De una aventura represora más del Bombardero de Polanco

Alrededor de 20 millones de mexicanos somos fumadores, este es un dato duro y de este grupo formo parte. La renovada pretensión de algunos funcionarios fundamentalistas y que obedecen más… Alrededor de 20 millones de mexicanos somos...

29 de septiembre, 2014

Alrededor de 20 millones de mexicanos somos fumadores, este es un dato duro y de este grupo formo parte. La renovada pretensión de algunos funcionarios fundamentalistas y que obedecen más…

Alrededor de 20 millones de mexicanos somos fumadores, este es un dato duro y de este grupo formo parte. La renovada pretensión de algunos funcionarios fundamentalistas y que obedecen más a su bolsillo que al bien de la comunidad hace que de unos días para acá nos topemos, los polanquenses que fumamos, con una nueva arbitrariedad por parte del conocido “Bombardero de Polanco” en contra de los que vivimos en uno de los barrios (ahora) más desastrosos de nuestra gran ciudad. Desde hace varios años acudo a Playcity de Antara como muchos cientos de adultos jugadores que pasamos parte de nuestro tiempo libre en este divertimento, hasta donde entiendo lícito. Quiero hacer énfasis en que a este lugar solo pueden entrar mayores de edad y que tal establecimiento siguiendo el reglamento correspondiente y desde que se inauguró cuenta con espacios específicos para fumadores perfectamente separados de las áreas de no fumar. Hace un par de días, intempestivamente y sin previo aviso se presentaron “inspectores” de la Delegación Miguel Hidalgo, para clausurar el área de fumar de este Casino sin que mediara una explicación justificada para tomar tal medida. Acción que resulta no solo absurda, sino discriminatoria para una gran parte de la población, ya que atenta contra las garantías individuales y contra el derecho de las personas adultas, en pleno uso de sus facultades mentales, de decidir si quieren fumar o no fumar, mientras no perjudiquen a nadie y se cumpla con la Ley de Protección a los No fumadores que prohíbe fumar en espacios públicos cerrados, a menos de que las zonas para fumadores se separen físicamente y no ocupen más del 30% del espacio total, cosa que sucede totalmente en Playcity Antara. Seguramente de pronto, y por una inspiración divina el Sr. Romo decidió que tenia que actuar contra este establecimiento y contra todos los que acudimos ahí entre otras cosas para fumar una sustancia (cigarrillos) que hasta donde entiendo no esta prohibida (todavía) en la ciudad de México y es de consumo legal para los adultos que así lo hemos decidido. ¿De qué se trata?

Los fumadores no queremos lastimar a nadie, ni mucho menos afectar la salud de los no fumadores, o de jóvenes o niños. Luchamos porque se respeten los espacios a los que tenemos derecho, así sea en meras “islas” o ghettos para que, al acudir a restaurantes, hoteles, cafés, bares, cantinas, salas de fiesta, y desde luego sitios de entretenimiento para adultos como los casinos, nos sea permitido fumar sin afectar a terceros.

Muchos habitantes de la Ciudad de México y especialmente de Polanco nunca imaginamos que funcionarios de una supuesta izquierda respetuosa y libertaria nos tratarían como menores de edad, y nos impedirían el ejercicio del libre albedrío y que intentarían, como están haciéndolo, oficializar la discriminación.
¿Por qué el Delegado de Miguel Hidalgo se ha arrogado la limitación de las libertades de los ciudadanos?. Parecieran decir “yo sé lo que te conviene y lo que no, y yo digo que lo que no te conviene está prohibido”, no obstante que la venta y el consumo de tabaco, repito, hasta el día de hoy es legal. La separación física que existe en Playcity Antara esta apegada a la ley y la medida resulta por lo tanto totalmente fascistoide. Es una elección libre de las personas adultas que ahí acudimos el entrar al espacio de fumadores o no. ¿O ahora resulta que Fray Víctor Romo es más papista que el papa?

Cuando en una democracia joven, como la nuestra, los representantes políticos toman decisiones autoritarias y propias de papás represores, como si todos fuéramos sus hijos menores de edad, y sin consultar a los posibles afectados, es decir, a sus gobernados, es de temer que, en poco tiempo, más libertades serán restringidas y menos cerca estaremos de la democracia madura a la que aspiramos.

Los propietarios de Casinos, aunque se enojen los conservadores puritanos, también tienen derechos; por lo menos el de dar a escoger a su clientela —libre competencia—. Queremos simple y sencillamente que se cumpla la ley y que haya espacios para fumadores y para no fumadores como es el caso del Casino de Antara. 




Los fumadores somos una minoría relativa, cierto, pero también tenemos derechos. Urge mayor congruencia en nuestra Delegación. Hemos aceptado resignadamente los baches, las obras mal planeadas, la ineficiencia e incapacidad mostradas en las obras de Masaryk, la eterna duración de las mismas, pero todo tiene un límite. Me niego a aceptar la corrupción y la discriminación en nombre de mi…¿salud?. Ya estoy bastante crecidita para el tutelaje.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

Alrededor de 20 millones de mexicanos somos fumadores, este es un dato duro y de este grupo formo parte. La renovada pretensión...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·