Ayer

Solo Quiero Que Rías Por La Mañana Cuando Paso A Tu Lado Que Me Miren Tus Ojos Y Luego Olvides Que Yo He Pasado… Solo Quiero Que Rías Por La Mañana Cuando Paso A Tu Lado Que...

27 de enero, 2016
RHT
ayer

Solo Quiero Que Rías Por La Mañana Cuando Paso A Tu Lado Que Me Miren Tus Ojos Y Luego Olvides Que Yo He Pasado…

Solo Quiero Que Rías Por La Mañana

Cuando Paso A Tu Lado

Que Me Miren Tus Ojos

Y Luego Olvides

Que Yo He Pasado…




Porque Mis Pasos

Son Tan Solo Paralelos A Los Tuyos

Nuestro Tiempo No Gira En El Mismo Reloj

Cuando Tú Apenas Vienes

Yo Ya Me Alejo

Por Donde Irás Mañana

Yo Paso Hoy.

Por Eso Me Conformo Si Sonríes

Cuando Paso A Tu Lado En La Mañana

Si Me Miran Tus Ojos

Aunque Luego Olvides

Que De Ti, Paralelo, Yo Pasé Hoy.

    ______________________________

Cuando tenía yo 22 años, estudiaba en la Escuela Libre de Derecho, que se encuentra en el centro de la ciudad de México, cerca de la plaza Gabriel Hernández.

Todos los días pasaba por mí a la casa un amigo y nos íbamos en su coche, que él dejaba estacionado precisamente en la Plaza Gabriel Hernández, a un par de cuadras de la escuela.

Una mañana cualquiera, yendo hacia la escuela después de dejar estacionado el coche, vi por primera vez a una niña que destacaba de entre las que la acompañaban; era rubia, muy blanca y de ojos azules muy vivaces.

Nuestras miradas se cruzaron sin intención, y seguimos cada quien por nuestro camino.

A partir de ese momento, todas las mañanas la veía, porque obviamente teníamos la misma rutina por el mismo horario.

La frecuencia de nuestros encuentros dio lugar a su sonrisa que jamás he olvidado.

Entonces la diferencia de edad entre nosotros debe haber sido de unos ocho años; en aquel momento, era un abismo infranqueable.

Otra cosa hubiera sido si ese mismo encuentro hubiera ocurrido poco tiempo después.

Pero la vida no es así; la vida es como es.

De la misma forma como coincidimos durante varias semanas, un buen día dejó de cruzarse en mi camino, y no la volví a ver más.

Jamás le hablé; nunca nos acercamos ni detuvimos nuestro paso, aunque algunas veces estuve tentado de preguntarle cuando menos su nombre; yo adiviné en su mirada una curiosidad parecida…

Hace de eso más de 40 años.

Lo único que me queda, son esas palabras que escribí un día después de haberla visto pasar…

Su imagen y su recuerdo se quedaron para siempre conmigo.

Comentarios

Academia Semper: un esfuerzo de divulgación histórica

En Monterrey (Nuevo León) el Candidato a Presidente de la Planilla “José Celso Guajardo” MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presentó la Revista  Academia...

noviembre 12, 2020
ayer

Solo Quiero Que Rías Por La Mañana Cuando Paso A Tu Lado Que Me Miren Tus Ojos Y Luego Olvides Que Yo...

enero 1, 1970




Más de categoría

Academia Semper: un esfuerzo de divulgación histórica

En Monterrey (Nuevo León) el Candidato a Presidente de la Planilla “José Celso Guajardo” MCP. Óscar Tamez Rodríguez, presentó...

noviembre 12, 2020

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

octubre 19, 2020
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

septiembre 21, 2020

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

septiembre 21, 2020