2 de febrero de 1848

El 2 de febrero de 1848, los Estados Unidos impusieron a México la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo…   El 2 de febrero de 1848, los Estados Unidos impusieron a México la firma del Tratado de...

31 de enero, 2017
RHT
guadalupe-hidalgo

El 2 de febrero de 1848, los Estados Unidos impusieron a México la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo…

 

El 2 de febrero de 1848, los Estados Unidos impusieron a México la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo, en casa de mi abuelo, Don José Domínguez Soberón.

 

Yo me enteré del hecho, cuando apenas tenía 6 años de edad, al leer la placa que lo conmemoraba sobre la fachada de la casona del siglo XVI, justo frente a la Basílica de la Virgen de Guadalupe.

A partir de ese momento, he sentido el despojo territorial y la persecución ininterrumpida de nuestros hermanos mexicanos al cruzar el río,  como una ofensa clavada en mi alma.

En 1988, escribí mi primer libro sobre el tema, titulado HERIDAS QUE NO CIERRAN, publicado por Editorial Grijalbo en la colección de Política Mexicana.

En ese libro sostuve que el Tratado de Guadalupe Hidalgo es nulo por haber sido impuesto con violencia y amenazas, como aparece de sus cláusulas II, III y IV, que no dejan lugar a dudas.




Ahora he terminado mi segundo libro sobre el tema, titulado THE COMEBACK RIVER (El Río de los Regresos), escrito directamente en inglés, para publicarlo en Estados Unidos este mismo año.

La huracanada arrogancia de Donald Trump ha venido a darnos la oportunidad inigualable de desenterrar los viejos documentos que demuestran la nulidad de aquel tratado, y sobre todo prueban que California, Nuevo México y Tejas, siguen siendo legalmente territorio mexicano en el año 2017.

Las palabras del Senador Thomas Corwin, pronunciadas el 11 de febrero de 1847, durante la guerra de agresión contra México, corroboran mi afirmación cuando dijo:

“Puede usted arrebatarle esas provincias a México; puede retenerlas por el derecho del más fuerte; puede robárselas; pero un tratados de paz para ese efecto con el pueblo de México, legitima y libremente hecho, nunca lo tendrá”.

En los últimos días, se han generado o acentuado reacciones contrarias al racismo y la arrogancia de Trump, a traves de las “Ciudades Santuario” que se han negado a colaborar con el gobierno federal de Estados Unidos en su cacería de lo que indebidamente llaman migrantes ilegales.

Tambien se da el caso de una Juez Federal de Brooklyn, de nombre Ann Connelly, que ha suspendido provisionalmente las órdenes ejecutivas del loco de la peluca sin canas para deportar “ilegales”.

Como un verdadero regalo del día de La Candelaria, he encontrado un artículo de la Carta de la Organización de Estados Americanos, que viene a confirmar mi tesis en el sentido de que, ¡ESTADOS UNIDOS tiene tanto derecho sobre California, Nuevo México y Tejas, como pudo tenerlo Hitler para exigirle visas a los franceses que quisieran ir a París!

El artículo 3º de la Carta de la Organización de Estados Americanos, le reconoce a México plena soberanía sobre California, Nuevo México y Tejas, conforme a lo siguiente:

Artículo 3º.-

“Los Estados americanos reafirman los siguientes principios”:

g) “Los Estados americanos CONDENAN LA GUERRA DE AGRESIÓN: LA VICTORIA NO DA DERECHOS”. 

Este es una norma perentoria de Derecho Internacional, con efectos retroactivos (por efecto del Jus Cogens) consagrada en el artículo 64 de la Convención de Viena sobre la Ley de los Tratados.

Si vinculamos las palabras del Senador Corwin con estas dos disposiciones, tenemos que el ÚNICO ILEGAL EN CALIFORNIA, NUEVO MÉXICO Y TEJAS, ES ESTADOS UNIDOS.

La victoria militar norteamericana sobre México, en su guerra de agresión, no le ha generado derecho alguno de soberanía sobre nuestros territorios del norte.

Hoy los sigue reteniendo, como desde 1836 (Tejas), California (1845) y Nuevo Mexico (1846), gracias a lo que Corwin calificó como EL DERECHO DEL MAS FUERTE.

La regla generalmente aceptada, es que estos derechos se ejerciten por conducto de los gobiernos de los países afectados; PERO por fortuna, cuando se vulneran derechos humanos, los interesados individualmente, pueden acudir tambien a las instancias legales para defenderse; tanto nacionales como internacionales.

Yo en lo personal, estoy impulsando la presentación de demandas diversas para defender a los mexicanos amenazados por el gobierno de Estados Unidos, como país ocupante, de modo que no se puedan ejecutar las deportaciones que el señor Trump quiere imponer a traves de órdenes ejecutivas.

Cuando llegué a Alemania e hice contacto con las autoridades en materia de Derechos Humanos, ¡así como con la ONG alemana que se ocupa de los Derechos Humanos en México!, la señora Elisabeth Tayefeh (directora de ese organismo) me preguntó si era yo el autor de “HERIDAS QUE NO CIERRAN”.

¡Cuando le dije que sí, me obsequió la ficha bibliográfica que registra le presencia de aquel libro en la Biblioteca del Estado Alemán en Baden Wurtemberg!

Cuando se esta tan lejos de la patria que tanto se ama, una experiencia así surte el efecto de acercar el corazón de golpe al mismísimo centro de nuestro Zocalo, justo al lado de la Bandera que ondea esperanzadora alentando el amor de nuestros hermanos; los hijos de México.

En este 169 aniversario de aquel episodio injusto perpetrado en el hogar de mi familia, permítanme compartirles aquí dos párrafos finales de HERIDAS QUE NO CIERRAN:

El que a continuación transcribo, y del que sigo estando plenamente seguro a 28 años de haberlo escrito:

“Hemos logrado, en todos estos años, incrementar nuestra presencia en nuestro territorio ocupado, mediante una posesión masiva y progresiva. Estamos dentro, y somos cada vez más. No ha habido forma de pararnos. Los intentos legislativos, los programas de patrullaje, la inminencia de la propia muerte, no han sido capaces de detener el regreso del águila que vuelve. Hemos cruzado nadando, corriendo, escondidos en camiones o embozados por las sombras de la noche. Por la marcha incontenible de nuestro pueblo hacia sus lugares de origen, podemos decir, que por fin regresamos. Que hemos vuelto”.

Para terminar, pongo ante su vista el último párrafo de ese trabajo, en el que pedi al presidente de México que asumiera su puesto como primer soldado del Ejército Mexicano, ya que “gobernar a mitad de la nación, a sabiendas del derecho que nos asiste, es sería tanto como aceptar media presidencia”.

Mi exordio al presidente concluye así:

“Señor: Asentar firmemente la tesis jurídica de nuestros justo reclamo, lo pondrá a Usted hombro con hombro, junto a nuestros hermanos al cruzar el río; llevará así Usted, la punta de lanza que jamás caerá una vez que la haya empuñado con firmeza. Si no le toca la fortuna de ver concluida esta tarea, nuestra Bandera, la que tercia su pecho, será la estafeta en el relevo que para la historia de México reconocerá a su persona el justo honor de ser el vanguardista de la Patria que vuelve. La voz de México por sus palabras dejará de ser el grito desesperado que resonó desde Palo Alto hasta Chapultepec en 1847, en la alternativa trágica de “Libertad o Muerte”, para convertirse como la voz de Cuauh Cetcui, retumbando por toda nuestra tierra, desde el Palacio Nacional hasta California, Nuevo México y Tejas, en un eco triunfal por el regreso”:

¡TODA LA PATRIA O NADA!

_________________________

Stahringen, Baden Wurtemberg, Alemania

A 169 años de Guadalupe Hidalgo.

Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·