3 actitudes personales para tener más dinero

¿Por qué parece que ni bien nos llega nuestra quincena queremos gastarla toda? ¿Por qué parece que ni bien nos llega nuestra quincena queremos gastarla toda? Como si nos quemara las manos. Como si fuera malo tener dinero,...

8 de junio, 2016
RHT
_finanzas-personales

¿Por qué parece que ni bien nos llega nuestra quincena queremos gastarla toda?

¿Por qué parece que ni bien nos llega nuestra quincena queremos gastarla toda? Como si nos quemara las manos. Como si fuera malo tener dinero, así que mejor lo reparto. Y lo peor es que, si analizamos nuestros gastos, estamos regalando mucho dinero a todo el mundo menos a nosotros mismos.  Pagamos las cosas más caras de lo que en realidad son por poca planeación o flojera.  ¡¡¡Regalamos nuestro dinero por flojera!!! Como cuando compramos con tarjeta de crédito. Ya les platicaba de eso en la colaboración anterior.

Hoy les quiero contar de 3 actitudes o características de la personalidad que pueden ayudarnos muchísimo a mejorar nuestra situación financiera. Si trabajas en ti mismo mejora toda tu vida, incluida tu cartera.

  1. Orden

Tener orden en las finanzas personales y en la vida es, para mí, un pilar fundamental para vivir con menos estrés.  Ya tenemos miles de factores que nos ocasionan estrés pero si ordenamos nuestra vida y nuestra cartera, ayudamos a bajarle tres rayitas. Nos pasa que no le ordenamos a nuestro dinero a dónde tiene que ir.  Simplemente lo gastamos, y cuando ya no tenemos, seguimos gastando nuestro dinero futuro. No ordenamos nuestra vida con base en nuestros recursos económicos reales. Queremos tratar de hacerlo al revés y eso suele cerrarnos la puerta en los dedos.  Tener un presupuesto mensual es una forma de ordenar nuestro dinero y de paso la vida.  Saber cuándo debes pagar qué cosas y cuánto pagarás por ellas, nos hace ahorrarnos disgustos, sustos y dinero. Porque al pagar fuera de tiempo, por distraídos o lo que sea, nos sale más caro. Pagamos intereses moratorios, recargos, penas convencionales, gastos de reconexión, o como quieran llamarle, pero es poner más dinero de nuestra bolsa solo por no tener ordenada nuestra mente y nuestra cartera con un calendario de pagos.

Es importante llevar un control de gastos, distribuir nuestro ingreso antes de recibirlo y luego destinarlo a que lo que previamente habíamos decidido. Muchas de las deudas de consumo son falta de orden y planeación. Las deudas que adquirimos al gastar en restaurantes, entretenimiento, viajes, etc., son falta de orden y visión.

  1. Paciencia

Una vez que hemos ordenado nuestro dinero, podemos saber si estamos usando adecuadamente nuestros recursos o los estamos desperdiciando. Ahí viene a colación la paciencia. Se requiere de paciencia para recortar y ordenar. Y todavía más paciencia (y un ganchito para jalar más paciencia, como decía mi mamá) para crear patrimonio. El hábito del ahorro requiere de la capacidad de sembrar una semillita y hacerla crecer mes con mes con pequeños o grandes ahorros pero teniendo en cuenta que toma tiempo. La paciencia permite que, como hormiguitas, vayamos poco a poco reuniendo recursos para hacer patrimonio.  Pagar un crédito como el hipotecario para hacernos de una casa o liquidar deudas requieren de tiempo. No se logra de la noche a la mañana, pero con paciencia y constancia, si se logra.




  1. Curiosidad

Tener curiosidad es vital para las finanzas personal. Ese dicho popular: “la curiosidad mató al gato” creo que alguien lo inventó para no tener que dar respuestas a preguntas de personas que piensan las cosas. La curiosidad es algo con lo que nacemos y que luego vamos matando conforme nos hacemos adultos. A poco no te da curiosidad saber si la tarjeta de crédito que tienes es la más barata del mercado. ¿No te gustaría saber si es la que te da más puntos o mejores oportunidades de ir a conciertos? ¿No te da curiosidad aprender cómo crear más dinero para ti? ¿No te gustaría aprender a invertir?

La curiosidad es el motor del conocimiento y cuando sabes más, puedes decidir mejor.  En este caso, el mejor uso de tu dinero.  A mí no me gusta quedarme con dudas. Y en estos temas menos porque es a mi favor.

Tu personalidad se refleja en tus decisiones financieras.  Cultiva estas cualidades y mejorará muchísimo tu relación con el dinero y las perspectivas económicas personales para tu futuro. Recuerda que saber de finanzas personales es para que tu dinero trabaje para ti y no para los bancos.

¿Aprendiste algo nuevo hoy? Déjanos un comentario o sigamos esta conversación por las redes sociales. Recuerda que educarte financieramente te ayuda a tomar mejores decisiones en tu beneficio personal.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú!

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
_finanzas-personales

¿Por qué parece que ni bien nos llega nuestra quincena queremos gastarla toda? ¿Por qué parece que ni bien nos llega nuestra...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·