El animal sobre la piedra

Autor: Daniela Tarazona Editorial: Almadía Una novela que obliga a la imaginación a crear espacios, inventar lugares, recorrer colores y oler imágenes es una prosa… Autor: Daniela TarazonaEditorial: Almadía Una novela que obliga a la imaginación a crear...

1 de abril, 2016
RHT
animal_sobre_piedra

Autor: Daniela Tarazona Editorial: Almadía Una novela que obliga a la imaginación a crear espacios, inventar lugares, recorrer colores y oler imágenes es una prosa…

Autor: Daniela Tarazona
Editorial: Almadía

Una novela que obliga a la imaginación a crear espacios, inventar lugares, recorrer colores y oler imágenes es una prosa entretenida de fácil lectura, una historia que solo se crea en la mente del autor y que el lector tratará de discernir hasta querer llegar a un punto explicativo; lo cual no sucede y deja en la mente, la clara imagen de un animal que nunca dejó de ser humano. Sus ojos siempre se confundirán con los de la protagonista y difícilmente puede crearse una exacta imagen de la una y la otra, sin dejar de ser el uno y el otro. El lenguaje con el que Daniela relata la transformación impide que se deje olvidado el retrato de la que un día fue mujer.

El lector puede viajar fácilmente con el personaje a través de su recorrido y nunca podrá olvidar su origen, aunque aparezca el animal como la mujer o la mujer como un animal.  Una prosa corta construida con más imágenes que letras, es por esto que la imaginación juega un papel muy importante. Si la prosa se desbarata, el lector pensará que el relato es un sueño provocado por el evento de una muerte que de origen pareciera es ingrato, y caminando las letras se podrá saber que no lo fue tanto y que quizá esa pérdida hasta fue una fortuna.

Se pudiera imaginar que este cuento surge solamente y todo el tiempo como producto de una mente que, desquiciada ante la muerte de un ser querido, desvaría imágenes y personas, sonidos y olores provocados por algún tipo de letargo inducido o simplemente como efecto secundario de algún fármaco.

La realidad, el origen y la base de la historia solo la sabrá el propio autor que deja abierta al lector, la posibilidad de identificación en cualquiera de sus formas, como prosa coloquial, como cuento entretenido, como historia que provoca confusión, como relato indefinido.




Haciendo un discernimiento, me provoca, personalmente, incluir y concluir que la historia que escribe Daniela Tarazona lleva una profundidad más allá de un animal sobre una piedra; me invita a razonar que las transformaciones y catarsis que existen en el ser humano a través de sus tiempos y sus etapas, aun siendo estas inconcientes y obligatorias, o consientes e inducidas, pueden ser seductoramente agradables para quien las esta viviendo y provocadoramente aberrantes para quien las ve.

No siempre el ser humano se transforma, cambia o madura cómo y en lo que quiere, la evolución de los seres humanos y su crecimiento personal es justamente eso, algo muy personal, individual. Sucede que a veces, estos cambios y crecimientos no siempre son del agrado de los demás.

Le ocurre a la protagonista que durante su camino le provoca confusión el verse distinta, además de no saber qué sigue y aprende a vivirse, a moverse siguiendo sus instintos y consiente de que su nueva forma no es la mejor a la vista de sus acompañantes.  Busca en su tiempo anterior el porqué de los comportamientos, a veces solo con una sencilla y llana fotografía familiar que revela una verdad.

Cada ser humano decide crecer a su propia conveniencia en relación a la vida que ha llevado y la vida o el cambio que quiere seguir. Como metáfora, El animal en la Piedra me dice que sea cual fuere la transformación que decidamos vivir, será solamente lo que a cada individuo le parezca adecuado para embonar dentro de su propio entorno, como parte de un todo.

Habrá quienes estén en desacuerdo con el cambio de ese ser que dibuja Daniela, lo único importante al final, es que la imagen que vemos nos agrade en su totalidad. Los demás, los demás aprenderán a verla y si tenemos suerte, respetarán la forma aunque parezca que solo se termina mirando la vida sobre una piedra, tomando el sol.

La realidad de la historia que cuenta Tarazona, es una complejidad en pocas letras que se habrá de incluir en el pensamiento que camina rumbo a la transformación con las imágenes de la vida de cada uno.      

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
animal_sobre_piedra

Autor: Daniela Tarazona Editorial: Almadía Una novela que obliga a la imaginación a crear espacios, inventar lugares, recorrer colores y oler imágenes...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·