Barbasco chiapaneco

La salvación de nuestro país estuvo en nuestras manos y la tiramos por la borda. Pudimos tener un gran desarrollo económico en Chiapas y todo… La salvación de nuestro país estuvo en nuestras manos y la tiramos...

3 de agosto, 2015
RHT

La salvación de nuestro país estuvo en nuestras manos y la tiramos por la borda. Pudimos tener un gran desarrollo económico en Chiapas y todo…

La salvación de nuestro país estuvo en nuestras manos y la tiramos por la borda. Pudimos tener un gran desarrollo económico en Chiapas y todo el sureste aprovechando nuestros recursos naturales renovables, sin depender del petróleo, superando los ingresos del turismo, en ese momento motor de la economía del “milagro mexicano”.

Luis Ernesto Miramontes Cárdenas, uno de los más grandes mexicanos que ha existido, desarrollador de la noretisterona, primera molécula anticonceptiva que le ha merecido un lugar en el USA Inventors Hall of Fame al lado de Pasteur, Edison, Bell, los hermanos Wright y otros de igual talla. La píldora vino a modificar nuestras vidas haciéndonos responsables de nuestra paternidad frenando la tasa de natalidad con todas las consecuencias que esto implica.

Un logro de este tamaño no se difunde de la noche a la mañana. Después de la investigación exitosa se requiere ampliarla, los subproductos, que fueron tan valiosos como el producto inicial, dando mejoras y la elaboración de la diosgenina que permite producir una muy amplia variedad de hormonas sintéticas, el desarrollo de los procesos productivos, la selección de fuentes de abastecimiento, el diseño y construcción de las plantas industriales, las vías de comunicación, la propaganda, mercadotecnia, legislación, colaboración de todo un pueblo en todos los niveles.

La expectativa generada permitía vislumbrar una segunda “era de oro” para el sureste mexicano comparable al tiempo en el que –las cosechas del mundo se ataban con henequén mexicano– hasta que hubo el inteligente que vendió hijuelos para que se cultivaran en África y acabaran con el negocio

La gran materia prima es el barbasco, planta endémica de México y que no fue posible cultivar exitosamente. Se trata de un camote que se da de forma silvestre y que requiere ser cosechado en tiempo secándolo al sol para entregarlo a la industria para su proceso.




Los pueblos de Chiapas se llenaban por completo de camote de barbasco silvestre, era contagioso el entusiasmo de los pueblos que se unían al mando colegiado de presidente municipal, párroco, director de la escuela y algún líder de la comunidad, que se unían y coordinaban la cosecha, todo el pueblo iba al monte, se capacitaban para conservar el recurso, cosechando los maduros de buen tamaño y resembrando los hijuelos para el año siguiente, se extendían los camotes en jardines, plazas, campos deportivos, atrios de las iglesias, azoteas, calles, avenidas; pueblos hubo que construyeron libramientos a fin de usar sus calles para secar barbasco. Los comités de vigilancia controlaban la calidad y la distribución de los dineros. Quien más trabaja más gana. Las comunidades se beneficiaban con las obras que ellos decidían, financiaban y construían, las aulas estaban llenas, los jóvenes se ilusionaban con carreras afines al cultivo, cosecha, tratamiento y proceso del barbasco, nadie pensaba en la emigración; todo espacio susceptible de secar barbasco se mantenía limpio, la delincuencia bajó a niveles ínfimos.

Este sueño hecho realidad lo tiró por la borda el rencor presidencial a las transnacionales, la prepotencia del populismo legisló para autorizar al gobierno a monopolizar la compra del barbasco y a ser el único procesador. Rebajaría un poco el precio pagado a los cosechadores y más que duplicaría el precio a los laboratorios transnacionales quienes abandonaron los grandes proyectos industriales y fueron por su diosgenina al África donde encontraron un cacto con mucho menor rendimiento pero de un costo razonable. Y nosotros agradeciendo al gobierno su intervención.

Al advertirle del posible retiro de las industrias al peor presidente que hemos tenido, el autoritario e impositivo de ideas socialistas anticapitalistas y con muy poco cerebro, Luis Echeverría,  opinó que México era más grande que unas empresas trasnacionales y que la empresa descentralizada Proquivemex  que él estaba fundando supliría exitosamente la ausencia de las por él odiadas trasnacionales.

Ya sabemos el resultado de dichas políticas. El levantamiento del subcomandante Marcos no tendría apoyo, con certeza Chiapas no absorbería los ríos inútiles de subsidios que no sirven para paliar la pobreza, estos pobres trabajarían y no se la pasarían estirando la mano para recibir cada vez más  esperando que llegue el día en que no tengan que hacer nada para vivir decorosamente.

No hay en el país reconocimiento adecuado para Luis Ernesto Miramontes Cárdenas, quien merecería el Nobel pero no se lo dieron; sería pertinente quitar muchas de las calles Hidalgo, Juárez, Insurgentes para nombrarlas como el sensacional químico y adornar muchas plazas su efigie.

Lo que sí tenemos es políticos con las mismas cualidades y rencores de Echeverría que buscan seguir siendo los dispensadores de bienes sin generación de riqueza. Y hoy todavía  hay quienes les siguen creyendo y hasta votan por ellos.

Comentarios

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

La salvación de nuestro país estuvo en nuestras manos y la tiramos por la borda. Pudimos tener un gran desarrollo económico en...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·