¿Feliz Navidad?

La generalización  del “lenguaje políticamente correcto” no es una casualidad; poco a poco la Navidad ha cedido su lugar a “las fiestas” de diciembre. Para no desviarme de mi propósito en estas  líneas, me voy a referir...

24 de diciembre, 2020

La generalización  del “lenguaje políticamente correcto” no es una casualidad; poco a poco la Navidad ha cedido su lugar a “las fiestas” de diciembre.

Para no desviarme de mi propósito en estas  líneas, me voy a referir al origen remoto de la Navidad.

Todo comenzó cuando Adán y Eva, o si se quiere, los primeros seres humanos creados por Dios a Su imagen y semejanza,  creyeron en la más antigua mentira de la mercadotecnia:

¡Consuma usted manzanas del bien y del mal, y será como Dios!

La mentira bien decorada suele ser mucho más atractiva que la verdad.

Las primeras víctimas de la mercadotecnia creyeron que consumiendo las dichosas manzanas, serian como dioses y podrían hacer y deshacer como les diera la gana.




Dios no desterró a nadie del paraíso; Dios no fue presa de ningún arrebato de furia ni mandó amenazar a nadie con espadas de fuego.

Fueron nuestros ancestros remotos los que, al querer modificar a Dios a su gusto, y acomodarlo a su capricho, salieron del estado de gracia y armonía en que la humanidad se hallaba con Nuestro Padre.

Mas tardaron Adán y Eva (o quien resulte responsable) en meter la pata hasta el fondo, que Dios en acudir en su auxilio para rescatarlos de la inmensa mentira que los había privado de la armonía con Dios.

Nuestros ancestros más lejanos fueron víctimas de la misma letra chiquita que muchos abogados incorporan en los contratos de seguros, en los préstamos, en los acuerdos prenupciales y demás convenios a los que se desean incorporar variantes “flexibles”…

No es lo mismo SER DIOS, que ser “como” dioses.

El Evangelio está lleno de parábolas que describen los extremos a los que un padre es capaz de llegar para perdonar o rescatar a sus hijos caídos; ahí está la historia del hijo pródigo, la de la oveja perdida,  la del dracma, la que dice que cada vez que un hijo extraviado retoma el camino, hay gran alegría en el Cielo.

¿De dónde surge la Navidad?

La Navidad es la respuesta de Dios Padre a la rebelión de la soberbia humana; lejos de fulminarnos con castigos terribles, se movilizó de inmediato y por todos los medios anunció su deseo de reconciliación con nosotros.

Tanto nos ha amado Dios, que nos mandó a su único hijo para salvarnos; ese Hijo de Dios es Jesucristo y Jesucristo, es el pequeño niño cuyo nacimiento festejamos este jueves 24 y viernes 25 de diciembre.

De manera que la fiesta de la Navidad, es la conmemoración de nuestro rescate, de nuestra salvación por medio de la entrega total de  Jesucristo que no era ni mucho menos un kamikaze.

Cristo no vino al mundo entusiastamente decidido a suicidarse en una cruz después de ser injuriado, herido, azotado y tratado como la peor basura imaginable; Cristo hizo hasta lo imposible para despertarnos de nuestra locura y así rescatarnos para recuperar la vida eterna.

Nuestra salvación comenzó en la noche del 24 al 25 de diciembre hace más de dos mil años  en condiciones de pobreza y majestad entre las que no hay contradicción alguna, por eso el procurador Poncio Pilatos se impacta cuando al  preguntarle a Jesucristo si es rey, Cristo le responde: tú lo has dicho, yo soy rey, pero mi reino no es de este mundo.

El año 2020  que está a punto de terminar, ha sido un tiempo de río revuelto; un tiempo en el que nadie sabe a quién creerle; ¿hay pandemia o no hay?; ¿quién miente y quién dice la verdad?; ¿ya se acabó la corrupción en Mexico?; ¿Ya no hay homicidios ni feminicidios?; ¿una cosa son aportaciones y otra cosa es la estafa maestra?; ¿los que dicen que no son iguales, realmente no lo son?; ¿a quién podemos creerle en este tiempo de mentiras epidémicas?; ¿hay vacunas contra el virus de la mentira?….

¿Hacia dónde volver la vista, en quién confiar en un mundo en el que nadie dice la verdad?

Yo no sé usted, pero mis padres me dejaron una herencia valiosísima que viene como anillo al dedo en estos tiempos de pandemia o no pandemia:

El único en quien se puede creer incondicionalmente, es en Dios.

Estas líneas que le comparto hoy, no son una clase de Catecismo porque los abogados no somos exactamente los mejores evangelizadores; yo solamente quiero decir que me rebelo contra LA USURPACIÓN DE LA NAVIDAD QUE QUIERE HACER OLVIDAR SU ESENCIA DE REDENCIÓN.

¿Si Jesucristo no fuera Dios Hijo, llegado  al mundo pasa salvarnos, por qué tendríamos que celebrar el nacimiento de un niño pobre más,  en un cuchitril de Belén?

El motivo de celebración es una cuestión de gratitud y esperanza; ese chilpayatito cobijado por el aliento de una vaca y un burro  vino a regalarnos  LA VIDA ETERNA que muchos despistados han pretendido encontrar en otros medios.

Hay dos películas de Steven Spielberg que tocan este tema y retratan la estupidez de muchos ambiciosos que siguen queriendo “ser como dioses”…

La película de  Los cazadores del Arca perdida, sin querer muestra el error de suponer que la posesión del Arca de la Alianza podía convertir nada menos que a Dios, en rehén de caprichos humanos.

La última Cruzada equipara el Santo Grial con  la lámpara de Aladino, como si encontrar y poseer esa copa de la Última Cena, pudiera hacer que Jesucristo se convirtiera en un genio cautivo obligado a concedernos deseos estúpidos.

Con motivo de las restricciones sanitarias implementadas con motivo de la pandemia que muchos niegan y otros cuestionan mientras los panteones y los hospitales ya no dan abasto,  tenemos la oportunidad extraordinaria de VIVIR UNA NAVIDAD EXCEPCIONAL, EN FAMILIA, CON LA SAGRADA FAMILIA AL CENTRO DE NUESTRAS CASAS.

¿Por qué motivo seguimos vivos nosotros; usted y yo, mientras cientos de miles de hermanos nuestros son reportados como víctimas del novedoso virus?

Esta Navidad es una ocasión inmejorable para AGRADECER cada minuto de vida; cada día de vida que nos permite la posibilidad de reparar faltas y compartir bendiciones.

La Navidad es una ocasión privilegiada para agradecer que el pequeño Jesus de Nazaret nacido de Nuestra Madre, la Virgen María es la respuesta viva de Nuestro Padre Dios prodigándonos Su Amor infinito en pago de nuestra rebelión.

¿Queremos la vida eterna?

El secreto es bastante sencillo y accesible: YA LA TENEMOS, con tan solo aceptarla y agradecerla.

La Navidad es la fiesta por el Nacimiento de Cristo que vive   y permanece con nosotros hasta el final de los tiempos; Cristo que volverá en gloria y majestad como lo prometió a sus discípulos.

No festejamos el expreso de Walt Disney ni el advenimiento del oso dela Coca-Cola; no se trata de unas “fiestas decembrinas” sin el anfitrión que es Dios Mismo.

Quienes quieran celebrar el solsticio de invierno, o cualquier otra fiesta, están en su pleno derecho, pero LA NAVIDAD es la fiesta de nuestro rescate, de nuestra salvación es LA FIESTA DE CRISTO REY.

No es cualquier cosa.

Propongo que recemos por quienes estan sufriendo hoy en cualquier parte del mundo y por cualquier causa;

Propongo que recemos para agradecer  las bendiciones que recibimos cada día desde que abrimos los ojos a la nueva luz.

FELIZ NAVIDAD Y QUE DIOS NOS BENDIGA A TODOS SIN EXCEPCIÓN.

______________________________

Stahringen am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

Navidad de 2020

La Navidad de este año nos permite la oportunidad de valorar y agradecer.

Cada nuevo día que Dios me regala al despertar, me hace pensar en los muchísimos hermanos nuestros que  están muriendo no solamente por la famosísima pandemia sino por las otras muchas causas injustas que hemos olvidado.

Olvidamos a las víctimas de guerras, esclavitud, prostitución, abuso, explotación, persecución  y otras muchas enfermedades que ni siquiera deberían ser mortales pero lo son por causas injustificables.

Olvidamos los cientos de  miles de m

Olvidamos que los muertos de hambre existen y ahora se les suman los muertos de sed, mientras el agua potable por fin se cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, en pleno Wall Street; el agua por fin es una commodity.

Comentarios
object(WP_Query)#18032 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59452) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59452) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18138 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18040 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18164 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (59452) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18067 (24) { ["ID"]=> int(64367) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-22 08:55:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-22 13:55:25" ["post_content"]=> string(11831) "Sin lugar a dudas, al igual que otros sectores del país, el sector Salud enfrenta una crisis que raya en lo patético. Si bien el 1 de diciembre del 2018, fecha en que inició la nefasta administración de López y su fallida 4T, este sector ya estaba en condiciones lamentables, las ocurrencias, imposiciones, inexperiencia y enorme falta de capacidad de quienes fueron designados responsables en este sector, han venido a crear esta, repito, patética situación.  No podemos dejar de mencionar que los funcionarios principales de este sector no son ni por mucho los más idóneos, ni los más preparados y mucho menos, los más experimentados. Y si a ello le sumamos que deben estar siempre empinados y supeditados a las ocurrencias del Patrón, un negro futuro se vislumbra. Iniciaron mal con la desaparición del Seguro Popular e imponer en su lugar al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI). Se dejó clara su inexperiencia al no tener un diseño y estructura que supliera al Seguro Popular. López designó como Director del INSABI a su amigo y paisano, Juan Antonio Ferrer, quien no tiene la más mínima idea de qué y cómo hacerlo; no tiene las reglas de operación correspondientes y para acabarla de ching… su especialidad es la Antropología. Aplicando lo que dicen los jóvenes hoy en día: NPI.  Y envueltos en una estela de corrupción (esa que López afirma todos los días que ya desapareció), en el cambio del Seguro Popular a INSABI queda flotando una enorme duda. Si el Seguro Popular tenía asignado un presupuesto para el 2019, que lógicamente debería haber utilizado el INSABI, se comenta que tomaron el Fondo para protección de gastos catastróficos del Seguro Popular, 40 mil millones de pesos para su creación. Obvio de eso, nada comenta López en sus mañaneras. Siguiendo su estela de tumbos y ocurrencias, les cayó la pandemia y eso aceleró la crisis en este sector, dado que, para no variar y perder la costumbre, la pandemia ha sido pésimamente mal manejada. Comenzaron tarde en tomar medidas, no aplicaron ni aplican los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y como dice una de las famosas canciones de Emmanuel: “Todo se derrumbó”. La fatal consecuencia es que hay alrededor de 214 mil fallecidos por Covid, con la enorme duda de que esa cantidad puede ser en realidad el triple o más. En esa patética crisis y negra realidad, el pasado 20 de abril del 2021, nos enteramos de que según los datos del Sistema de Información en Salud de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (Sisver), existe un exceso de mortalidad, que se refiere los fallecimientos que no se esperaban, pero ocurrieron durante la pandemia, alcanzando 444 mil 722 registros hasta el 6 de marzo del 2021, y si bien no todos los muertos fueron por coronavirus, estos datos nos permite darnos cuenta de la crisis sanitaria en México. La estadística muestra que, para el 6 de marzo del 2021, el gobierno reportaba oficialmente 196 272 defunciones confirmadas por Covid-19, representando una diferencia de 248 450 muertes respecto al exceso total registrado hasta el momento.  Hasta esa fecha, uno de cada 283 residentes de México, murió a causa de la pandemia, ya sea porque enfermó de Covid-19 o, peor aún, por falta de atención médica, la suspensión de tratamientos crónicos o accidentes que no pudieron atenderse debido a la saturación en hospitales provocada por la crisis sanitaria, de acuerdo a la última actualización del reporte de exceso de mortalidad de la Secretaría de Salud federal (SSa). El informe, reconoce que en México han ocurrido 444 mil 722 muertes más de las esperadas en los últimos 12 meses, una cifra que representa un subregistro de dos decesos extras por cada uno que fue confirmado por Covid-19 ante el Sistema de Información en Salud de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (Sisver). Pero, la proporción de muertes en exceso por el nuevo coronavirus cambia si se toma en cuenta la información de la base de datos del Registro Nacional de Población (Renapo), en la que 71.1% de esos registros son de personas que fallecieron por Covid-19, representando un total de 316 mil 344 víctimas directas de la pandemia en México. La Ciudad de México tiene el más alto número de muertes en exceso con 87 mil 702 víctimas, cifra que difiere por 22 mil 505 registros con la que presentaron autoridades capitalinas el domingo 18 de abril del 2021, con una fecha de corte más reciente, por lo que el nivel de subregistro en la CDMX es altamente variable.  PATÉTICA REALIDAD Al respecto de la realidad del sector salud, Darío Celis en su columna “La Cuarta Transformación”, del 21 de abril del 2021 en El Financiero, La crisis del sector salud”, señala:  “Con la aparición del Covid en México, los padecimientos del sistema público de salud quedaron expuestos y se agravaron por las decisiones erróneas del gobierno de la 4T en la compra de medicamentos, pérdida de la cobertura por el desempleo y la eliminación de las consultas médicas para los pacientes. “En el último año los más de cien centros del sistema del sector salud, a causa de la pandemia o de manera deliberada, las clínicas y hospitales redujeron entre 42% y 49% las consultas a los derechohabientes de enfermedades como cáncer, hipertensión, obesidad y otras crónico-degenerativas. “Esta es la razón principal de la disminución de la compra de medicamentos por parte del gobierno y de la eventual escasez de oferta en algunas áreas terapéuticas de atención a la población. Una segunda razón es la anarquía en las compras públicas que ha provocado la alianza Unops-Insabi. “Si es cierto lo que afirman Acción Ciudadana contra la Pobreza, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias y México Evalúa sobre el sistema de consultas médicas para los derechohabientes en el sector salud, estamos frente al colapso del modelo generado por la 4T. “1.- El sistema de salud excluye a 33 millones de mexicanos (el 26% de la población) y con ello se profundiza la brecha social, afectando a los más pobres “2.- Solamente el 45% de la población, es decir, 56 millones de personas, está afiliada a algún servicio de salud de la seguridad social, como el IMSS, ISSSTE, los institutos estatales, Marina y Defensa Nacional; un 27%, o sea, 33.8 millones de personas, dependen de otros sistemas públicos, como el mismo Insabi, y apenas un 2% tiene acceso a un seguro privado o a algún otro sistema particular. “3.- El 26% restante carece de un sistema de salud, pero lo peor es que del total de la población afiliada al IMSS, el 34% recurre a los consultorios de las farmacias privadas y lo mismo ocurre con el 41% de los inscritos en los otros sistemas públicos. “4.- Uno de los principales problemas del sistema es que está ausente una expresa y sistemática política de salud pública dirigida a la prevención, por lo que la atención está concentrada en atender los problemas que llegan ya a las etapas terminales, donde se enfrenta el 80% de las enfermedades, en lugar de hacerlos desde la etapa temprana en la que es mucho más barato y fácil detener las enfermedades. “Los organismos sociales mencionados apuntan que México es de los países de la OCDE que menos gasta en salud, pues sólo destina el 2.8% del PIB, cuando el promedio de estos países es de 6.6%, lo cual se refleja en las debilidades del sistema, como la falta de hospitales y de recursos humanos calificados suficientes para atender las necesidades de los pacientes. “Además de los pocos recursos asignados al sector salud y el desplazamiento de la atención del resto de los padecimientos, la crisis económica subsecuente determinó que el porcentaje de ocupados que no tiene derecho a los servicios de salud llegó al 62.3%, cinco puntos porcentuales más que en todo el período neoliberal (2006-2020). “Y como cereza del pastel del Covid: el 8.2% de personal ocupado perdió su empleo y por lo tanto su afiliación a los sistemas de salud”. De terror lo que en estos dos años y cinco meses ha sucedido en el país y particularmente en el sector salud. Qué grave y preocupante que quien convenció a 30 millones de ilusos de votar por MORENA, no tome en cuenta ni le importe la salud y la vida de los mexicanos. Por ello vuelvo a preguntar: ¿para eso le dieron su voto a López y MORENA? ¿Seguirán apoyándolos?  " ["post_title"]=> string(45) "De Frente Y Claro | CRISIS EN EL SECTOR SALUD" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "de-frente-y-claro-crisis-en-el-sector-salud" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-22 08:55:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-22 13:55:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64367" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18131 (24) { ["ID"]=> int(64723) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-30 08:46:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-30 13:46:51" ["post_content"]=> string(6521) "El espectáculo de las campañas políticas previas a la elección del próximo 6 de junio es deplorable.  Que alguien les explique a los miles de candidatos que demoler los cimientos de la democracia puede resultar demasiado caro para las generaciones futuras… aunque reconozco mi ingenuidad al suponer que podría importarles.   No suelo escribir sobre política porque hay extraordinarios especialistas que saben más y mejor del tema; sin embargo, hoy interrumpo el hilo de mis temáticas habituales, movido por una profunda preocupación.  Como ciudadano, mucho más que entusiasmado con la fiesta democrática que debíamos celebrar el próximo domingo 6 de junio, estoy confundido e impactado ante el desarrollo y rumbo que toman las campañas, tanto federales como locales.  Si nuestra clase política se corresponde con el nivel del debate, propuesta y discusión mostrada hasta ahora, sin importar quien gane, de una cosa estoy seguro: el país está en peligro.   De cara a las elecciones del próximo junio, el escenario se percibe tan turbio, tan revuelto y tan confuso que no alcanzo discernir con claridad si de verdad está en riesgo la democracia  y la institucionalidad del país ante la amenaza inminente del regreso a un régimen autoritario, como asegura la oposición o si, por el contrario, lo que está en riesgo es la posibilidad de malograr la transformación nacional hacia un país próspero y sin corrupción como asegura el partido en el poder.  En gran medida no sabemos con certeza nada de lo anterior porque de nada de esto se habla en las campañas. Pensemos en el nivel Federal: no sabemos qué proyectos de ley piensan apoyar los de un bando u otro, no queda claro hasta dónde están dispuestos a llegar, qué instituciones respetan y cuáles no o qué clase de México tienen en la cabeza cuando aseguran encarnar la “transformación” o cuando afirman que buscan salvarnos de dicha “transformación”.  Más allá de frases y eslóganes huecos que prometen cambio, seguridad, “estar mejor” y generalidades por el estilo, promesas que la mayor parte de las veces ni siquiera depende de ellos, no hay nada más. Las campañas políticas se parecen cada vez más a un concurso de artistas aficionados en busca de followers y cada vez menos a una contienda de ideas donde se busca contrastar visiones diferentes de nación para que el votante pueda decidir.  No sé si está en riesgo la democracia, pero lo que sin duda está riesgo es la integridad, la inteligencia, la ética, el sentido común y la vergüenza. Candidatos que salen de ataúdes, bailes en los semáforos, videos con celebridades, candidato a gobernador que recrea con su esposa a Di Caprio en Titanic, drones pidiendo el voto, fotos comparándose con Obama… anuncios y promocionales en medios y redes sociales vacíos por completo de contenido, donde lo más que se puede discernir de ellos son “ideas” tan básicas como: “Está con madre ser de Monterrey”, “Yo soy progresista”,  “Todo va a estar mejor… ponte nuevo… ponte león… ponte puro Nuevo León” o “El profe trae el cambio”.  El país, sumergido aún en la pandemia, cruza el umbral de la que podría ser la peor crisis económica, social e institucional de las últimas décadas, y me deja atónito que a ninguno de los miles y miles de candidatos que buscan alguno de los más de 21 000 puestos de elección popular en disputa parezca importarles en lo absoluto.  El espectáculo abominable de las campañas políticas, de desinformación, de mentira, de encono, de resentimiento, de banalización, vulgarización, trivialización y frivolidad y de abierta y descarnada lucha por el poder, por el poder en sí, sin importar los medios, francamente aterra y alarma.  Quizá lo que más me asusta del tema es que, desde mi perspectiva, es mucho lo que está en juego, tanto para la democracia en sí como para el proyecto de país que habrá de desplegarse cuando menos la próxima década, mientras que la calidad de la contienda, de la propuesta y de los candidatos no se corresponde con el momento histórico.  Y también, hay que decirlo, como electores dejamos mucho que desear al evitar la exigencia de propuestas inteligentes y realizables y hacerles el juego celebrándoles el tono y el supuesto “ingenio”, como si las campañas políticas fueran parte de un festival de improvisación y comedia en busca de “talento” amateur, en vez de lo que deberían ser: la herramienta principal para exponer ideas, propuestas serias y proyectos de nación.  Tanto quienes son candidatos, como quienes participamos como electores, tenemos que ser conscientes de que de un ejercicio democrático tan limitado, muy poco puede salir. El futuro se articula a partir de la acumulación de pequeñas y grandes acciones. Con cada jornada como la del próximo 6 de junio se construye una nación. De lo que ocurra en pocas semanas tendremos, cada quien en su nivel, un grado de responsabilidad.   Dentro de unos años, cuando se manifieste en la vida de los ciudadanos lo que inevitablemente se manifestará, ante la pobreza a priori del material humano y político en contienda, no nos digamos sorprendidos. La democracia se construye ladrillo a ladrillo y no parece que de los 21 000 que vamos a poner este junio, haya demasiada calidad y consistencia.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(48) "El lamentable espectáculo de las campañas 2021" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "el-lamentable-espectaculo-de-las-campanas-2021" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-30 11:10:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-30 16:10:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64723" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18067 (24) { ["ID"]=> int(64367) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-22 08:55:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-22 13:55:25" ["post_content"]=> string(11831) "Sin lugar a dudas, al igual que otros sectores del país, el sector Salud enfrenta una crisis que raya en lo patético. Si bien el 1 de diciembre del 2018, fecha en que inició la nefasta administración de López y su fallida 4T, este sector ya estaba en condiciones lamentables, las ocurrencias, imposiciones, inexperiencia y enorme falta de capacidad de quienes fueron designados responsables en este sector, han venido a crear esta, repito, patética situación.  No podemos dejar de mencionar que los funcionarios principales de este sector no son ni por mucho los más idóneos, ni los más preparados y mucho menos, los más experimentados. Y si a ello le sumamos que deben estar siempre empinados y supeditados a las ocurrencias del Patrón, un negro futuro se vislumbra. Iniciaron mal con la desaparición del Seguro Popular e imponer en su lugar al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI). Se dejó clara su inexperiencia al no tener un diseño y estructura que supliera al Seguro Popular. López designó como Director del INSABI a su amigo y paisano, Juan Antonio Ferrer, quien no tiene la más mínima idea de qué y cómo hacerlo; no tiene las reglas de operación correspondientes y para acabarla de ching… su especialidad es la Antropología. Aplicando lo que dicen los jóvenes hoy en día: NPI.  Y envueltos en una estela de corrupción (esa que López afirma todos los días que ya desapareció), en el cambio del Seguro Popular a INSABI queda flotando una enorme duda. Si el Seguro Popular tenía asignado un presupuesto para el 2019, que lógicamente debería haber utilizado el INSABI, se comenta que tomaron el Fondo para protección de gastos catastróficos del Seguro Popular, 40 mil millones de pesos para su creación. Obvio de eso, nada comenta López en sus mañaneras. Siguiendo su estela de tumbos y ocurrencias, les cayó la pandemia y eso aceleró la crisis en este sector, dado que, para no variar y perder la costumbre, la pandemia ha sido pésimamente mal manejada. Comenzaron tarde en tomar medidas, no aplicaron ni aplican los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y como dice una de las famosas canciones de Emmanuel: “Todo se derrumbó”. La fatal consecuencia es que hay alrededor de 214 mil fallecidos por Covid, con la enorme duda de que esa cantidad puede ser en realidad el triple o más. En esa patética crisis y negra realidad, el pasado 20 de abril del 2021, nos enteramos de que según los datos del Sistema de Información en Salud de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (Sisver), existe un exceso de mortalidad, que se refiere los fallecimientos que no se esperaban, pero ocurrieron durante la pandemia, alcanzando 444 mil 722 registros hasta el 6 de marzo del 2021, y si bien no todos los muertos fueron por coronavirus, estos datos nos permite darnos cuenta de la crisis sanitaria en México. La estadística muestra que, para el 6 de marzo del 2021, el gobierno reportaba oficialmente 196 272 defunciones confirmadas por Covid-19, representando una diferencia de 248 450 muertes respecto al exceso total registrado hasta el momento.  Hasta esa fecha, uno de cada 283 residentes de México, murió a causa de la pandemia, ya sea porque enfermó de Covid-19 o, peor aún, por falta de atención médica, la suspensión de tratamientos crónicos o accidentes que no pudieron atenderse debido a la saturación en hospitales provocada por la crisis sanitaria, de acuerdo a la última actualización del reporte de exceso de mortalidad de la Secretaría de Salud federal (SSa). El informe, reconoce que en México han ocurrido 444 mil 722 muertes más de las esperadas en los últimos 12 meses, una cifra que representa un subregistro de dos decesos extras por cada uno que fue confirmado por Covid-19 ante el Sistema de Información en Salud de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (Sisver). Pero, la proporción de muertes en exceso por el nuevo coronavirus cambia si se toma en cuenta la información de la base de datos del Registro Nacional de Población (Renapo), en la que 71.1% de esos registros son de personas que fallecieron por Covid-19, representando un total de 316 mil 344 víctimas directas de la pandemia en México. La Ciudad de México tiene el más alto número de muertes en exceso con 87 mil 702 víctimas, cifra que difiere por 22 mil 505 registros con la que presentaron autoridades capitalinas el domingo 18 de abril del 2021, con una fecha de corte más reciente, por lo que el nivel de subregistro en la CDMX es altamente variable.  PATÉTICA REALIDAD Al respecto de la realidad del sector salud, Darío Celis en su columna “La Cuarta Transformación”, del 21 de abril del 2021 en El Financiero, La crisis del sector salud”, señala:  “Con la aparición del Covid en México, los padecimientos del sistema público de salud quedaron expuestos y se agravaron por las decisiones erróneas del gobierno de la 4T en la compra de medicamentos, pérdida de la cobertura por el desempleo y la eliminación de las consultas médicas para los pacientes. “En el último año los más de cien centros del sistema del sector salud, a causa de la pandemia o de manera deliberada, las clínicas y hospitales redujeron entre 42% y 49% las consultas a los derechohabientes de enfermedades como cáncer, hipertensión, obesidad y otras crónico-degenerativas. “Esta es la razón principal de la disminución de la compra de medicamentos por parte del gobierno y de la eventual escasez de oferta en algunas áreas terapéuticas de atención a la población. Una segunda razón es la anarquía en las compras públicas que ha provocado la alianza Unops-Insabi. “Si es cierto lo que afirman Acción Ciudadana contra la Pobreza, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias y México Evalúa sobre el sistema de consultas médicas para los derechohabientes en el sector salud, estamos frente al colapso del modelo generado por la 4T. “1.- El sistema de salud excluye a 33 millones de mexicanos (el 26% de la población) y con ello se profundiza la brecha social, afectando a los más pobres “2.- Solamente el 45% de la población, es decir, 56 millones de personas, está afiliada a algún servicio de salud de la seguridad social, como el IMSS, ISSSTE, los institutos estatales, Marina y Defensa Nacional; un 27%, o sea, 33.8 millones de personas, dependen de otros sistemas públicos, como el mismo Insabi, y apenas un 2% tiene acceso a un seguro privado o a algún otro sistema particular. “3.- El 26% restante carece de un sistema de salud, pero lo peor es que del total de la población afiliada al IMSS, el 34% recurre a los consultorios de las farmacias privadas y lo mismo ocurre con el 41% de los inscritos en los otros sistemas públicos. “4.- Uno de los principales problemas del sistema es que está ausente una expresa y sistemática política de salud pública dirigida a la prevención, por lo que la atención está concentrada en atender los problemas que llegan ya a las etapas terminales, donde se enfrenta el 80% de las enfermedades, en lugar de hacerlos desde la etapa temprana en la que es mucho más barato y fácil detener las enfermedades. “Los organismos sociales mencionados apuntan que México es de los países de la OCDE que menos gasta en salud, pues sólo destina el 2.8% del PIB, cuando el promedio de estos países es de 6.6%, lo cual se refleja en las debilidades del sistema, como la falta de hospitales y de recursos humanos calificados suficientes para atender las necesidades de los pacientes. “Además de los pocos recursos asignados al sector salud y el desplazamiento de la atención del resto de los padecimientos, la crisis económica subsecuente determinó que el porcentaje de ocupados que no tiene derecho a los servicios de salud llegó al 62.3%, cinco puntos porcentuales más que en todo el período neoliberal (2006-2020). “Y como cereza del pastel del Covid: el 8.2% de personal ocupado perdió su empleo y por lo tanto su afiliación a los sistemas de salud”. De terror lo que en estos dos años y cinco meses ha sucedido en el país y particularmente en el sector salud. Qué grave y preocupante que quien convenció a 30 millones de ilusos de votar por MORENA, no tome en cuenta ni le importe la salud y la vida de los mexicanos. Por ello vuelvo a preguntar: ¿para eso le dieron su voto a López y MORENA? ¿Seguirán apoyándolos?  " ["post_title"]=> string(45) "De Frente Y Claro | CRISIS EN EL SECTOR SALUD" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "de-frente-y-claro-crisis-en-el-sector-salud" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-22 08:55:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-22 13:55:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64367" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(31) ["max_num_pages"]=> float(16) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "259f24aa0b3be1faaf7f951b0e69039c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

De Frente Y Claro | CRISIS EN EL SECTOR SALUD

Sin lugar a dudas, al igual que otros sectores del país, el sector Salud enfrenta una crisis que raya en lo patético....

abril 22, 2021

El lamentable espectáculo de las campañas 2021

El espectáculo de las campañas políticas previas a la elección del próximo 6 de junio es deplorable.  Que alguien les explique a...

abril 30, 2021




Más de categoría

Mi pesar… tu pesar… nuestro pesar

Mi corazón, como el tuyo, se encuentra desesperado. No hay ni para dónde voltear porque la desgracia, la tragedia...

mayo 6, 2021

¿Quién es Florencia Serranía Soto?

Después de la catástrofe de los vagones de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, que...

mayo 6, 2021

La austeridad mal entendida deja 23 muertos. Las trampas de la 4T

La política de austeridad generalizada puede provocar situaciones de negligencia criminal en materia de salud, transporte y seguridad, tal...

mayo 6, 2021

El naranja que es rojo, pero parece amarillo y aspira a ser verde

Desde el inicio de las campañas electorales al día de hoy, el país se ha movido de tener dos...

mayo 6, 2021