¿Feliz Navidad?

La generalización  del “lenguaje políticamente correcto” no es una casualidad; poco a poco la Navidad ha cedido su lugar a “las fiestas” de diciembre. Para no desviarme de mi propósito en estas  líneas, me voy a referir...

24 de diciembre, 2020

La generalización  del “lenguaje políticamente correcto” no es una casualidad; poco a poco la Navidad ha cedido su lugar a “las fiestas” de diciembre.

Para no desviarme de mi propósito en estas  líneas, me voy a referir al origen remoto de la Navidad.

Todo comenzó cuando Adán y Eva, o si se quiere, los primeros seres humanos creados por Dios a Su imagen y semejanza,  creyeron en la más antigua mentira de la mercadotecnia:

¡Consuma usted manzanas del bien y del mal, y será como Dios!

La mentira bien decorada suele ser mucho más atractiva que la verdad.

Las primeras víctimas de la mercadotecnia creyeron que consumiendo las dichosas manzanas, serian como dioses y podrían hacer y deshacer como les diera la gana.




Dios no desterró a nadie del paraíso; Dios no fue presa de ningún arrebato de furia ni mandó amenazar a nadie con espadas de fuego.

Fueron nuestros ancestros remotos los que, al querer modificar a Dios a su gusto, y acomodarlo a su capricho, salieron del estado de gracia y armonía en que la humanidad se hallaba con Nuestro Padre.

Mas tardaron Adán y Eva (o quien resulte responsable) en meter la pata hasta el fondo, que Dios en acudir en su auxilio para rescatarlos de la inmensa mentira que los había privado de la armonía con Dios.

Nuestros ancestros más lejanos fueron víctimas de la misma letra chiquita que muchos abogados incorporan en los contratos de seguros, en los préstamos, en los acuerdos prenupciales y demás convenios a los que se desean incorporar variantes “flexibles”…

No es lo mismo SER DIOS, que ser “como” dioses.

El Evangelio está lleno de parábolas que describen los extremos a los que un padre es capaz de llegar para perdonar o rescatar a sus hijos caídos; ahí está la historia del hijo pródigo, la de la oveja perdida,  la del dracma, la que dice que cada vez que un hijo extraviado retoma el camino, hay gran alegría en el Cielo.

¿De dónde surge la Navidad?

La Navidad es la respuesta de Dios Padre a la rebelión de la soberbia humana; lejos de fulminarnos con castigos terribles, se movilizó de inmediato y por todos los medios anunció su deseo de reconciliación con nosotros.

Tanto nos ha amado Dios, que nos mandó a su único hijo para salvarnos; ese Hijo de Dios es Jesucristo y Jesucristo, es el pequeño niño cuyo nacimiento festejamos este jueves 24 y viernes 25 de diciembre.

De manera que la fiesta de la Navidad, es la conmemoración de nuestro rescate, de nuestra salvación por medio de la entrega total de  Jesucristo que no era ni mucho menos un kamikaze.

Cristo no vino al mundo entusiastamente decidido a suicidarse en una cruz después de ser injuriado, herido, azotado y tratado como la peor basura imaginable; Cristo hizo hasta lo imposible para despertarnos de nuestra locura y así rescatarnos para recuperar la vida eterna.

Nuestra salvación comenzó en la noche del 24 al 25 de diciembre hace más de dos mil años  en condiciones de pobreza y majestad entre las que no hay contradicción alguna, por eso el procurador Poncio Pilatos se impacta cuando al  preguntarle a Jesucristo si es rey, Cristo le responde: tú lo has dicho, yo soy rey, pero mi reino no es de este mundo.

El año 2020  que está a punto de terminar, ha sido un tiempo de río revuelto; un tiempo en el que nadie sabe a quién creerle; ¿hay pandemia o no hay?; ¿quién miente y quién dice la verdad?; ¿ya se acabó la corrupción en Mexico?; ¿Ya no hay homicidios ni feminicidios?; ¿una cosa son aportaciones y otra cosa es la estafa maestra?; ¿los que dicen que no son iguales, realmente no lo son?; ¿a quién podemos creerle en este tiempo de mentiras epidémicas?; ¿hay vacunas contra el virus de la mentira?….

¿Hacia dónde volver la vista, en quién confiar en un mundo en el que nadie dice la verdad?

Yo no sé usted, pero mis padres me dejaron una herencia valiosísima que viene como anillo al dedo en estos tiempos de pandemia o no pandemia:

El único en quien se puede creer incondicionalmente, es en Dios.

Estas líneas que le comparto hoy, no son una clase de Catecismo porque los abogados no somos exactamente los mejores evangelizadores; yo solamente quiero decir que me rebelo contra LA USURPACIÓN DE LA NAVIDAD QUE QUIERE HACER OLVIDAR SU ESENCIA DE REDENCIÓN.

¿Si Jesucristo no fuera Dios Hijo, llegado  al mundo pasa salvarnos, por qué tendríamos que celebrar el nacimiento de un niño pobre más,  en un cuchitril de Belén?

El motivo de celebración es una cuestión de gratitud y esperanza; ese chilpayatito cobijado por el aliento de una vaca y un burro  vino a regalarnos  LA VIDA ETERNA que muchos despistados han pretendido encontrar en otros medios.

Hay dos películas de Steven Spielberg que tocan este tema y retratan la estupidez de muchos ambiciosos que siguen queriendo “ser como dioses”…

La película de  Los cazadores del Arca perdida, sin querer muestra el error de suponer que la posesión del Arca de la Alianza podía convertir nada menos que a Dios, en rehén de caprichos humanos.

La última Cruzada equipara el Santo Grial con  la lámpara de Aladino, como si encontrar y poseer esa copa de la Última Cena, pudiera hacer que Jesucristo se convirtiera en un genio cautivo obligado a concedernos deseos estúpidos.

Con motivo de las restricciones sanitarias implementadas con motivo de la pandemia que muchos niegan y otros cuestionan mientras los panteones y los hospitales ya no dan abasto,  tenemos la oportunidad extraordinaria de VIVIR UNA NAVIDAD EXCEPCIONAL, EN FAMILIA, CON LA SAGRADA FAMILIA AL CENTRO DE NUESTRAS CASAS.

¿Por qué motivo seguimos vivos nosotros; usted y yo, mientras cientos de miles de hermanos nuestros son reportados como víctimas del novedoso virus?

Esta Navidad es una ocasión inmejorable para AGRADECER cada minuto de vida; cada día de vida que nos permite la posibilidad de reparar faltas y compartir bendiciones.

La Navidad es una ocasión privilegiada para agradecer que el pequeño Jesus de Nazaret nacido de Nuestra Madre, la Virgen María es la respuesta viva de Nuestro Padre Dios prodigándonos Su Amor infinito en pago de nuestra rebelión.

¿Queremos la vida eterna?

El secreto es bastante sencillo y accesible: YA LA TENEMOS, con tan solo aceptarla y agradecerla.

La Navidad es la fiesta por el Nacimiento de Cristo que vive   y permanece con nosotros hasta el final de los tiempos; Cristo que volverá en gloria y majestad como lo prometió a sus discípulos.

No festejamos el expreso de Walt Disney ni el advenimiento del oso dela Coca-Cola; no se trata de unas “fiestas decembrinas” sin el anfitrión que es Dios Mismo.

Quienes quieran celebrar el solsticio de invierno, o cualquier otra fiesta, están en su pleno derecho, pero LA NAVIDAD es la fiesta de nuestro rescate, de nuestra salvación es LA FIESTA DE CRISTO REY.

No es cualquier cosa.

Propongo que recemos por quienes estan sufriendo hoy en cualquier parte del mundo y por cualquier causa;

Propongo que recemos para agradecer  las bendiciones que recibimos cada día desde que abrimos los ojos a la nueva luz.

FELIZ NAVIDAD Y QUE DIOS NOS BENDIGA A TODOS SIN EXCEPCIÓN.

______________________________

Stahringen am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

Navidad de 2020

La Navidad de este año nos permite la oportunidad de valorar y agradecer.

Cada nuevo día que Dios me regala al despertar, me hace pensar en los muchísimos hermanos nuestros que  están muriendo no solamente por la famosísima pandemia sino por las otras muchas causas injustas que hemos olvidado.

Olvidamos a las víctimas de guerras, esclavitud, prostitución, abuso, explotación, persecución  y otras muchas enfermedades que ni siquiera deberían ser mortales pero lo son por causas injustificables.

Olvidamos los cientos de  miles de m

Olvidamos que los muertos de hambre existen y ahora se les suman los muertos de sed, mientras el agua potable por fin se cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, en pleno Wall Street; el agua por fin es una commodity.

Comentarios

Al Borde del Precipicio

A lo largo de mis 55 años de vida he visto los noticieros de la noche y del medio día, todos los...

enero 16, 2021

La Cruel Realidad

Ante la negación de todo el mal que estamos viviendo, la realidad le da bofetadas en la cara al presidente de la...

enero 11, 2021




Más de categoría

ESTADO FALLIDO NO ES UN ADJETIVO 

Ahora que la pandemia del coronavirus cumple su primer aniversario, es pertinente invocar el artículo 29º de la Constitución...

enero 27, 2021

Enfermo, sí, pero sin saltarse la fila para vacunarse

En todo el mundo el titánico e inédito esfuerzo de la humanidad para producir, distribuir y aplicar un medicamento...

enero 27, 2021

Miserables reacciones ante el contagio de AMLO

La noche del pasado 24 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó en sus redes sociales...

enero 27, 2021

Algunas acciones relevantes de Joe Biden para sus primeros 100 días de gobierno

La semana pasada el presidente de Estados Unidos Joe Biden tomó posesión de su cargo y delineó algunos de...

enero 26, 2021