Autoridad vs Empresarios. El Caso de la Comisión de Carreras de Caballos. Parte II

El legendario Hipódromo de las Américas se convirtió en un Circo… Diría Birján Teóricamente debería ser el Estado —es decir los gobernantes que están al… El legendario Hipódromo de las Américas se convirtió en un Circo… Diría Birján...

20 de abril, 2016
RHT
foto_1_20_abril

El legendario Hipódromo de las Américas se convirtió en un Circo… Diría Birján Teóricamente debería ser el Estado —es decir los gobernantes que están al…

El legendario Hipódromo de las Américas se convirtió en un Circo… Diría Birján

Teóricamente debería ser el Estado —es decir los gobernantes que están al mando de las instituciones que lo conforman— los que tienen la obligación de proveer las condiciones para que los empresarios puedan tener éxito en sus negocios, cuyo objetivo —obvio— es generar utilidades para sus accionistas. Esto conlleva generación de empleos, impuestos, etcétera y así coadyuvan a la  distribución de la riqueza. De la misma manera, los gobernantes tiene la obligación de garantizar el Estado de Derecho y como dije, su deber es facilitar a los diversos entes económicos su desarrollo, mientras estos cumplan con lo dispuesto en las leyes y reglamentos que les corresponda. De allí que las leyes sean congruentes y es importante —obvio— que haya quien las haga respetar y cumplir en su momento.

También los diversos grupos económicos, por su propia naturaleza, protegen contra viento y marea, sus intereses pues quieren imponer sus condiciones disputando la supremacía en el mercado y ganarle a sus competidores y a menudo ofrecen algo a cambio. Son la otra parte de la ecuación en el fenómeno de la corrupción.

Estando todo revuelto, como evidentemente se encuentra nuestro país en muchos sectores —y no es privativo del mismo— resulta que el interés del bolsillo de algunos gobernantes se debe saciar y por ello se coluden con algunos grupos de poder económico pues necesitan asegurar su futuro político y económico.

De ese modo, la corrupción impera y no hay región, comunidad o país que puede prosperar bajo esas condiciones. El objetivo final de crear riqueza; infraestructura, buenos empleos, seguridad, educación de calidad, etcétera, cuando el mal crece sin control, se queda en puro bla, bla, bla.




Ejemplo reciente es lo que está pasando en Brasil —donde la lucha política está a su máxima esplendor— y el fenómeno de la corrupción parece que es gigantesco. Hay varios funcionarios y empresarios en la cárcel, lo que quiere decir que cuando menos el poder judicial del líder sudamericano sí funciona.

Otro hecho es la evidencia de los documentos de los #PanamaPapers que confirman aún más lo dicho. Hemos visto que dependiendo de qué tan sólida sean las instituciones del país de que se trate, estas denuncias produjeron renuncias inmediatas o se convirtieron en acusaciones penales en contra de los corruptos o en… carcajadas, expresión humana cuando la impunidad se impone; en los países donde nada pasa. Esto se parece más al nuestro. Ejemplos sobran. ¿O ya estoy muy negativo y mal informado?

Un ejemplo palpable de lo que afirmo y entre más averiguo más me asombro  es cómo un grupo de empresarios se adueñó de la autoridad hípica del país, actividad que realmente poco importa en la economía nacional, aunque sí afecta a las miles de personas que viven de esto. Muchas ya han cambiado de giro, tal vez para cultivar mariguana o embarcarse a la aventura del sueño americano. La industria hípica americana está llena de trabajadores migrantes qué atienden sus caballos y hasta remesas mandan. Habría que informarle al famoso Donald Trump que su industria hípica funciona gracias a los mexicanos.


Diccionario Inglés-Español que venden en Kentucky como muestra de la importancia del hispano.

—Mi conclusión es que el actual permisionario del llamado Hipódromo de las Américas, inmueble del dominio público que usufructa, convencieron —para ser amable— a los gobernantes en turno para lograr que según ellos lo mejor era que las carreras de caballos se "auto regularan" formado así la Asociación Civil Comisión Mexicana de Carreras de Caballos —en contra de la experiencia internacional— con la clara intención de que la autorregulación sería controlada por ellos mismos. Y así se formó el Club Privado, pues a pesar de que la mentada Comisión dice pertenecer al Racing Commissioners  International (RCI), cuando se descubre algún infractor, las sanciones aplican solo para nuestro hipódromo, lo que es ridículo.

"Es tan ignorante la autoridad hípica (la Comisión) que me informaron que este próximo fin de semana NO AUTORIZÓ que los potrillos cuarto de milla que van a participar en ciertas carreras de clasificación, el uso de "furosemida", medicamento que los ayuda a que respiren mejor durante su explosiva estampida, minimizando cuando se utiliza el riesgo de sufrir un accidente. Dicha substancia está autorizada por la AQHA (American Quarter Horse Association), que es el organismo que rige este tipo de carreras en país más regulado del mundo.

Lo penoso de todo este asunto, es decir que la propia permisionaria sea la autoridad hípica, ante la certeza de que todos los actores que ofrecen el espectáculo de las carreras de caballos saben lo que pasa y al parecer se resignaron a obedecer al que manda y se siguen dejando mangonear, en vez de exigirle a las autoridades reguladoras para que existan condiciones de equidad y transparencia. Fair Play para que no haya duda de la existencia de ciertos favoritismos que prevalecen. Pese a quién le pese existen.

Tenemos que reconocer que es la falta de interés de la máxima autoridad en la materia de Juegos y Sorteos, es decir, la Secretaría de Gobernación la que ha permitido este desastre. Desde que se publicó el Reglamento de la Ley de Juegos y Sorteos, han pasado casi 10 años y el resultado es que la crianza de caballos Pura Sangre no llega a 300 ejemplares al año, cuando era condición sine qua non para gozar del permiso el fortalecimiento de la crianza de esta raza.


Beduino. TB Criado por Justo F. Fernández
Líder semental Quarter Horse por muchos años

Para tener una autoridad hípica como Dios manda, realmente bastaría un decreto del Ejecutivo de unas cuantas páginas para crear una autoridad en materia de carreras de caballos —independiente de la empresa— para hacer crecer la industria, regularla, vigilarla y promoverla. Es más, un grupo de caballistas pronto vamos a proponer la idea a Enrique Peña Nieto, que parece empieza a escuchar mejor. Como acierto, está su decisión de asistir al Foro de la ONU, en el debate del tema del "pastito vacilador", que ya había cancelado.

Solo una información adicional: ahora CODERE —la empresa española que tiene 84% de participación accionaria de la empresa permisionaria— después de varios años de tener muy serios problemas financieros ha cambiado su participación accionaria, de acuerdo a la siguiente información. ¿La pregunta es quienes son los nuevos accionistas…?

El permiso otorgado por la SEGOB solo permite que el capital extranjero sea dueño del 49% de las acciones y no existe evidencia de que esta cláusula se haya modificado, cuando menos en la página web de la Dirección de Juegos y Sorteos, no existe.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
foto_1_20_abril

El legendario Hipódromo de las Américas se convirtió en un Circo… Diría Birján Teóricamente debería ser el Estado —es decir los gobernantes...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·