El presidente se enreda cada vez más en la mañanera

El presidente se enreda cada vez más en la conferencia de Palacio Nacional, dedicada en la mayoría del tiempo a peleas estériles.

28 de julio, 2022

En la mañana del martes 26 de julio López Obrador reclamó el derecho a decirle “Hitleriano” al publicista y comentarista Carlos Alazraki, porque dijo que él lo había comparado con Hitler, Musolini y Stalin. De hecho le reclamó a Enrique Krauze el censurar el comentario presidencial, a lo que el escritor respondió en su cuenta de twitter con un audio de 2008 donde lo defendió cuando sus adversarios políticos lo compararon con Hitler.

El lunes 25 exhibió a un piloto de Aeroméxico por informar en pleno vuelo un segundo intento de aterrizaje, porque la pista asignada tenía un “cráter” (bache), para dirigirse a la segunda pista del Aeropuerto de la Ciudad de México. López Obrador interpretó el anuncio como un intento del piloto por amotinar a los pasajeros en su contra.

También dijo que el Almirante Rafael Ojeda le informó que otro piloto anunció en el altavoz del avión las dificultades del AICM como parte de un plan para trasladar la operación aérea al Aeropuerto Felipe Ángeles.

El jueves y el lunes pasados dos periodistas mujeres lo enfrentaron por los privilegios de la conferencia a periodistas que “le dan por el lado”, exhibiendo a Jesús Ramírez Cuevas como un censor que sobre limita a periodistas críticos, a lo que el presidente respondió que le daban desconfianza los llamados periodistas independientes.

Este lunes el presidente le dijo a la periodista de Proceso nunca estuvo de acuerdo con Julio Scherer quien decía que “los periodistas no deben tomar partido”, y se solidarizó con los periodistas a los que llaman paleros, porque defienden a la Cuarta Transformación.

De igual forma atacó a los que llama “pseudoambientalistas” y a abogados constitucionalistas que aseguran que decretar asunto de “Seguridad Nacional” al Tren Maya es contra la ley, y podrán fácilmente echárselo abajo.

El miércoles de la semana pasada el Presidente respondió con Chico Che a la revisión de Estados Unidos y Canadá a las políticas energéticas de México que afectan al TLC, y reclamó a las empresas de México que exigen el cumplimiento del Estado de Derecho con la frase: “Estoy sorprendido de tantos traidores a la patria que hay en nuestro país”.

El martes estuvo el cantautor cubano Amaury Pérez en la mañanera para cantar y reconocerlo por la valiente defensa de Cuba y decirle que el pueblo cubano lo ama.

Batallas libradas por AMLO en la Mañanera:

  • Contra las Clases Medias
  • Contra el INE, UNAM, CIDE, Coneval, Cofece, Cofeco, etcétera
  • Contra los padres de niños con cáncer
  • Contra médicos que reclaman medicinas, equipo y la presencia de médicos cubanos con salarios mucho mayores.
  • Contra grupos feministas.
  • Contra los jesuitas y la Iglesia Católica en general.
  • Contra la mayoría de medios de comunicación y periodistas. 
  • Contra empresarios no alineados.
  • Contra ambientalistas
  • Contra mexicanos que estudian en el extranjero
  • Contra la comunidad judía

 

Comentarios


object(WP_Query)#16262 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81533) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81533) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16266 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16264 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16265 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-06 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81533) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16263 (24) { ["ID"]=> int(83759) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-27 11:29:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 16:29:23" ["post_content"]=> string(5508) "“Las mujeres que aman demasiado”, vaya título para un libro. Sin duda, cinco palabras que engloban el contenido total del tratado escrito por Robin Norwood en 1985. Recuerdo haberlo leído en 1999, cuando estaba embarazada de mi primogénita. Por alguna razón decidí leer este libro y no alguno sobre maternidad efectiva, dietas y consejos de las abuelas (no menos importantes). Cuántas respuestas dio a mi vida esta lectura, después de tantos años siguen vigentes todas sus primicias, como cuán importante es según el texto no anteponer el amor a la pareja antes que la propia vida. Muchas mujeres no logran entenderlo nunca. Camila no lo entendió jamás. Camila Parker Bowles no ha tenido siquiera la oportunidad de recuperar su nombre original. Sigue siendo llamada, después de 27 años de haberse divorciado, por el nombre que se le asignó al casarse a los 26 años con su entonces marido. Pocos conocen su verdadero nombre, mucho menos su origen, ni saben sobre sus estudios en literatura y su trabajo incansable en pro de la alfabetización y promoción de la lectura y empoderamiento de la mujer. Camila tuvo la mala suerte de conocer al príncipe Carlos cuando ella tenía 23 años y enamorarse perdidamente de él, tener que renunciar a su anhelo genuino de ser su esposa y formar una familia por ser Católica y no Anglicana como el heredero a la corona y verlo partir a hacer su servicio Naval. Camila intentó también hacer una vida en pareja sabiendo siempre que no podría hacerlo con el hombre que amaba más allá que a su propia vida. Camila Rosemary Sand, hija de un comandante del ejército Británico, esposa de un Aristócrata que la volvería a bautizar con su nombre de casada, anulando así cualquier historia o esencia que ella pudiese tener y madre de dos hijos, fue por treinta años la amante del príncipe Carlos. Pasará a la historia como “La Otra”, como la mujer que arruinó el matrimonio de Carlos y Diana, como la tercera persona, la bruja y la mala de la historia. No estoy de ninguna manera a favor de la infidelidad, no defiendo ni acusó la moralidad de otras personas que además son completamente ajenas a mi realidad. No soy una experta en monarquía, mucho menos en farándula, solo pienso en Camila como una mujer que amó demasiado y que encontró el veneno y la cura en la misma persona. Desconozco y sería incapaz de emitir un juicio de valor en contra de la Princesa Diana, mucho menos me interesa conocer a profundidad los chismes y los escándalos sociales de la realeza británica ni de ninguna otra. Hoy solo pienso que amar a un hombre en un palacio, siendo aclamada y amada por haber nacido con una gran belleza física y una carismática personalidad, que ser idolatrada por un pueblo cada que sonríes y ves de soslayo a tu esposo, sosteniendo un delicado bouquet de flores, portando las  más exquisitas joyas, los más finos trajes de diseñador confeccionados para ti, sabiendo que tus hijos son príncipes desde el momento justo de ser concebidos, que uno de ellos será el rey del Reino Unido, que accederán a una educación especial, que jamás padecerán por tener que esperar o trabajar para comer, que cada día de sus vidas serán asistidos, cuidados y venerados por nacer con el derecho divino que significa ser parte de la nobleza. Que tú y tu familia tendrán siempre acceso a los máximos lujos, a la mejor atención médica del mundo, a la vida más cómoda, superior a cualquier cuento de hadas que hayas escuchado en toda tu vida, amar así no debe ser tan difícil. Amar desde la sombra, siendo señalada siempre, repudiada, criticada, vituperada, caricaturizada, porque sin duda el máximo pecado que cometió Camila no fue ser la amante de un hombre, su peor pecado fue no ser hermosa y joven, porque si ella hubiese competido en belleza y gracia con la princesa, otra historia contaríamos todos los que sin conocerla la hemos juzgado. Ella no tuvo más remedio que amarlo con todo el mundo en contra, sin nada a su favor, con la infinita desolación de las mujeres que aman demasiado, sin razón, son lógica, sin defensa. Ella lo ha amado sin corona, en la salud y en la enfermedad, en la juventud y ahora en la madurez, sin condiciones y sin esperar nada a cambio. Ahora ella por voluntad de la Reina Isabel ll es la nueva reina consorte, pero sigue siendo llamada por el nombre de un matrimonio que terminó hace casi treinta años. Aguantó nueve años más y lleva casada con él ahora monarca Carlos lll diecisiete años. Nunca dejó de ser la mala, sus hijos, hijos de su primer matrimonio no tienen relación con la monarquía, llevan una vida normal, estudiaron y trabajan, hacen su vida como cualquier ciudadano que vive del fruto de su esfuerzo. Ella no tuvo la boda más vista de la historia, no llegó al altar flotando entre seda y pétalos de flor, no vivió el cuento de princesas que también escuchó de niña. Ella solo lo amó más allá de sus propias fuerzas. Ella es Thais y vivirá siempre a la sombra de la bella Lucrecia." ["post_title"]=> string(68) "Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado" ["post_excerpt"]=> string(159) "“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de lo mismo que culpáis”. -Sor Juana Inés de La Cruz (1648-1695). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(67) "camila-parker-y-la-reivindicacion-de-las-mujeres-que-aman-demasiado" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-27 11:29:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 16:29:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83759" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16239 (24) { ["ID"]=> int(83046) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-07 14:29:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 19:29:36" ["post_content"]=> string(4749) "Una revisión de nuestros grupos de interacción social más inmediatos nos permitiría darnos cuenta de que nuestra vida cotidiana no es de integración única a la mayoría, quizá formamos parte de una minoría religiosa que se inserta dentro de una sociedad con una práctica religiosa mayoritaria, o tal vez formamos parte de una minoría étnica que vive en una región dominada por otro grupo.  O tal vez se forma parte de la minoría de personas que se dedica a una actividad laboral específica, que tiene un rango de ingresos determinados, o de un sector social que se ha reunido en torno al gusto por la práctica de algún deporte, por escuchar un género musical.  La aceptación de nuestra condición de minoría es básica para generar procesos de adaptación al entorno inmediato que nos permitan vivir y crecer, pero también es necesaria para ver a nuestro entorno de forma crítica a partir de la cual despertará en nosotros la necesidad de impulsar el desarrollo de la comunidad minoritaria de la que formamos parte, la necesidad de promover leyes y programas de atención y respeto a esas minorías.   Esta perspectiva crítica ha impulsado movimientos sociales de grupos minoritarios que han modificado sus condiciones, otros han sostenido movimientos de resistencia frente a la agresividad y la intención de un grupo mayoritario de ocultar los problemas existentes.  Por otra parte, el reconocimiento a nuestra pertenencia a grupos minoritarios genera empatía con las minorías y sus luchas de resistencia, sus logros y los problemas de inserción a la vida social dominada por un sistema de valores diferente y mayoritario.  Los grupos minoritarios también forman parte de los antecedentes familiares, asociados tal vez a la migración, al grupo minoritario de europeos que migró a América durante los periodos de guerras en la Europa del siglo XX, o al grupo de africanos que mediante esclavitud llegó a lo que hoy es América Latina.  Perder la cualidad de ver el mundo desde la perspectiva de la minoría de la que formamos parte, puede ser común sí, pero también problemático. Las causas pueden ser diversas: una adaptación al entorno a partir de un alto desarrollo económico o la integración al poder político y la intención personal de negar y borrar esta condición.  Pero como vemos, perder la cualidad de ver al mundo desde la perspectiva del grupo minoritario del que formamos parte es perder la capacidad de ser empático, eludir nuestros antecedentes familiares, negarnos la posibilidad de impulsar leyes o programas que permitan una mejor integración y convivencia entre los diferentes grupos sociales, es perder la posibilidad de dar e impulsar el respeto a la identidad del que vive bajo esquemas culturales y sociales diferentes.  Desde el poder no se puede negar la existencia y dinámica cultural de las minorías, porque somos resultado de la constante interacción entre mayorías y minorías, importantes luchas que en varias ocasiones fueron ganadas por las minorías y generaron estructuras que han permitido mejorar nuestra condición cultural nacional.  Y desde nuestra condición de ciudadanos, la responsabilidad social no se debe perder, al contrario, se debe seguir cultivando en cualquiera de sus formas, convivencia, reconocimiento de nuestra pertenencia a un grupo minoritario, el impulso a mejorar las condiciones de desarrollo de un grupo o comunidad.  La diversidad cultural está sostenida, en mucho, a partir de los muy grandes procesos de mestizaje, de generación de prácticas culturales en cada época de nuestra historia, prácticas que en principio formaron parte de un grupo minoritario y que con el paso del tiempo, se hicieron prácticas culturales generalizadas en toda la sociedad. ¿Por qué no reconocer estos procesos sociales y nuestra propia condición de pertenencia a una minoría?  ¿De qué grupo grupos minoritarios formamos parte? Recuperemos la capacidad de ver nuestro entorno desde esos ojos y no nos neguemos el deber de actuar. Impulsemos estrategias individuales y sociales para lograr una mejor integración entre los diferentes sectores. Las condiciones sociales nacionales y mundiales de la actualidad lo hacen muy necesario. " ["post_title"]=> string(26) "El respeto a las minorías" ["post_excerpt"]=> string(172) "El respeto a las minorías es un principio de convivencia social que de forma implícita conlleva el respeto a uno mismo, debido a que todos formamos parte de una minoría." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "el-respeto-a-las-minorias" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-07 14:29:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 19:29:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83046" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16263 (24) { ["ID"]=> int(83759) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-27 11:29:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 16:29:23" ["post_content"]=> string(5508) "“Las mujeres que aman demasiado”, vaya título para un libro. Sin duda, cinco palabras que engloban el contenido total del tratado escrito por Robin Norwood en 1985. Recuerdo haberlo leído en 1999, cuando estaba embarazada de mi primogénita. Por alguna razón decidí leer este libro y no alguno sobre maternidad efectiva, dietas y consejos de las abuelas (no menos importantes). Cuántas respuestas dio a mi vida esta lectura, después de tantos años siguen vigentes todas sus primicias, como cuán importante es según el texto no anteponer el amor a la pareja antes que la propia vida. Muchas mujeres no logran entenderlo nunca. Camila no lo entendió jamás. Camila Parker Bowles no ha tenido siquiera la oportunidad de recuperar su nombre original. Sigue siendo llamada, después de 27 años de haberse divorciado, por el nombre que se le asignó al casarse a los 26 años con su entonces marido. Pocos conocen su verdadero nombre, mucho menos su origen, ni saben sobre sus estudios en literatura y su trabajo incansable en pro de la alfabetización y promoción de la lectura y empoderamiento de la mujer. Camila tuvo la mala suerte de conocer al príncipe Carlos cuando ella tenía 23 años y enamorarse perdidamente de él, tener que renunciar a su anhelo genuino de ser su esposa y formar una familia por ser Católica y no Anglicana como el heredero a la corona y verlo partir a hacer su servicio Naval. Camila intentó también hacer una vida en pareja sabiendo siempre que no podría hacerlo con el hombre que amaba más allá que a su propia vida. Camila Rosemary Sand, hija de un comandante del ejército Británico, esposa de un Aristócrata que la volvería a bautizar con su nombre de casada, anulando así cualquier historia o esencia que ella pudiese tener y madre de dos hijos, fue por treinta años la amante del príncipe Carlos. Pasará a la historia como “La Otra”, como la mujer que arruinó el matrimonio de Carlos y Diana, como la tercera persona, la bruja y la mala de la historia. No estoy de ninguna manera a favor de la infidelidad, no defiendo ni acusó la moralidad de otras personas que además son completamente ajenas a mi realidad. No soy una experta en monarquía, mucho menos en farándula, solo pienso en Camila como una mujer que amó demasiado y que encontró el veneno y la cura en la misma persona. Desconozco y sería incapaz de emitir un juicio de valor en contra de la Princesa Diana, mucho menos me interesa conocer a profundidad los chismes y los escándalos sociales de la realeza británica ni de ninguna otra. Hoy solo pienso que amar a un hombre en un palacio, siendo aclamada y amada por haber nacido con una gran belleza física y una carismática personalidad, que ser idolatrada por un pueblo cada que sonríes y ves de soslayo a tu esposo, sosteniendo un delicado bouquet de flores, portando las  más exquisitas joyas, los más finos trajes de diseñador confeccionados para ti, sabiendo que tus hijos son príncipes desde el momento justo de ser concebidos, que uno de ellos será el rey del Reino Unido, que accederán a una educación especial, que jamás padecerán por tener que esperar o trabajar para comer, que cada día de sus vidas serán asistidos, cuidados y venerados por nacer con el derecho divino que significa ser parte de la nobleza. Que tú y tu familia tendrán siempre acceso a los máximos lujos, a la mejor atención médica del mundo, a la vida más cómoda, superior a cualquier cuento de hadas que hayas escuchado en toda tu vida, amar así no debe ser tan difícil. Amar desde la sombra, siendo señalada siempre, repudiada, criticada, vituperada, caricaturizada, porque sin duda el máximo pecado que cometió Camila no fue ser la amante de un hombre, su peor pecado fue no ser hermosa y joven, porque si ella hubiese competido en belleza y gracia con la princesa, otra historia contaríamos todos los que sin conocerla la hemos juzgado. Ella no tuvo más remedio que amarlo con todo el mundo en contra, sin nada a su favor, con la infinita desolación de las mujeres que aman demasiado, sin razón, son lógica, sin defensa. Ella lo ha amado sin corona, en la salud y en la enfermedad, en la juventud y ahora en la madurez, sin condiciones y sin esperar nada a cambio. Ahora ella por voluntad de la Reina Isabel ll es la nueva reina consorte, pero sigue siendo llamada por el nombre de un matrimonio que terminó hace casi treinta años. Aguantó nueve años más y lleva casada con él ahora monarca Carlos lll diecisiete años. Nunca dejó de ser la mala, sus hijos, hijos de su primer matrimonio no tienen relación con la monarquía, llevan una vida normal, estudiaron y trabajan, hacen su vida como cualquier ciudadano que vive del fruto de su esfuerzo. Ella no tuvo la boda más vista de la historia, no llegó al altar flotando entre seda y pétalos de flor, no vivió el cuento de princesas que también escuchó de niña. Ella solo lo amó más allá de sus propias fuerzas. Ella es Thais y vivirá siempre a la sombra de la bella Lucrecia." ["post_title"]=> string(68) "Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado" ["post_excerpt"]=> string(159) "“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de lo mismo que culpáis”. -Sor Juana Inés de La Cruz (1648-1695). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(67) "camila-parker-y-la-reivindicacion-de-las-mujeres-que-aman-demasiado" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-27 11:29:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 16:29:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83759" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(59) ["max_num_pages"]=> float(30) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b16aaeeb7091fc2faf567928a6ec755c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de lo mismo que...

septiembre 27, 2022

El respeto a las minorías

El respeto a las minorías es un principio de convivencia social que de forma implícita conlleva el respeto a uno mismo, debido...

septiembre 7, 2022




Más de categoría

¿Qué va a llevar, Mamita?

La inflación en alimentos ha lacerado la economía de las familias mexicanas. ¿Serán suficientes las medidas tomadas por el...

octubre 3, 2022

Ya dejen dormir

71.4% de la población en México prefiere un horario estándar para todo el año, de acuerdo con una encuesta...

octubre 3, 2022

México: ¿paraíso de los cibercriminales? Ciberataques y ciberpoder

Austericidio, no invertir en ciberseguridad. Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es...

octubre 3, 2022

Firman Economía y FedEx México convenio para tarifas preferenciales

Con el fin de mejorar la logística de envíos desde Puebla al interior del país y el mundo, el...

octubre 2, 2022