Alzheimer, la memoria perdida. Parte 2

Hace algunas semanas escribí la primera parte de este artículo y quedé conmovido e impresionado por los efectos tan espantosos… Hace algunas semanas escribí la primera parte de este artículo y quedé conmovido e impresionado por los...

15 de diciembre, 2015
RHT
alzheimer

Hace algunas semanas escribí la primera parte de este artículo y quedé conmovido e impresionado por los efectos tan espantosos…

Hace algunas semanas escribí la primera parte de este artículo y quedé conmovido e impresionado por los efectos tan espantosos que causa esta enfermedad que reduce al individuo a un cascaron de cartón donde se realizan reacciones y procesos bioquímicos carentes de coordinación, sin objetivo alguno y donde el halito divino de la vida se ha esfumado lenta e inexorablemente y le ha reducido  a una obscuridad eterna que no tiene principio ni fin y donde la única posibilidad de liberación es una muerte misericordiosa. El Alzheimer, como manifestación de la demencia senil es una maldición moderna que de acuerdo con las estadísticas tiende a aumentar a pasos acelerados, tanto así que la World Health Organization reportó alrededor de 47.5 millones de casos en el mundo en Julio del 2015.

Obviamente, los enfermos, todos mayores de 65 años suelen empezar a presentar la sintomatología descrita en el artículo anterior en lapsos que pueden ser lentos o en escalas rápidas. Las causas del Alzheimer son muy variadas, se le atribuyen a las  condiciones ambientales, la genética y los tratamientos con hormonas del crecimiento y pueden ser cualquiera de ellas o una combinación de las mismas. La edad es otro factor indirecto que ha  favorecido la proliferación de la enfermedad, pues el mejoramiento de la calidad de vida ha contribuido a un alargamiento de la misma. De tal manera que los sexagenarios duran más y por lo tanto son más susceptibles a la enfermedad.

Dadas las características tan devastadoras que se manifiestan en plazos tan breves, el enfermo pierde toda independencia y alguien tiene que asistirlo en sus funciones más básicas las 24 horas del día, lo cual implica  una incapacitación y una baja o  nula productividad  de dos personas, él mismo y la persona que lo cuida. Tan solo en EUA, los gastos por el cuidado de un enfermo o la improductividad del cuidador se calcularon en 109 millones de millones de dólares en el 2010, lo cual implica un caos devastador en lo económico, lo político y lo social de una sociedad moderna.

Los actuarios y los especialistas en estadística calculan que de no encontrarse algún tratamiento o cura para el Alzheimer, el número de casos ascenderá a 135 millones para el 2050. De tal manera que existe una premura para encontrar una diagnosis temprana y un tratamiento o una cura para evitar otra catástrofe social.

Los principales consorcios farmacéuticos y algunos países del primer mundo están pendientes de toda esta realidad y están haciendo grandes esfuerzos para investigar algún método confiable y rápido para el diagnóstico, algún tratamiento que inhiba la formación de las placas amieloides, la destrucción de las mismas, la retención o la recuperación de la memoria y la rehabilitación de la coordinación neuromuscular en sus diversas fases. En fin, se han vislumbrado toda una serie de soluciones que coadyuven al rompimiento de este ciclo nefasto que ha amenazado al hombre en su esencia más valiosa que es la capacidad mental.




Entre los reportes más destacados que han aparecido recientemente en la literatura científica destacan:

  • El hallazgo de Zane Jaunmuktane1 y sus colaboradores  del National Hospital for Neurology and Neurosurgery en Londres quienes aislaron e identificaron proteína amiloide en los cerebros de 8 cadáveres que de jóvenes recibieron extractos de hormona del crecimiento presumiblemente contaminados con la proteína amieloide. La explicación del hallazgo se hace más adelante.
  • El hallazgo del doctor Luis Carrasco2, microbiólogo de la Universidad Autónoma de Madrid consistió en encontrar células viables del hongo Candida  en el tejido cerebral de 25 cadáveres, lo cual podría interpretarse como el agente causal del Alzheimer. La discusión se realiza más delante.

Z. Jaunmuktane. En 1958, los ingleses introdujeron un tratamiento para las personas bajas de estatura que consistía en inyectarles extractos de  hormona del crecimiento proveniente de cadáveres. Dicha hormona se localiza en la glándula pituitaria en el cerebro, después de extraída se purificaba y se liofilizaba para preparar los extractos. Desafortunadamente, en algunos casos la purificación no fue suficiente y resultó que estaban contaminados con priones [proteínas infecciosas que pueden durar largos periodos de incubación sin causar la enfermedad de Creutzfeldt – Jacob (CJD)]. Este antecedente sirvió de referencia para considerar este tipo de enfermedades o síndromes raros que presentan  larguísimos periodos de incubación, como parece ser el caso del Alzheimer y el Creutzfeldt –Jacob.

En el 2000 las autopsias de 8 de esas personas de baja estatura infectadas con los priones del CJD revelaron que también de estaban contaminadas con los péptidos amieloides causantes del Alzheimer. Los estudios publicados en Nature1sugieren  la posibilidad de una contaminación debida a los instrumentos mal esterilizados o a extractos contaminados, infección que se manifestó 25-35 años después.

Las evidencias que apoyan estos hallazgos son:

  • no existe predisposición genética a ambos síndromes por parte de los individuos infectados por el CJD y el AD
  • Todos los individuos infectados fueron sujetos a cualquiera de las siguientes condiciones: tratamiento con hormonas del crecimiento extraídas de cadáveres, transfusión de sangre, sujetos a neurocirugías o trasplantes de corneas.

Existen reportes1,2 que demuestran que procedimientos tales como: neurocirugías, electroencefalografías, transfusiones de sangre y trasplantes de cornea suelen ser los agentes infecciosos del CJD y del Alzheimer. Es muy importante hacer notar que hasta ahora no existe ninguna evidencia de que la infección de priones y péptidos causantes del Alzheimer se realice de individuo a individuo.

Sin duda alguna, los procedimientos para el lavado, desinfectado y esterilizado de equipos e instrumentos en neurocirugías van a cambiar a partir de estas investigaciones.

El Dr. Luis Carrasco de la Universidad Autonóma de Madrid3 encontró fragmentos y células fúngicas de Candida y otros hongos en tejidos provenientes de diferentes partes del cerebro, no solo eso sino que también detecto substancias exclusivas del metabolismo fúngico como la quitina y la quitinasa en los fluidos (suero, sangre y líquido cefaloraquídeo) de los afectados con Alzheimer. Inclusive, demostró la actividad antifúngica de las placas amieloides en contra del género Candida, que es el más asiduo patógeno que se ha aislado hasta ahora. Más aun, varios enfermos con manifestaciones leves o incipientes de Alzheimer mostraron una notable mejoría cuando fueron tratados con antibióticos antifúngicos.

Estos descubrimientos constituyen un gran progreso en la lucha contra los síndromes neurodegenerativos, allanan el camino para el desarrollo de un método fácil y rápido para el diagnóstico y también incrementan las posibilidades del uso de nuevos antibióticos.

Sin duda, los síndromes neurodegenerativos constituyen una seria amenaza a la integridad física y mental del ser humano y un gran desafío al talento y la capacidad tecnológica del hombre. Veremos que nos depara el futuro, mientras tanto, no donarás tu sangre ni permitirás que te abran el coco.

________________________________________________________

Referencias

1.- Zane Jaunmuktane et al. Possible Evidence for Human Transmission of amyloid-β-pathology and cerebral amyloid angiopathy. Nature 525, 247-250 September 10 2015.Issue 7566. doi:10. 1038/nature 15369

2.- Anonymous. The Economist. Chain reaction September 12th , 2015

3.- Pisa. D. et al. Different Brain Regions are Infected with Fungi in Alzheimer’s Disease. Sci. Rep. 5 . 15015; doi:1038/srep15015 (2015)

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
alzheimer

Hace algunas semanas escribí la primera parte de este artículo y quedé conmovido e impresionado por los efectos tan espantosos… Hace algunas...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·