20 mil Taxis ilegales en el DF. Negocio millonario

Inmersos en los innumerables problemas que se vive en la Ciudad de México, que en su mayoría no tienen perspectiva de solucionarse, se suma el… Inmersos en los innumerables problemas que se vive en la Ciudad de...

6 de agosto, 2015
RHT

Inmersos en los innumerables problemas que se vive en la Ciudad de México, que en su mayoría no tienen perspectiva de solucionarse, se suma el…

Inmersos en los innumerables problemas que se vive en la Ciudad de México, que en su mayoría no tienen perspectiva de solucionarse, se suma el del transporte público de pasajeros, que en general es pésimo ya sean microbuses, camiones, metro, pero nos referiremos a los taxis, que también tienen lo suyo.

Este tema viene a colación, al dar a conocer el gobierno capitalino a un diario de circulación nacional, que no se abrirá el proceso entrega de concesiones para acabar con los taxis pirata, ya que consideran suficientes con los vehículos que se inscribirán para prestar servicio a través de aplicaciones, atenderán y cubrirán la demanda.

Esta decisión preocupa y mucho, dado que principalmente un grupo de estos ilegales, los “Pantera”, son un problema gravísimo, porque desde que surgieron han sido protegidos por las autoridades en turno, permitiéndoles toda la impunidad.

De acuerdo a los datos del GDF, existen 139 mil 400 taxis regulares que tienen concesión. Y se sumaran hasta 20 mil nuevas unidades, pendientes de regulación y entrega de permisos, para que autos particulares presten este servicio, con un permiso anual, será suficiente.

Con esta decisión las autoridades cerraron la posibilidad de entregar concesiones y convertir en legales al grupo de los “Pantera”, que en la actualidad cuentan con 10 mil unidades. Necesario recordar que estos llamados “Pantera” están agrupados en la Coordinadora de Taxis y Trabajadores del Volante pertenecientes al Frente Popular Francisco Villa, grupo que siempre ha apoyado al PRD en manifestaciones, plantones, mítines y demás acciones en las que se indique participar.




Obvio como pago a ello se les ha protegido no aplicando leyes ni reglamentos en su actuar, siempre fuera de la legalidad.

Dado que los vehículos que utilizan no portan las placas de taxi oficiales, que se identifican por ser con cinco números y una letra, dando el servicio con placas de auto particular, que tienen tres letras y tres números.

Además de las placas que es uno de los requisitos principales, se les identifica por la calcomanía de color amarillo con una pantera negra en medio y el número económico de cada unidad (lo de los colores amarillo y negro, de seguro es una casualidad, nada porque identificarlos con el PRD). Y son liderados por Álvaro Castillo, perteneciente al Frente Popular Francisco Villa.

Necesario recordar que la Asociación de Transportes de México, A.C., encabezada por José Guadalupe Quintero Martínez, es una de las agrupaciones de taxis piratas organizados en el DF.

Este grupo de José Guadalupe Quintero, surgió a principios de 2006, junto con la Comisión de Transporte del PRD, la cual estaba conformada por las principales organizaciones de taxistas piratas de la Ciudad de México, como Panteras y G-4. Incluso, sus tarjetas de presentación ostentaban un logotipo perredista.

La Asociación de Transportes de México opera en Venustiano Carranza e Iztacalco, donde casualmente, Armando Quintero Martínez, quien en el 2006 con Marcelo Luis Ebrard, era el Secretario de Transporte del GDF, había sido Jefe Delegacional entre 2003 y 2006, mera “CASUALIDAD”.

Tan “CASUAL,“ que durante el tiempo en que fue secretario, Armando Quintero debió cumplir con la Ley de Transportes para el Distrito Federal, ordenando operativos contra las unidades no regularizadas, remitirlas a los corralones y multar a los que formaban parte de organizaciones como la de su familiar, y no lo hizo.

El artículo 7 del mencionado ordenamiento local indica que el secretario tiene que ordenar y regular el transporte público para garantizar la seguridad de los usuarios y los derechos de los concesionarios legales, afectados por los piratas.

Posiblemente influyó que los Quintero Martínez eran militantes del PRD y estuvieron en las movilizaciones convocadas por el Peje López Obrador. Armando formó parte del plantón de Paseo de la Reforma en el campamento de la Delegación Iztacalco, mientras que José Guadalupe estuvo en las tiendas de la Comisión de Transporte del PRD capitalino.

Los taxis ilegales surgen con el Peje como jefe de gobierno, llegando a sumar 40 mil, en 17 organizaciones que los controlaban, siendo más del 50 por ciento los “Pantera”, continuaron con Ebrard, disminuyendo a 5 organizaciones, con 35 mil y con el actual jefe de gobierno, con 20 mil, aunque los “Pantera” desde el inicio de esta administración, volvieron a reactivarse.

Lo que les cobran en sus organizaciones a cada taxi ilegal fluctúa entre 150 y 200 pesos a la semana, que sacando cuentas son 4 millones, al mes 16 millones y al año 192 millones de pesos libres de impuestos. Quizás es mejor negocio así ilegales que pasar a la formalidad. En fin, seguirá la ilegalidad y el negocio de taxis PIRATAS en el DF.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

Inmersos en los innumerables problemas que se vive en la Ciudad de México, que en su mayoría no tienen perspectiva de solucionarse,...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·