De 1910 – Aquiles, Carmen y Máximo Serdán, junto con un pequeño grupo de maderistas son delatados a las autoridades porfiristas

Aquiles Serdán es encomendado por Madero para encabezar la revuelta en el estado de Puebla el día 20 de noviembre de 1910. El 17 de noviembre, el gobernador de Puebla… Aquiles Serdán es encomendado por Madero para...

18 de noviembre, 2014 aquiles_serdan

Aquiles Serdán es encomendado por Madero para encabezar la revuelta en el estado de Puebla el día 20 de noviembre de 1910. El 17 de noviembre, el gobernador de Puebla…

Aquiles Serdán es encomendado por Madero para encabezar la revuelta en el estado de Puebla el día 20 de noviembre de 1910.

El 17 de noviembre, el gobernador de Puebla recibió informes de que Madero había llamado a sus seguidores para que iniciaran la revuelta el próximo día 20. Ordenó que a la mañana siguiente se realizara un nuevo cateo para detener a los Serdán.

Avisado de que el levantamiento corría peligro, ese mismo día Aquiles Serdán reunió a sus seguidores y propuso adelantarse a la fecha establecida.

En la mañana del 18 de noviembre, cuatro policías al mando del coronel Miguel Cabrera, efectuaron un cateo a la casa de los Serdán. Durante esta acción los antirreeleccionistas ocultos en la casa de los Serdán mataron a Miguel Cabrera, al sargento Vicente Murrieta y capturaron al mayor Modesto Fregoso. Los demás policías presentes en el cateo, Blas López y Manuel Barroso, lograron salir con vida y dieron aviso al cuartel.

Mientras llegaba la policía, los antirreelecionistas se organizaron en el interior de la casa. La mayoría de ellos, al mando de Máximo Serdán, se apostaron en la azotea de la casa, mientras que las mujeres de la familia Serdán y Aquiles permanecieron en la planta baja.




La batalla entre los policías y los antirreelecionistas duró cuatro horas y media y al término de ella habían muerto Máximo Serdán y todos los antirreeleccionistas que estaban en la azotea. Alrededor de las doce de la mañana de ese 18 de noviembre y antes que la tropa entrara a la planta baja a buscar a Aquiles Serdán, éste decidió esconderse en un agujero del piso de su recámara formado por la remoción de las tablas, el cual se había usado para ocultar armas. Su esposa, Filomena del Valle, le ayudó a ocultarse colocando las tablas del piso en su lugar. En ese sitio permaneció durante las siguientes catorce horas.

Como en el saqueo de la casa posterior a la batalla no se había encontrado a Aquiles, se quedó en ella una veintena de soldados custodiándola. De las dos de la tarde a las nueve de la noche no hubo ningún incidente pero a dar las diez se escucharon unos ruidos cerca del comedor que alertaron y asustaron a la tropa presente. Ante la posibilidad de un nuevo ataque de los antirreeleccionistas, se solicitó al cuartel que enviara refuerzos.

Unos minutos después llegaron treinta policías más. Desde las diez de la noche del 18 hasta las dos de la mañana del 19 de noviembre custodiaban la casa cincuenta policías repartidos entre las habitaciones, los patios y la azotea. La casa estaba a oscuras salvo la sala y y la cocina.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
aquiles_serdan

Aquiles Serdán es encomendado por Madero para encabezar la revuelta en el estado de Puebla el día 20 de noviembre de 1910....

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·