El Catecismo Revolucionario (el libro maldito de la anarquía)

“El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza”. Soren Kierkegaard   Autores: Bakunin & Nechayev Editorial: La Felguera/editores “El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino...

29 de julio, 2015
RHT
el-catecismo-revolucionario

“El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza”. Soren Kierkegaard

 

Autores: Bakunin & Nechayev

Editorial: La Felguera/editores

“El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza”
Soren Kierkegaard

El Catecismo revolucionario es un libro que desde su publicación en 1869 ha causado innumerables ríos de tinta y de sangre.

El libro escrito por el fanático Sergei Nechayev (influenciado por el afamado anarquista Mijail Bakunin) fue dado a conocer por la policía zarista, para que la sociedad rusa viera el grado de sadismo que tenían los anarquistas/terroristas, quienes buscaban crear un nuevo mundo a través de la destrucción.




El libro (ideado como panfleto originalmente) enumera una serie de 26 postulados discurridos por Nechayev a los miembros de la sociedad secreta Narodnaya Rasprava (La Justicia del Pueblo), cuyo símbolo era una simple Hacha, haciendo mención que el libro estaba destinado sólo a los militantes de tan terrorífico grupo.

Los postulados que van desde los deberes  y acciones del revolucionario en ciernes para eliminar de la faz de la tierra al Zar (cuestión que sucedió en 1887 cuando el Zar Alejandro III, murió desangrado tras un ataque con dinamita) y a todos aquellos representantes del orden establecido.

El libro causó tal influencia, que escritores como Dostoievsky y Camus se basaron en él para crear sus novelas Los Demonios y el ensayo El Hombre Rebelde respectivamente.

Nechayev, quien escribió el panfleto inspirado por Bakunin (quien lo subvencionó e hizo de este joven fanático un líder revolucionario) fue ideado en el exilio tras haber asesinado a un militante de nombre Ivan Ivanovich Ivanov, estudiante de la escuela de Agricultura de Moscú.

El joven fue asesinado por un afiebrado Nechayev quien lo ejecutó de un tiro, para arrojar su cadáver a uno de los ríos de Moscú, donde fue encontrado, motivo por el cual el criminal revolucionario tuvo que huir a Suiza donde se encontró con Bakunin, quien celebró su arrojo y lo auxilió en la redacción de tan álgido documento.

Respecto a Nechayev, fue detenido por la policía Zarista en Moscú cuando regresó pensando que iba a pasar desapercibido, estando preso en la prisión de Pedro y Pablo donde murió en 1882.

Un libro vigente por su crudeza y esencial para conocer el grado de fanatismo que las ideas pueden alcanzar, siendo libro base para que las PANTERAS NEGRAS lo utilizaran para continuar su lucha revolucionaria, siendo este grupo el que lo edito en inglés en 1969.

Lectura más que recomendable para aquellos que buscan entender más el flagelo del terrorismo y como las ideas pueden contaminar como el más letal de los virus las conciencias de un grupo y trastocar sociedades enteras.

Y recuerden….¡Los libros no muerden!

Comentarios

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
el-catecismo-revolucionario

“El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza”. Soren Kierkegaard   Autores: Bakunin & Nechayev Editorial:...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·