por otra, en la cultura pop se van generalizando ciertos sueños, temores, esperanzas y promesas de la tecnología, provenientes de libros, películas y series de TV del género de la ciencia-ficción, al tomarse como posibilidades reales. Desde 1980 un campo fértil de esto último ha sido el subgénero llamado Ciberpunk.

Este género se define por mundos distópicos, altamente tecnológicos con desintegración de la estructura social, pero al borde de un cambio radical de la misma; donde los conflictos y avances vienen de la robótica, la inteligencia artificial, la nanotecnología, la unión hombre-máquina o la transición de lo biológico a lo digital, por la actividad de hackers, gobiernos y mega corporaciones al usar la tecnología de forma nunca anticipada por sus creadores.




En este imaginario un punto común cotidiano es el Cíborg, el cual resulta de la unión humano-máquina para tener un cuerpo robótico o partes del mismo, redefiniendo que es un humano más allá de su cuerpo biológico y sus limitaciones.

Sin embargo, mantenemos cierto límite mental para distanciar el momento en que podamos definir ya estamos en ese punto revolucionario, siempre con alguna excusa para negarlo como una forma de retrasar ocurran sus repercusiones en la realidad.

Muchos puntos históricos de inflexión que crean un antes y después por una tecnología revolucionaria, no dependen de lo novedosa que sea, si no del uso innovador que se le dé. Un ejemplo es el de la máquina de vapor y la revolución industrial, donde erroneamente se cree las dos tuvieron una relación directa obvia.

En 1712 en Inglaterra, el empresario Thomas Newcomen creó una máquina basada en la fuerza del vapor, la cual por medio de cambios de presión al enfriarse y calentarse el vapor subía y bajaba un balancín. Pero su creador únicamente ideó la máquina como una solución para sacar agua de las minas de carbón. Pasarían más de 50 años, hasta que en 1769 el ingeniero James Watt entendiera el verdadero potencial revolucionario de la máquina de vapor y patentara una versión mejorada, donde el movimiento lineal era convertido en movimiento circular ampliando las posibilidades de uso como en las fábricas textiles, detonando la Revolución Industrial.

Una de las tecnologías en ascenso ha sido la de los vehículos aéreos no tripulados (UAVs o mejor conocidos como drones), la cual sorprendentemente tiene más de 100 años de historia, aunque la mayoría de ese tiempo eran aeromodelos por control remoto y con fines militares.

Sería hasta el 2009 que de verdad inició la explosión de su uso civil al alcanzar cualquier actividad humana. Según la universidad de San Diego, entre 2009-2015 se contabilizaron 1,145 usos diferentes.

En 2012 se mostró en Australia por primera vez el uso de drones en circuitos de carreras, los cuales eran controlados usando tecnología de Visión en Primera Persona (FVP) similar a la usada en UAVs militares, donde en un monitor el piloto visualiza lo que veía el dron al frente. No obstante, bajo la dificultad que trae controlar un vehículo a tan altas velocidades, una solución natural fue cambiar la pantalla por unos "googles" (visor) 3D o de realidad virtual, que además de la visión del dron también proporcionan profundidad espacial. Actualmente, este es el estándar de casi todas las ligas de carreras.

Otra muestra de lo diverso de la tecnología de los UAVs, viene de la muy popular app lanzada por Nintendo en 2016: Pokémon Go, la cual disparo entre millones de jugadores las ansias por cazar pokémones virtuales en el mundo real, para ser los dueños del mayor número de estés seres antes que los demás. Pero tenía el inconveniente de requerir recorrer largas distancias para encontrar a un pokémon, la solución: usar un dron desde tu escritorio para hacerlo. Cosa que una empresa holandesa llamada TRNDlabs ha desarrollado, llamado el Pokédrone.

¿Podrían estos casos de tecnología de UAVs, tener una similitud con el caso de la máquina de vapor de Newcomen? Es una tecnología innovadora, pero algunos de sus desarrollos se dieron solo como solución a problemas específicos. En los drones de carreras fue utilizar googles 3D para facilitar su manejo; mientras un dron para cazar pokémones se debió por evitar caminar largas distancias. De tal forma ¿no estaremos teniendo una visión corta de la revolución a la que apuntan?

El cerebro es increíblemente flexible, démosle tiempo y se adaptará a cualquier realidad solo basándose en la vista y el oído, así como a cualquier forma alterna de control de movimientos. No es necesaria una conexión física máquina-cerebro (una excusa común), solo necesita el cerebro percibir es una máquina y punto. Con poder ver de forma tridimensional lo que ve y escucha un dron, controlándolo ya sin pensarlo, teóricamente esa persona se convierte en un dron y a la vez en un cíborg. ¿Será acaso necesario enfrentar una incapacidad de movimiento, para descubrir lo revolucionario de la libertad de volverse una máquina voladora, más allá de usos superfluos?

Como un genio, el cíborg sigue dentro de la botella esperando el momento de ser liberado. ¿Podría hoy ser el momento?

___________________________________________________________

Referencias

http://www.alt64.org/wiki/index.php/Ciberpunk

https://analogicamentehablando.files.wordpress.com/2012/04/cyborg-contenido.pdf

http://www.elmundo.es/tecnologia/2016/02/08/56b5e35c22601d034f8b46a8.html

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/techbit/2016/07/20/fabrican-pokedrone-para-pokemon-go

http://www.vozpopuli.com/next/Neurociencia-SeleccionNext-Cerebros-Vision-Ojos-Gafas_0_772422833.html

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
ciborg

Estamos en plena era tecnológica… Estamos en plena era tecnológica, en la que lentamente cada año sin retroceso el número de personas...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·