De Frente y Claro: Aumento Salario mínimo, Ocurrencia de Mancera

Como si todos y cada uno de los problemas graves que se viven a diario en esta Ciudad de México, la capital de todos los mexicanos no fueran suficientes, el… Como si todos y cada uno de...

4 de septiembre, 2014

Como si todos y cada uno de los problemas graves que se viven a diario en esta Ciudad de México, la capital de todos los mexicanos no fueran suficientes, el…

Como si todos y cada uno de los problemas graves que se viven a diario en esta Ciudad de México, la capital de todos los mexicanos no fueran suficientes, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera en una nueva ocurrencia, propone incrementar el salario mínimo en la ciudad de México de 67 a 80 pesos, como si fuera tan sencillo hacerlo, no midiendo o valorando las graves consecuencias que esto puede traer.

El jefe de gobierno, dijo que hasta el momento el planteamiento es que el salario tenga un primer incremento de 13 pesos. Pero señalando algo incongruente, que “no tiene que ser inmediato ni tienen que ser todas las empresas”.

Sumándose a estas declaraciones, las del secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, que la propuesta incluirá diferentes escenarios, podría haber distintos montos del primer incremento, lo que se tiene que tener muy claro es la meta y es superar los 171 pesos”. Agregando que incrementar el pago mínimo de los trabajadores no traerá consigo presiones inflacionarias en la economía, pues por ello se ha planteado una desvinculación del salario como tasa de referencia económica.

Y para no quedarse atrás, la secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo del DF, Patricia Mercado, destacó, “Que el salario no mida nada, ahora mide hasta las prerrogativas de partidos políticos, que no mida nada que no sea el propio costo de la mano de obra. Que se defina qué se va a pagar a un trabajador, mínimamente, por sus ocho horas de trabajo”, agregando que la propuesta de Mancera “no es una ocurrencia. Hay datos que demuestran crecimiento económico a partir de aumentar salarios”.

En verdad no tienen ni idea de lo que proponen y lo que puede ocasionar. Al respecto comento lo que aconteció con una propuesta similar en Francia en el año 1982, cuando Francoise Mitterrand, como candidato a la presidencia, prometió subir el salario mínimo. Esto convenció a los obreros, a los trabajadores que le dieron su voto llevándolo a ser Presidente de Francia.




Al iniciar los socialistas su actuación en el nuevo gobierno con un diluvio de medidas sociales, el salario mínimo se elevó en un 10%, las prestaciones familiares y de alojamiento en un 25% cada una y las pensiones mínimas de vejez y enfermedad en un 20%.

El gobierno anunció que pagaría por estas medidas en parte mediante un nuevo impuesto sobre las fortunas e impuestos especiales sobre artículos de lujo. El Estado tomó también el control de ciertas industrias básicas —acero, químicos y textiles artesanales— que declinaron progresivamente durante los setentas.

A este respecto el modelo fue establecido por el acuerdo nacional de reducir la semana laboral a treinta y nueve horas y de introducir una quinta semana de vacaciones, firmado por la principal confederación patronal (CNPF), la CFDT y la FO.

Pero la cruda realidad se presentó al no ser los resultados de la aplicación del aumento del salario mínimo como se los plantearon, y en los primeros meses del nuevo gobierno se declararon varias bancarrotas debidas a falta de liquidez. Se informaba que la inversión del sector privado había declinado a una tasa anual de casi el 20%.

Si bien algunos afirmaban que el comercio privado estaba intentando sabotear el programa del nuevo gobierno, en realidad no resultaba necesario acudir a una conspiración para explicar la caída de la inversión en el sector privado. Esta caída fue una respuesta bastante "natural" a las altas tasas de interés y a la inseguridad de futuros márgenes de ganancia.

Lo acontecido en Francia derivado del aumento del salario mínimo principalmente, nos lleva a reflexionar que la estimulación de la demanda doméstica está estrechamente vinculada a la lucha contra la desigualdad, en la medida en que el gobierno busca promover el poder de compra de los grupos de bajos ingresos y de los derechohabientes de la seguridad social.

Para evitar una espiral inflacionaria, el gobierno debe considerar imperativo asegurar que el incremento del salario mínimo no dispare un movimiento ascendente de toda la estructura salarial. La estimulación "artificial" dé la demanda es concebida en términos selectivos, y por esta razón el gobierno concede tanta importancia al tema de la solidaridad nacional. Incluso a corto plazo, la guerra del gobierno contra el desempleo implica incentivos para el sector privado.

En Francia para intentar lograrlo, se otorgaron préstamos a tasas especiales de interés para las inversiones creadoras de empleo y el Ministerio del Trabajo se empeñó en un programa de entrenamiento subsidiado para los jóvenes que entrarían en el mercado de trabajo. El gobierno intentó contrarrestar los efectos potencialmente dañinos de sus medidas sociales liberando a las empresas pequeñas y medianas de algunos de los incrementos de costos que las medidas sociales llevan consigo (salarios más elevados y contribuciones de los patronos a la seguridad social).

En este terreno no sólo estaba en juego el mantenimiento del empleo en esas empresas, sino también el equilibrio del comercio. En la medida en que el gobierno consiguiera aumentar el consumo popular a expensas de las industrias que producen para el mercado doméstico, el resultado sería un aumento de las importaciones.

Finalmente, la situación económica de Francia se fue afectando y durante los años 1986 y 1987 fue bastante mediocre, con la productividad industrial estancada y el desempleo al alza.

Ante estos acontecimientos, la gran duda ante la propuesta de Mancera es, si ha analizado lo anterior, o si solamente es una propuesta mediática para engañar a los trabajadores en el DF, y para cuando sea rechazada, aparecer como el bueno que quería apoyar a los trabajadores o sea el PRD y los malos los que lo rechazaron PRI, buscando desesperadamente votos para el 2015.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

Como si todos y cada uno de los problemas graves que se viven a diario en esta Ciudad de México, la capital...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·